Mapaternidad

Papá: escríbeme un cuento

Por: Toño Suárez “La mariposa Martina era nueva en el Bosque de las Flores. Un viento huracanado la había arrastrado hasta allí una noche de tormenta. Desorientada y con un...

Casting subrogado

Me pasan una captura de Twitter de un individuo llamado Miguel al que no tengo el gusto de conocer pero que es el típico muchacho que si nace en tu pueblo se iba a llamar “el...

¿Y los padres dónde estaban?

Debido a dos desgracias infantiles acontecidas en los últimos días, hemos tenido que escuchar a sinhijos y megamadres repetir como un mantra: ¿Y los padres dónde estaban? Pues...

Charlie Gard: El derecho de unos padres a decidir sobre la vida de su hijo

Hoy nos vamos a meter en un buen charco. A ver cómo salimos. Primero he de dejar algo claro. La religión no tiene su espacio aquí. Es algo intrínseco a muchas personas, lo...

De los jóvenes de hoy en día y la pertenencia a bandas violentas

Les traigo hoy otro tema que necesito abordar desde hace tiempo ya pero que, por su complejidad y dado que no soy ninguna experta en la materia, he ido dejando de lado. Se trata...

El negocio de los piojos

Cuando yo no era madre, el tema piojos me daba igual. Desde que a la tierna edad de dos años mi hermano los cogió por culpa de una madre indolente, que ocultó en la escuela que...

Qué buenas madres somos en internet

O dicho en otras palabras, que me descojono. Bueno, quizá no me he expresado bien, porque lo contrario a “buenas madres” es “malas madres”, y odio ese...

Crianza con animales

“¿Y cuando tengas al niño qué vas a hacer con los perros?” He tenido perros antes de ser padre. Muchos perros. Pero no como el que tiene muchos perros en un cortijo....

Cuando el problema no debería ser el colegio

Imaginen que en Galicia lo niños no pudieran dar clase porque llueve. O que los niños navarros no puedan ir al colegio porque hace frio. Pues bien…...

Qué bonito es ver nacer

Si hay algo bonito en este mundo es ver nacer. Independientemente de que la que esté pariendo seas tú, ver nacer es precioso. Y yo que me había quedado, oigan, con la espinita...