Elisabeth Morelme Autor

Ángeles de la guarda en la era del “todo a un click”

¿Os habéis parado alguna vez a pensar en cómo eran las cosas cuando no había, como mínimo, un ordenador en cada casa y los móviles no eran más inteligentes que las...

Cabify y Uber vs. taxis

Hablemos de otra reciente polémica. No, Miguel Ricart ni es reciente ni me corresponde, se lo sigo dejando a Andrea M. Faya, los grandes jardines de la vida se los dejo a ella....

¿Tengo una “cita”? ¿Qué es una cita?

Hoy vengo con una entrada de las que les gustan a Uds., Señores míos. Que si escribo de algo serio no me hacen pajolero caso, solo (sin tilde, ok, lo acepto. PERO no me verán...

De los jóvenes de hoy en día y la pertenencia a bandas violentas

Les traigo hoy otro tema que necesito abordar desde hace tiempo ya pero que, por su complejidad y dado que no soy ninguna experta en la materia, he ido dejando de lado. Se trata...

Del uso (ir)responsable de las redes sociales.

El sábado se volvió a liar en Twitter (sí, llego tarde, ya lo sé). Te vas de vacaciones y en cuanto te quieres dar cuenta, te están llenando Whatsapp de capturas de pantalla....

Beyond everything

Si te has enamorado alguna vez en la vida, lo sabes. Cuando alguna gente me dice a veces yo no sé si me he enamorado alguna vez, automaticamente les contesto que no, que no lo...

Cobarde

Que no lo sepa nadie. Pero no me guardes en el armario, yo cuando amo quiero gritarlo a los cuatro vientos, quiero que cada partícula del universo vibre con la felicidad que...

Maternidad y paternidad amargas: tener un hijo con una enfermedad “rara”

Cuando una mujer se queda embarazada, su primer pensamiento siempre es que venga niño o que venga niña, lo importante es que venga sano. Desafortunadamente, ese no es siempre el...

El buen criterio (o la ausencia de él) a la hora de elegir amigos y pareja

Amigos, vengo hoy con una entrada reflexiva. A la luz del análisis de unos acontecimientos en mi vida, he hecho repaso de las relaciones, de distinto tipo, que he tenido a lo...

Las gatas se parecen a sus dueñas

Veréis, como ya os dije yo tengo cuatro gatos. Habrá a quien le parezca una locura y quien crea que no es para tanto. Yo asumo lo que es vivir rodeada de gatos: los pelos, que...