Canciones que España debió llevar a Eurovisión

Escrito por | Cine&Tv, Música

Sí, me gusta Eurovisión y vivo con la esperanza de no morir sin ver a España ganar una vez este festival, menudo iluso. Pero vamos con lo importante, y es que falta una semana para empezar a conocer las canciones candidatas a Eurovisión este año. Si no lo sabes (para esos que vivís en una cueva) este año el representante a Eurovisión de España saldrá de entre los cinco finalistas de Operación Triunfo. Por ahora, tenemos de candidatos a Amaia, Alfred, Miriam y Aitana; falta un quinto, que será el concursante salvado de esta última nominación. Personalmente, ya os digo que mi elección ideal sería la de enviar a Amaia y Alfred con una bonita balada tocando el piano a cuatro manos, pero TVE volverá a hacer lo que le plazca.

Así que, aprovechando la coyuntura, hoy os voy a hablar de las canciones que fueron mis favoritas en sus procesos de selección y no terminaron ganando. A estas las denomino yo: oportunidades que hemos perdido de llevar un TEMÓN y quedar bien en el ESC.

Empezamos por la primera y nos tenemos que remontar al año 2009, año en el que nos representó mi amiga cercana y hater Soraya Arnelas (Poyeya para los amigos). No es que tenga nada personal contra ella, en 2009 aún no nos había petado el Facebook de la revista, pero no era mi favorita a ganar. En su lugar yo hubiera enviado a Melody, que quedó segunda tras un empate técnico a 22 puntos. Mientras que el jurado dio sus 12 a la sevillana, el público lo hacía a la extremeña y esto fue lo que terminó decidiendo la ganadora. Así que salió triunfante La noche es para mí, canción que logró quedar en última posición (no me estoy riendo, os lo juro). Si somos sinceros; ni la actuación, ni la canción estaban para quedar última, pero ese año no estuvo exento de polémicas, ya que a la gran RTVE se le pasó emitir una de las semifinales, algo que es de obligado cumplimento, y se dice que nuestra representante fue castigada por ello.

Me estoy enrollando mucho para terminar contando que mi favorita era Melody. Ella tenía un show muy typical spanish e iba acompañada del grupo de baile Los Vivancos. La canción era Amante de la Luna y para mi estaba a años luz de la Arnelas. El caso fue que también hubo polémicas y es que al ser presentados como Melody y Los Vivancos, el grupo de bailarines se sentían de menos y abandonaron a la artista (eran muchos y cada uno tenía un ego más grande que el otro). El show continuaba y Melody salió airosa con nuevos bailarines y defendió con todo su canción, tanto que se ganó el apoyo del jurado. Aquí os dejo la canción, por si no la conocéis, y veréis como tengo toda la razón (empieza a cantar en el 0:49, de nada).

Vamos con la siguiente y en esta ocasión viajaremos hasta el año 2014. La ganadora de esta selección fue Ruth Lorenzo y su canción Dancing in the rain. Ella era bastante desconocida en nuestro país, pero venía de participar en el Factor X británico, algo que muchos eurofanes veían como una ventaja a la hora de que ese país nos votara muy alto (nos comimos una mierda por esa parte). Mientras Ruth se postulaba como la clara favorita, mis ojos estaban mirando para otra parte. Esa parte se llama Brequette Cassie y era conocida por su participación en La Voz. Su canción Más (Run) era mitad inglés, mitad español y con un rollo increíble. Para mi no había discusión, Brequette y Más debían ir a Eurovisión y estar entre las favoritas, pero no hubo suerte y una vez más mi preferida quedaba en segundo lugar. No voy a criticar a Ruth Lorenzo porque canta muy bien, pero su canción era un ñordo como la copa de un pino. Con Brequette se nos esfumó una oportunidad de ganar muy clara y, desgraciadamente, creo que ser extranjera y de color jugaban en su contra. Muchos creeréis que no es así, pero pensadlo bien. Si la gente pone el grito en el cielo porque, y cito textualmente: “Hay que cantar en español que para algo somos España”, imaginad si llega a ganar una chica que no es española y encima negra. Como he dicho antes, aquí os dejo este maravilloso tema de Brequette que aún escucho muy a menudo porque me encanta.

Para la tercera de la lista no nos vamos a ir muy lejos y hablamos del año 2016. Todos recordaremos que ese año ganó Barei y su Say yay!, canción muy criticada por ser íntegramente en inglés, cosa que indignó a esa parte de la población de la que hablábamos antes. Sí, a mi Barei me terminó encantando, acabé aprendiéndome la canción y me la ponía a todas horas, es una canción que te va enganchando más contra más la escuchas. Pero mi favorita no era ella, casi ni de lejos porque al salir las canciones candidatas encontré dos que me gustaban más. Una de ellas era la de Electric Nana, una auténtica desconocida para mi y no sé de donde salió, pero ahí estaba. Sin duda, se llevaba la palma Xuso Jones y su Victorious. Es cierto que la canción tenía un rollo parecido a la ganadora del año anterior, Heroes de Måns Zelmerlöw (Suecia), pero a mi me gustaba mucho también. Xuso nunca ha sido santo de mi devoción, mira que vi su edición de TCMS pero la verdad que el chico con el tema se la marcó. Como con las anteriores, os dejo la canción por si no la habíais escuchado nunca, que ya os valdría.

Para finalizar, y sin querer ser redundante, pero lo tengo que ser, nos vamos a la preselección más reciente de nuestro país, al menos hasta dentro de dos semanas. Era el año 2017 y se postularon como candidatos múltiples artistas, todos ellos luchaban por una única plaza para meterse en la selección ya que el resto estaban escogidos, nadie sabe por quién ni de donde los sacaron. El caso es que esa preselección la acabó ganando LeKlein, aunque no logró imponerse en la final al rey de los gallos Manel Navarro. En esa preselección había una canción con grandes posibilidades, un temazo como pocos, pero grandes de la música como Juan Magan (presidente del jurado en este casting) se atrevieron, incluso, a dejarla fuera de las finalistas. Sí, el retorno de Brequette se había hecho realidad, venía a cobrarse la revancha y a luchar por su más que merecida corona como representante española en el ESC 2017. Lo hacía con un tema titulado No Enemy y simplemente era la caña, hay incluso un vídeo de ella cantándolo a capela en YouTube que es para ponerle un piso a esta chica. ¡Quiero a Brequette en Eurovisión! Apunten, señores de RTVE, porque no lo pienso volver a repetir.

Os dejo con este espectacular tema para no ser menos, y que así os enamoréis tanto como yo de la diosa Brequette Cassie. Me despido:

Última modificación: 17 enero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: