¿Ha dado la talla Vis a Vis?

Escrito por | Cine&Tv

El mes que viene se estrena en Fox (cadena de plataformas digitales), la tercera temporada de Vis a Vis. Aquí os dejo una reseña que escribí al acabar la segunda temporada. Espero sinceramente, que al haberse involucrado Fox, mejore la calidad y que merezca la pena ver esta nueva temporada.

Acaba de terminar la segunda y última temporada de la serie de Vis a Vis. Cuando empezó, teníamos a la típica niña tonta (Macarena) que se dejaba engañar por todo el mundo, y que por eso, acabó en la cárcel por un desfalco del que ella no tenía ni idea… pero al acabar nos hemos encontrado con la “más chunga de la trena”. En sólo unos meses (el tiempo que ha pasado desde el episodio uno), ha pasado de ser la más mojigata, a verse envuelta en una fuga, varios asesinatos y a convertirse en la jefa de las presas del penal. Vamos, toda una joyita.

Por otro lado, la serie, ha tenido demasiadas pretensiones en el argumento, me explico, ha sido todo muy americano: un ficticio penal privado, asuntos turbios de todos los personajes, miedos, mentiras, traiciones… Todo esto le podía haber llevado a ser una gran serie, pero le ha faltado resolución, porque al final, no nos olvidemos, aunque en España, parece que se vuelven a hacer guiones que resaltan sobre otros, la resolución nunca es buena, porque no aprendemos de los americanos, que nos guste o no, del “show bussiness” saben, y mucho. Deberíamos acostumbrarnos, lo primero, a capítulos cortos de 40-45 minutos máximo y no a los 70-75 a los que estamos acostumbrados. Esto haría que las temporadas se alargaran, pero también evitarían las escenas de relleno y los capítulos absurdos donde casi no pasa nada y que se hacen eternos.

En cuanto al resto de cosas de la serie, cabe mencionar la historia de amor entre Macarena y Fabio (uno de los funcionarios de prisiones), porque sí, yo creía en esa historia de amor, pero, volvemos a lo mismo de antes, se ve que a los guionistas españoles, no les gustan los finales de cuento de hadas, o al menos los finales felices: chico quiere a chica y viceversa y todo acaba bien. Porque la verdad, les guste o no señores guionistas, nos gustan los finales felices, después de haber mantenido la tensión durante meses o años de la serie, nos gusta ver que esa relación acabe bien, nos gusta, y de eso, en Estados Unidos, saben mucho. Mantienen la tensión durante años para luego juntarlos al final. Muchas veces ocurre que después de eso, la serie decae y hay que terminarla, pero eso nos gusta, y el que diga que no, miente. ¿O no?

Para terminar diré que en los últimos años, las cadenas de televisión maltratan a las series que funcionan, ya sea con audiencias o con relevancia en redes sociales. Véase el caso del Ministerio del Tiempo, con su falta de información sobre la renovación; La que se avecina, con el corte de la última temporada por la Eurocopa u otras muchas. En este tema, la especialista es Antena 3, que es capaz de cargarse series y desesperar a la audiencia a partes iguales, ya sea con producto nacional o producto extranjero.

En cuanto al resto de personajes, qué decir, todos parecen tontos, pero de repente se convierten en psicópatas a los que no les tiembla el pulso a la hora de matar, secuestrar o hacer lo que sea por conseguir sus objetivos.

Y por último comentar el final de la serie: al estar grabada toda la temporada antes de empezar a emitir, no se sabe si se renueva o no, con lo que han dejado muchos interrogantes abiertos, demasiados. Sensación: 30 horas perdidas.

¿Habéis visto la serie? ¿Qué opináis vosotros?

Última modificación: 23 marzo, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: