Soy camarera y #YoTambién he sido acosada

Escrito por | Sucesos

Por: Fátima

Hola:

Cuento mi experiencia como mujer que no sólo en un momento de su vida, sino en varios, de hecho, demasiados, se ha sentido acosada por algún “hombre”.

Soy camarera y tanto como en mi lugar de trabajo, como en mi vida personal, me he sentido acosada.

Individuos que se creen que por estar al otro lado de la barra y ser mujer, tienen derecho sobre cómo tratarme, e incluso sin darles algún tipo de confianza creerse con el derecho de hablar y/o preguntarme cosas íntimas de mi vida privada, hablar sobre si tengo o no pareja y sobre si me conviene o no tenerla, opinar si debo casarme o no. Intentar “ligar” conmigo hombres de cualquier rango de edad, sobre todo señores mayores, y, que a pesar de darles largas e incluso cortarles de forma tajante, sigan insistiendo.

Salir a un local de copas con amigas, estar fumando fuera y que te vengan a decir absurdeces, les pares los pies y sigan insistiendo e incluso te insulten por “rechazarles”.

Ir por la calle y que me digan cosas, que me miren con cara de obsesos.

Estar en una discoteca y que me toquen el culo, o aguantar cuando dices que NO y que además de NO, quieres que te dejen en paz y que tienes pareja, y te digan que no son celosos.

Escuchar barbaridades en la calle, en el trabajo, en los bares, hasta en las redes sociales.

Soy mujer, no son un objeto, y como tal, tengo derecho y hago uso de él para tomar mis propias decisiones, para estar con quien quiera, cuando quiera y de la manera que yo quiera. Tengo derecho de poder vestir como quiera sin tener que aguantar memeces. De ir sola por la calle a cualquier hora sin miedo.

Porque ser mujer no es ser un premio o un juguete que puedas utilizar cuando, como y de la manera que quieras.

BASTA YA. ¡RESPETO!

Última modificación: 21 octubre, 2017

One Response to :
Soy camarera y #YoTambién he sido acosada

  1. Anacris77 dice:

    Totalmente! Es absolutamente indignante que no puedas ir por la calle sin escuchar groserías. En mi caso, al tener más pecho he tenido que verme en situaciones de pasar vergüenza al escuchar un comentario en plena calle y a gritos. Es ASQUEROSO y yo no les digo a ellos que la tienen tan pequeña que parece una cagada de oveja. O que tienen una cara que más bien parece un culo.
    Ya está bien.
    Y es cierto que las camareras aguantáis lo que no está escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: