Mapaternidad

Verdeliss, el matrimonio filipino y los malditos bastardos

Por: El lobo solitario Personalmente, creo que el cine de Tarantino llega a su máximo exponente con Kill Bill (sus dos volúmenes) y Malditos Bastardos. Me cuesta mucho pensar...

La depresión preparto

Como digo siempre: esa gran desconocida. “No la conocía”, “No sabía ni que existía”, te comenta la gente mientras tú te preguntas si, acaso, estar...

Soraya y las talimamis

Si hay algo que odio, que detesto, que me invita a repartir hostias desde que soy madre… Son esa cuadrilla de sabiondas amargadas que proyectan su mierda de vida en otras...

El timo de las escuelas Waldorf

Por: El Lobo Solitario Me va a costar años de vida escribir estos post, pero prometí a mi viejo maestro usar mis poderes para el bien. Así que hay que hacer de tripas corazón....

Clasificación de nombres

Por: La Bruja Mala No es un secreto para nadie que ponerle nombre a una criatura condiciona, y mucho. ¿A que nunca visteis a un Bosco en un McDonald’s? ¿No es cierto que...

Lucrecia se merece una subida de sueldo

Lucrecia. La cantante que, en el canal Clan de televisión, nos ilustra todos los días con rítmicas canciones sobre insignes personajes de nuestro acervo cultural; se merece lo...

Dar el pecho con receta

No, no vengo a hablar de leches, sino de canis. Del cani que me crucé esta mañana. El título no tiene nada que ver con el tema a tratar, pero aún soy joven, solo tengo un...

Niñofobia o el arte de escurrir el bulto

Hoy os traemos un post colaborativo de toda la redacción sobre la palabra de moda: Niñofobia. Sin más preámbulos, vamos allá: Tang de Naranja Me voy a dar el gusto de ponerme...

Esos sabiondos sin hijos

Como desde que lo políticamente correcto entró en nuestra sociedad, antes de nada y en negrita -¿se puede decir negrita?- puntualizaré que NO me estoy metiendo con el común...

Día de la Madre: ¿felicitar a quién?

Anteayer fue el Día de la Madre y el total de vuestros muros de, absolutamente, todas las redes sociales, se llenaron de felicitaciones hacia vuestras progenitoras. Vamos, que...