Qué buenas madres somos en internet

Escrito por | Mapaternidad

O dicho en otras palabras, que me descojono.

Bueno, quizá no me he expresado bien, porque lo contrario a “buenas madres” es “malas madres”, y odio ese término. Malas madres son las que maltratan y abandonan, fin.

Lo que pasa es que poner de título ” Qué ejemplares somos todas como madres en internet”, sonaba más largo que el nombre y apellidos al completo de la Duquesa de Alba, Dios la tenga en su gloria.

¿Y por qué no hablas de padres? Pues porque los tíos, o al menos la inmensa mayoría, no dedican su tiempo a compararse con otros padres a ver quién la tiene más larga. En otros sentidos sí, pero en el de la paternidad -para bien o para mal-, no.

Nunca he visto a Pedro criticando a Luis por la mierda de cereales con un 25% de azúcar que le mete a su hijo en el biberón a los cuatro meses, y encima a cada tres horas. Ni a Ramón poniendo de vuelta y media a Santi, que portea con una colgona hacia fuera porque defiende que así el pequeño Izan va viendo mundo y que por un rato no pasa nada.

Veo una continua competición por ver quien muestra mayor perfección respecto a la crianza de sus hijos en internet. Yo de los míos saco muy poco, la verdad, y nunca su cara ni sus nombres. No me apetece exponerlos pero defiendo que el que quiera lo haga, siempre y cuando las fotos sean publicables (nada de desnudos, WC, enfermitos, haciendo cortes de manga, con el uniforme del colegio facilitando su identificación…).

Tal vez por eso me maravilla el continuo esfuerzo por hacer ver que lo hacemos todo bien. Los cojones.

Ahora resulta que todas parimos sin epidural, colechamos, damos seis meses de lactancia exclusiva, el pecho hasta Primaria, no iniciamos la alimentación completamentaria hasta los seis meses, los niños no prueban un mísero helado que no sea de leche materna o de frutas trituradas hecho en casa, todas porteamos ergonómicamente teniendo el carrito casi de adorno, nuestros niños duermen la noche entera, no ven la tele ni tienen juguetes con sonido y luces, vamos a contramarcha y todo es perfecto, idílico y nuestras fotos la envidia del resto de mamis.

Porque señoras, mostrar o confesar lo contrario está feo. ¿En qué lugar quedaríamos si demostramos que no somos perfectas? Que tenemos tropezones, que no cumplimos a rajatabla los requerimientos maternales de hoy día, que tenemos vida más allá de la maternidad.

¿Que tú hiciste pizza con base de coliflor para cenar? ¡Pues toma foto de mi niño con la trona sembrá de brócoli! Eso sin contar que las galletas asquerosas de avena y plátano me quedan mejor a mí que a nadie en el mundo mundial, y mi Unai se las come de dos en dos que da gusto verlo.

Y así.

Que oye, me parece maravilloso que se hagan campañas de concienciación sobre ciertos temas y también que cada una publique lo que quiera, faltaría más, que el Facebook y el Instagram son libres, pero muchas veces me río porque no me creo lo que veo. Y otras tantas, lo que me da la risa es que, esos adalides de la perfección, que no hacen más que criticar y emitir diagnósticos sobre quien actúa diferente… No tienen más vida que el tratar de sobresalir en la maternidad ante el prójimo. Del palo “yo doy la teta porque es lo mejor, pero tú como no pudiste tienes traumas”, “recuerda los riesgos de la fórmula, que ya vengo yo para informarte como si fuera de Save the Children y el niño mío, aunque nadie me haya pedido mi opinión “, “qué fuerte lo tuyo dándole purés al crío, que se va a confundir porque yo tengo la patente del BLW y el mixto no existe porque nomedalaganaamí”. Y así.

En fin, que las únicas madres perfectas son aquellas que no conocemos.

De lo que veáis en internet, mis queridísimos, creeros la mitad.

Ninguna lo hacemos todo perfecto y la que no cojea, derranquea.

No os sintáis mal, porque cada una de vosotras es la mejor madre que puede tener su hijo.

Que en todas partes cuecen habas, ¡y en mi casa a calderadas!

Última modificación: 3 Julio, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: