Bautizar o no y las comuniones civiles

Escrito por | Actualidad, Mapaternidad

Y fijáos que no digo hacer la comunión, que es lo que les llama la atención a los niños. Hablo del sacramento del bautismo.

Mi hijo no está bautizado porque soy atea, me casé por lo civil y me pareció incoherente celebrar algo en lo que no creo para que reciba regalos, se junten familia o amigos o para presentarlo en sociedad. Para eso, ya están los cumpleaños.

Veo perfecto que quien sea creyente bautice, ¡faltaría más! Lo que no entiendo es hacerlo porque siempre se ha hecho, para contentar a la suegra o “para que no sea diferente al resto”. Cuando me dijeron esto último me hizo muchísima gracia, porque un amigo me acababa de comentar que en la clase de su sobrino, de 30 niños comulgaron 10.

Bueno, ahora es pequeño y mi hijo no sabe lo que es la religión ni demás historias.

Pero claro, no son pocos los niños que quieren comulgar por imitación. Y no por imitación cristiana, sino porque a sus amigos les van a regalar esto y lo otro por la comunión y ellos no quieren ser menos.

Que esa es otra, ¡la virgen! Las últimas comuniones que he conocido me han dejado muerta en la bañera. Trajes para niño de 400 euros más emperifollados imposibles (¿dónde ha quedado el sencillo y bonito marinero?), viajes a Eurodisney cual luna de miel y regalos tales como: móvil, tablet, Play4… ¡Que me dan ganas hasta de comulgar yo!

Si con 6 años mi hijo me viene con que quiere ir al catecismo con los amigos:

1.- Le voy a explicar claramente que se le terminaron los sábados por la tarde. No podemos ir de fin de semana, ni al pueblo, ni a cumpleaños, porque si se apunta no es para faltar.

2.- Le voy a comprar una Biblia para niños que se tendrá que leer, luego explicarme lo que ha entendido y si cree en ello. Si la respuesta es afirmativa y se quiere bautizar, le voy a dejar claro que para hacer el paripé no va a ser, que eso de comulgar y no volver a aparecer por misa, que ni lo sueñe. Que si se compromete con algo es de forma seria, ya que él ha decidido pertenecer a ello.

Este año ya me he quedado flasheada, porque he visto comuniones civiles.

Que yo pensaba que eran un invento de mi profesor de Religión para rajar de la gente, pero no. Existen. El niño o niña se compra el correspondiente vestido de comunión, celebra la fiesta, pero la iglesia ni la pisa. He visto que un ayuntamiento trató de popularizarlas y que contó con dos no comulgantes… ¡Mortal!

ME PARECE LO MÁS RIDÍCULO VISTO Y POR VER. UNA PAYASADA EN MAYÚSCULAS.

Si no crees, ¿por qué tienes que emular algo de lo que reniegas?

Una cosa es la presentación civil, que al fin y al cabo estás presentando simplemente a un niño, no es un bautizo ni se llama así, y en el ayuntamiento te leen sus derechos… ¿Pero comulgar por lo civil?

Si somos ateos, somos ateos. No es coherente serlo pero querer la parte buena del catolicismo. Con eso, les estamos enseñando a nuestros hijos a ser unos interesados.

Ni más, ni menos.

Última modificación: 20 septiembre, 2017

2 Responses to :
Bautizar o no y las comuniones civiles

  1. Merengaza dice:

    Totalmente de acuerdo. Mi hijo cuando nazca se bautizará porque el padre quiere y se ha comprometido a llevarlo a misa. A mí la verdad, no me importaba no bautizarlo porque yo la iglesia la piso en bodas, bautizos, comuniones y entierros. Creo, pero no estoy de acuerdo con muchas cosas. De hecho en mi boda no comulgamos porque al no confesarnos el cura decidió sobre la marcha que no comulgaríamos y nos quedamos esperando jejeje.
    Lo de las comuniones civiles ma matao. Que si no quiere ir a misa, ni a catequesis y ser ateo lo veo bien, pero que no sueñe con fiesta, ¿regalarle algo? pues mira, no lo descarto pero porque es mi hijo y si quiero comprarle algo se lo compro, pero no porque sea menos en el colegio y por supuesto que se olvide de trajes y tonterías.

  2. Mamá Pingu dice:

    Lo de la comunión civil… Pues lo que veo incoherente es que se llame comunión civil. Pero no veo tan raro hacer una fiesta para agasajar a tu hijo o hija, en contraste con la fiesta religiosa, porque si el niño te viene con que quiere hacer la comunión por la fiesta siempre le puedes decir pues hagamos solo la fiesta. Pero de ahí a ponerle el nombre de comunión civil y que se convierta en una tradición… Ya es pasarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: