Capítulo 7: Virus, mordedores, violadores y plagios

Escrito por | El Mundo de LadyCat

El Capítulo 7 de El Mundo de LadyCat llega marcado por una semana de fiebre, pese a la cual a nuestra protagonista le sobra labia.

Piñi vuelve a la primera plana tras un laborioso rescate pero el mono Imak la acompaña. LadyCat nos explica las ventajas de tener un Matchstick Monkey frente a la Jirafa Sophie en lo que a mordedores se refiere.

Esta semana es tema de actualidad la reincidencia del asesino de la niña Olga Sangrador, quien ha vuelto a abusar de otros menores, por lo que LadyCat se pregunta muy seriamente si es factible que ese tipo de alimañas puedan pisar la calle, dejando a un lado la corrección política.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos del plagio en la blogosfera, pues esta semana hemos conocido un caso que clama al cielo.

¡Dentro, vídeo!

Última modificación: 11 noviembre, 2017

2 Responses to :
Capítulo 7: Virus, mordedores, violadores y plagios

  1. anusca77 dice:

    Jajajajajajajaja me meo con lo de La López que paciencia te tiene menos mal que te adora 😂😂😂
    A ver el mono ese que venga a hablar del mordedor del mono me lo voy a acabar comprando hasta yo y como padezco de bruxismo me lo voy a poner para morder mientras duermo.
    Tema violadores….prefiero no entrar porque me cabrea mucho. Tengo una colega que trabaja en instituciones penitenciarias y está harta de pasar informes negativos cuando llega la hora de valorar la salida de un violador y que no le hagan el mínimo caso por claro que sea el informe negativo. Es un trabajo que no sirve de nada.
    Lo de los plagios cambiando un poco de tercio, a mí creo no me lo han hecho porque mi blog no tiene la más mínima repercusión pero si me lo hicieran me sentaría como una patada. Y desde luego haría todo lo que pudiera para desenmascarar al copión.
    Y por último nena tú no necesitas colores para destacar. Podrías ir calva y destacarías igual 😉
    Besossss

    1. Lady Cat dice:

      Es que es eso, el mismito asesino de Olga Sangrador solo tenía informes negativos que advertían que no estaba rehabilitado. Incluso se negó a recibir terapia. Pero se ve que el trabajo de esos profesionales está de adorno, si no se les hace ni caso.
      Besis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: