Breve lección de física

Escrito por | Juegos & Entretenimiento

Sabemos por experiencia que subir escaleras cansa más que bajarlas. Al subir, realizamos un trabajo mecánico igual al incremento de nuestra energía potencial. Dicha energía es igual al producto de nuestra masa por la aceleración de la gravedad y por la altura a la que subimos: m·g·h.

Para calcular el tiempo que se tarda en subir hasta cierta planta de un edificio, uno estaría tentado de multiplicar el tiempo que se tarda en subir una planta por el número de plantas. Pero esto no funciona así, ya que a medida que subimos estamos más cansados, por lo que nuestra velocidad disminuye. En general, en cualquier tipo de desplazamiento, las velocidades nunca son constantes, y a efectos de cálculo se toman valores promedios.

Eso es lo que he tratado de demostrar empíricamente en un vídeo grabado en el edificio donde vivo, con los más sofisticados medios tecnológicos como podréis observar. La respiración agitada y las posteriores agujetas al realizar este tipo de ejercicios, demuestran que la física es algo más que fórmulas escritas en un papel.

Última modificación: 14 enero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: