Hay estudios que demuestran que…

Escrito por | Actualidad

Últimamente he visto que la gente tiende mucho a decir Hay estudios que demuestran que… y acto seguido, lanzar una proclama. Cualquier argumento parece tener veracidad si lo apoyamos en esta sencilla frase. Parece que quién lo lea va a decir “coño, si hay un estudio que lo demuestra tiene que ser verdad” (no importa que nunca vayas a leer dicho estudio)

Me hacían el otro día una serie de preguntas al respecto de por qué había dejado de dar pecho a mi hija para pasarme al biberón. En los expertos comentarios de la persona que me hizo las preguntas, se hacía referencia a estudios que demostraban que… dar el pecho es mejor que no darlo. Tampoco hace falta ser un experto para decir esto, ni haber tenido que estudiar en el MIT o en alguna universidad inglesa dónde despilfarran el dinero haciendo estudios varios.

Decir que al ver como nuestros hijos crecen sanos con la lactancia artificial no nos damos cuenta de los perjuicios de ésta duele. Y me la bufa si hay un estudio que lo confirme.

Así que como esta mañana me he encontrado con otra de estas proclamas que le dejan a uno tuerto: Ser hijo único afecta a tu cerebro, he decidido hablar del tema porque, seamos sinceros, alguien tenía que poner la voz de alarma sobre este tema.

Para los que os queráis informar al respecto de por qué hay estudios que demuestran que ser hijo único afecta a tu cerebro y la presión implícita para las familias monofiliales a dar un hermano/a a dicho vástago, aquí tenéis el enlace.

Para todos los demás, os hago spoiler de la conclusión científica del estudio:

Los investigadores concluyeron que el estudio demuestra que los entornos familiares en los que nos criamos afectan a nuestra estructura cerebral condicionando, en cierta medida, el tipo de persona en la que nos convertimos. Sin embargo, mi conclusión es aún más clara: no te fíes de un hijo único.

Bruce Wayne era hijo único. Ahí lo dejo.

Estudios que demuestran que

Personalmente soy fan de aquellos tantos estudios que aparecían antaño en la prensa (cuando Internet aún no era lo que es ahora) y nos quedábamos todos muertos con las conclusiones. “Una universidad americana del estado de Wichita ha descubierto que tragarse el semen adelgaza” y de repente, todo el mundo se volvía loco.

Esto es un poco como la OMS, ¿verdad? que dice que el bacon es Satán y de repente salen veganos de debajo de las piedras. O como estigmatizar al aceite de palma como si fuera cocaína.

Os voy a dejar unos cuantos estudios demostrados para que cuando os veáis inmersos en debates súper profundos sobre si habéis dado pecho o no, sobre por qué no sois madres/padres, sobre por qué no estáis casados, sobre por qué coméis carne y demás debates súper profundos que se llevan a cabo en nuestra sociedad de forma recurrente.

Un estudio demuestra que las pulgas de perro saltan más que las de gato

Sí. Esto está demostradísimo y fue motivo de una distinción al Nobel (que no Premio Nobel, porque eso es para cosas más serias como las canciones de Bob Dylan). Se determinó que el salto de la pulga de perro no tiene rival en esto de los saltos de pulgas y que en las Olimpiadas de pulgas, se llevaron todas las medallas las que pertenecían a los perros.

¿Qué rebatir ante semejante afirmación? yo pienso usarla cuando me pregunten por qué no he bautizado a mi hija.

Las ratas no siempre distinguen el japonés hablado al revés del holandés hablado al revés

¡Fantástico! lo cierto es que a mí me pasa exactamente lo mismo. Pero sólo si es hablado, porque si es escrito la verdad es que puedo llegar a saber que el japonés es, efectivamente, japonés. El holandés ya no, porque todos sabemos que es mucho más complicado. Distinción al Nobel de lingüística se llevó este estudio. Curiosidad máxima por saber en qué casos sabían si las ratas habían o no distinguido ambas lenguas.

La bomba Gay

No confundir con el Enola Gay, que ojalá hubiera sido fabricada para provocar la homosexualidad y no exterminar una nación.

Este es uno de estos estudios que os comentaba se llevó a cabo por parte de los americanos: Fuerza Aérea de Wright Patterson. Si la Fuerza Aérea de Wright Patterson empeló dinero de la Armada para crear una bomba que provocara que la gente se volviera homosexual. Pero ojo cuidado eh, que el objetivo no era sólo convertir al enemigo en homosexual, sino desmoralizarles y crear indisciplina. ¡Era una brillante idea!

Ver deporte en televisión es saludable

Esto lo llevo yo diciendo cantidad de años para que mi madre dejara de darme la tabarra con hacer ejercicio. Ya le decía yo que lo mismo vale verse un partido de fútbol que jugarlo igual que echar una partida al NHL era como jugar un partido de hockey de alta intensidad. Pero si lo digo yo, que he estudiado Biología e Ingeniería informática, no tiene ningún sentido.

Ahora, que si lo firma la prestigiosa Universidad de Western Sydney, la cosa cambia.

Adictos al deporte, ya sabéis que argumentario podéis seguir para que os dejen en paz. Yo seguiré diciendo que solo echaré a correr cuando alguien me persiga.

Los patos pueden ser necrófilos homosexuales

Los que sois fans de la revista, sabréis que ya hemos hablado de este tema y que estaba basado en hechos científicos. Aquí no escribimos de cualquier tontería, eh.

Esto se publicó en el Museo Rotterdam de Historia Natura. Que si hay un estudio es lo máximo, pero si lo publica encima un museo, ya es para premio Nobel.

Tomar mucho café reduce el tamaño del pecho

Y os digo más: comer miga de pan o la piel del pollo lo hace crecer. Así podéis mantener un equilibrio dependiendo del escote que queráis lucir en la Comunión de vuestra sobrina.

Esto lo afirma la prestigiosa Universidad de Lung, que firma el consabido estudio. Se hicieron pruebas exhaustivas a 300 mujeres voluntarias adictas al café. Vamos, lo que se ha hecho con este estudio que me mentaron en la entrevista que os comento al inicio del post:

Estos estudios se hacen comparando miles de bebés, no de forma individualizada, por eso a veces no llegamos a ver el perjuicio de la lactancia artificial.

Me gustaría saber si la observación de estos bebés interfiere en el jodido vínculo visual y demás tonterías que me vienen repitiendo desde que convertí en santa madre.

La música country está relacionada con los suicidios

A ver, tampoco hace falta ir a alguna de las miles de universidades que hay en EEUU para saber esto. Así sin haber estudiado sobre el tema, os puedo decir que escuchar a grupos salidos de Islandia, no se si suicidio, pero depresión te provoca seguro.

El country viene de América, como Justin Bieber, así que las universidades de Wayne y Auburn, decidieron emplear sus fondos para la investigación en estudiar este fenómeno. En el country solo se cuentan historias de desamor, amoríos imposibles entre vacas y cowboys, cosas malas y desalentadoras. Vamos, como en todo género musical salvo el Reguetón (dónde solo se habla de follar)

Conclusión

Lo dicho, ya tenéis conocimiento de diferentes estudios certificados por universidades y museos para poder dar matarile a diferentes debates. Y sino, por lo menos, dejarles ojipláticos y con ganas de retirarse ante la artillería pesada que maneja vuestro cerebro. ¡Suerte!

 

Última modificación: 18 mayo, 2017

15 Responses to :
Hay estudios que demuestran que…

  1. Natalia dice:

    Me gustaría que hubiese un estudio que demostrase que “Los estudios que demuestran que” son absurdos y ridículos, pero sería una contradicción en sí mismo así que nada. Cada uno pilla el estudio que mejor le viene para llevar a los demás a su terreno. Muy bueno y divertido el artículo!

    1. Lady Cat dice:

      Claro, por eso los hay contrapuestos para todos.
      Que son lo más manipulable que hay, por cierto.
      Yo me centraría en los autores, sin más.
      Un estudio, por poder, lo pueden realizar un grupo de estudiantes de 4° de la ESO. Otra cosa es la validez…

  2. Nena dice:

    Vaya, que como hay estudios para todo, ninguno vale para nada. ¿Tus opiniones no se ven mutadas por los hechos demostrables? ¿Si tú crees que algo es de una manera, ya te pueden dar todos los datos que lo rebatan, que como quien oye llover? Ole tú.

    1. Está claro que no has entendido ni el objetivo, ni el tono, ni la ironía… olé tú también.
      Supongo que decir que he estudiado biologia no significa nada y que no creo que en los hechos científicamente probados.
      Como comprenderás, que me vengan a hablar de estudios que después nadie t enseña… me importa bien poco y que me den lecciones de moral basadas en esos mismos estudios, me importa lo mismo.

      1. Nena dice:

        No veo la ironía en “Decir que al ver como nuestros hijos crecen sanos con la lactancia artificial no nos damos cuenta de los perjuicios de ésta duele. Y me la bufa si hay un estudio que lo confirme.” Si te malinterpreté y no te la bufa, metí la pata hasta el corvejón, desde luego. Pero si te la bufa de verdad, no veo ironía y sí ganas de desechar hechos incómodos. Que cada uno hace lo que le da la gana, no faltaba más, pero mejor si no es a espaldas de la realidad, ¿no? Tu decisión de dar biberón, o de lo que sea, se basará en argumentos de peso que no tienen que ver con la evidencia sobre lo que conlleva, pero tampoco vamos a negar esa evidencia solo para poder seguir con nuestra decisión como si eso no existiera, ¿no?

        1. Efectivamente en esa frase no hay ironia sino en todo lo demás. Ahora ya me pierdo, pretendes que lea que me ponen ese comentario después de haber contado mi experiencia y que me siente bien? Me da igual si hay estudios, ya he comentado que lo entiendo, pero no voy a aguantar comentarios de ese tipo escondiéndose en un informe de fulano de tal y quedarme tan ancha. ¿O si? Sé mis razones, no se las tengo que explicar a nadie y que me digan que soy “una inconsciente” porque al ver sana a mi hija no veo el PERJUICIO… ¿en serio? ¿Cuántas veces más tenemos que escuchqr el mismo argumento y aguantarnos?

          1. Nena dice:

            No pretendo que te siente bien… pero desecharlo porque te sienta mal, tampoco, ¿no? No es menos verdad porque siente como un tiro. Seguro que tienes razones de más peso que esa evidencia, pero quien conoce esta e ignora tus razones pensará, no sin motivo, que te está haciendo un favor informándote. Si te llama inconsciente es un poco capullo, eso sí. Y decir que la evidencia te da igual porque te duele o porque quien te la recuerda tiene menos sensibilidad que una piedra no me cuadra. No creo que sea una falta de respeto informar a la gente de posibles problemas de sus decisiones, siempre que se haga con respeto.

          2. Me he debido explicar mal. No me la bufan los estudios que digan esto o lo otro sobre LM. Me la bufa que alguien me de consejo gratuitamente sobre mi experiencia, sin haber tenido en cuenta si duele o no (después de habérselo contado)
            😀

          3. Nena dice:

            Cuando eres madre te cuelgan un cartel que solo ven los demás y que pone “deme consejo sobre cómo criar a mi peque, por favor”, ya sabes 😉
            La verdad es que entré a comentar como un Miura, perdona. En estos tiempos de posverdad queda una un poco frita de ver tantos posts diciendo que “no vacuno a mi hijo porque vuestra evidencia me la bufa” y similares que ya no distingo :/

          4. No pasa nada, mujer.
            Te diré que, precisamente, la mujer que se permite decirme lo perjudicial que ha sido para mi hija darle biberón, tiene un alegato contra las vacunas. A lo que viene el post es a reflexionar cómo hacemos uso de los estudios o los “estudios” indiscriminadamente pero solo para nuestro beneficio. De puede debatir sobre todo, está claro, pero con un poquito de coherencia que a veces nos volvemos locos.
            Un beso.

    2. Lady Cat dice:

      Lo de la ironía no, ¿no?

  3. Karenmalv dice:

    Hay estudios q demuestran q el mundo está lleno de “opinologos” idiotas.
    Dicho esto, ole tú!!!

  4. Enrique dice:

    A mí es un tema que me molesta mucho últimamente. Es cierto que siempre ha existido en la prensa ese tipo de contenido, pero hoy en día su efecto se multiplica por culpa de las redes sociales y del tipo de no-lectores en que nos hemos convertido. ¿Cuánta gente comparte artículos en Facebook o Twitter sin haber siquiera leído algo más que el titular?

    Que hay estudios inútiles es innegable. Hay miles de ejemplos como los que citas. Muchos, de hecho, se financian con fondos públicos… Da la sensación de que a menudo no sirven más que para rascar subvenciones que permitan justificar la supervivencia de departamentos de investigación que no van a ninguna parte.

    Con nuestra capacidad de comprensión lectora científica actual me parece una imprudencia que cualquiera guíe su vida por las conclusiones de tanto estudio sospechoso. Ahora bien, quienes pretenden gobernarnos sí deberían tener apoyos cualificados suficientes como para discernir cuáles tienen validez científica sin conflictos de interés y cuáles no. Los que sí, son los que deberían utilizarse como base de sus políticas de sanidad pública o del ámbito que sea. Porque efectivamente, muchas de sus conclusiones no pueden aplicarse individualmente a todos los ciudadanos, pero en una escala mayor y a largo plazo la diferencia económica, sanitaria, etc. podría ser notable.

    Como está visto que no podemos presuponer el más mínimo espíritu crítico de los lectores, no digamos ya conocimientos de estadística, los medios tendrían al menos que molestarse en analizar el alcance y la validez reales del estudio, y no llevar a error con titulares que son puro click-bait, cuando no directamente mentira. Me encanta, por ejemplo, este caso reciente que explican muy bien en Naukas: http://naukas.com/2017/05/11/jamas-deberias-usar-cerveza-vez-parecetamol-calmar-dolor/. Las noticias ni siquieras hablan de lo mismo que el estudio original.

    1. Esto que dices de que las redes sociales e internet benefician el que se difundan cosas que al final la gente se toma por verdades es ciertisimos!! Es una barbaridad!!
      Y lo de compartir cosas de las que solo se ha leido el título es otra verdad. De ahí acaban saliendo después argumentos marcianos.
      Parece mentira que viviendo en unos tiempos donde tenemos más informaque nunca, estemos tan desinformados.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: