Embarazo: Falsos mitos sobre alimentación

Escrito por | Mapaternidad

  • Tanto los mitos tienes que comer por dos como ahora puedes aprovechar a comer, además de falsos, son peligrosos. Las grandes subidas de peso en el embarazo aumentan el riesgo de diabetes gestacional e hipertensión. Es fundamental comer cantidades normales y mantener una dieta saludable. El peso recomendado para ganar a lo largo de un embarazo oscila entre los 9 y los 14 kilos.
  • Respecto a comer sin sal, según la OMS, la principal causa evitable de lesión cerebral del niño durante el embarazo es la carencia de yodo en la gestación. Por eso es tan importante el suplemento de ácido fólico y, contrario a lo que se escucha, es igualmente beneficioso que las embarazadas consuman sal yodada en las comidas, aunque nunca en exceso por posibles retenciones de líquidos.
  • Decir que, si no satisfaces un antojo el bebé nacerá con una mancha en forma del ansiado alimento… Aunque parezca mentira, aún existen personas con tal creencia. Sin embargo, las manchas en recién nacidos, que suelen ser frecuentes, están causadas por concentraciones de capilares o de melaninas y suelen acabar desapareciendo.
  • Alimentos prohibidos en el embarazo:

La madre es quien nutre al feto, de ahí la importancia de mantener una buena alimentación. Si se come de forma sana y equilibrada como costumbre, no es necesario modificar nada. Mucho se habla de los alimentos prohibidos, pero no son tales como las debidas precauciones:

  1. Carne: es importante que esté bien hecha para evitar la toxoplasmosis.
  2. Vegetales y fruta: crudos o mal lavados son la principal causa de contagio de toxoplasmosis.
  3. Sushi o pescado/marisco crudo: siempre congelado 48 horas mínimo y mejor si es en casa, a fines de evitar el anisakis.
  4. Embutidos: en caso de no haber pasado la toxoplasmosis, se recomienda congelarlo antes. Sin embargo, cuanto más curado esté un jamón, menor es el riesgo de contraer la enfermedad.
  5. Quesos y leche: Por el riesgo de listeria, se recomienda evitar aquellos no pasteurizados.
  6. Huevos: debemos evitar el huevo crudo, incluyendo la mayonesa, debido a la salmonella.
  7. Café: Mejor descafeinado y sino, limitar su consumo a la menor cantidad diaria posible.
  8. Alcohol: El alcohol no se recomienda NUNCA, en términos generales, al ser tóxico y depresor. Pero una copa aislada de una bebida de baja graduación, es improbable que le cause ningún daño al feto.

Última modificación: 6 noviembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: