Cuando te falta el coche y te sientes “esclavo de”

Escrito por | Actualidad

Llevo desde el lunes sin coche, porque me dió un fallo y está en el taller desde entonces. Me dieron el diágnostico el mismo lunes, pero ya se sabe, que normalmente no tienen las piezas en el taller y mientras que las piden o no, pues los 3 ó 4 días no te los quita nadie.

Pues estos días están siendo una odisea porque claro necesito que me lleven a todos lados, a trabajar sobre todo, porque además vivo en una zona donde todos los pueblos están muy cerca los unos de los otros, pero que el transporte público es muy malo y se tarda mucho en ir de uno a otro. Entre mi marido y mi padre me van llevando de casa al trabajo del trabajo a casa, pero dependes de otras personas para cualquier movimiento.

Esto te hace pensar lo esclavos que nos hemos vuelto del coche una vez que te acostumbras a él, porque, por ejemplo, mi hermana que ni conduce ni tiene pensado hacerlo, es feliz viajando en autobús y organiza sus tiempos en función del transporte público sin problema, pero sin embargo yo es algo que no puedo soportar. Nos pasa algo igual con el móvil, porque cuando te lo dejas en casa o te quedas sin batería, es como si te faltara algo.

El progreso está muy bien, pero es verdad que a la larga nos convertimos en esclavos de la tecnología en muchas de sus formas y que cuando nos fallan, nos volvemos todos medio locos porque la sociedad te genera unas necesidades que aunque todos sabemos en el fondo que no son reales, pues no podemos evitar sentir que sí que es algo necesario para nuestras vidas.

En fin, espero que esta tarde me devuelvan ya mi coche y por fin pueda volver a moverme sin depender de nadie, a pesar de que en el fondo tengo claro que si viviera más despacio no me importaría usar el tren o el autobús.

Última modificación: 15 febrero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: