Las incógnitas del caso Wanninkhof

Escrito por | Sucesos

Existen una serie de incognitas sobre el caso de Rocío Wanninkhof que considero que se deberían tener en cuenta a la hora de opinar acerca del mismo.

A la joven la mataron sobre las 21:30 y la fueron a buscar cuatro horas después al lugar dónde su cuerpo sin vida se desangraba (Mijas). Los peritos forenses deducen que quien recogió el cadáver lo hizo sobre la 1:00 o 1:30, debido a la cantidad de sangre que apareció en aquel sitio junto a las zapatillas deportivas que Rocío calzaba en el momento de su desaparición.

El cuerpo de Rocío es trasladado sobre la 1:30 de la madrugada a un centro deportivo (Marbella), de nombre “Los Altos del Rodeo” y dejado detrás de una pista de padel del mismo y completamente al descubierto, colocado sobre dos bolsas de basura industrial y unidas entre sí por 223 centímetros de flexo. Debido a la instalación de una torre de telefonía móvil, una esquina de la valla que rodea el centro deportivo estaba abierta y ese fue el lugar por dónde se accedió para abandonar el cadáver.

Claramente, el asesino quería que Rocío apareciera, pero no contaba con que en aquel mes de octubre, los dueños del centro se encontraban de vacaciones y el sitio permanecía cerrado. Por este motivo, no fue hasta noviembre, cuando abrieron de nuevo y se dispusieron a segar la hierba, que encontraron el cadáver, despidiendo ya éste un fuerte olor y posicionado sobre las bolsas de basura.

¿Qué motivo iba a tener King para sacar a Rocío del descampado y dejarla al descubierto en un centro deportivo?

La colilla que se encontró junto al charco de sangre y las zapatillas de Rocío Wanninkhof no prueban que Tony King la matara, simplemente que estuvo allí para recoger un cuerpo al que cuatro horas atrás se le había dado muerte.

El ADN de la colilla fue tomado y nadie dio con King hasta que éste coincidió con el hallado en las uñas de Sonia Carabantes.

Los crímenes de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes no se parecen en nada. El modus operandi no es en absoluto el mismo. Rocío fue asesinada a puñaladas y su cuerpo, desangrándose, tardó cuatro horas en ser recogido y cambiado de sitio. A Sonia Carabantes, Tony King la estranguló, la metió en su coche ipso facto y se encargó de desaparecer el cadáver, enterrándolo entre piedras. Si no hubiera sido por el olfato de los perros que participaban en la búsqueda, probablemente Sonia nunca hubiera sido encontrada.

Respecto a Rocío, era obvio que su asesino quería que apareciera, porque sólo le faltó dejar el cadáver en El Corte Inglés de Marbella. No convenía que fuese en Mijas, de ahí que escogiera un centro deportivo a 30 kilómetros, y cuanto antes se descubriera, menos se investigaría en el pueblo de la joven.

La persona interesada en que Rocío apareciera vuelve días después al lugar donde reposa el cadáver, dejando allí la camiseta de la víctima apuñalada nueve veces por la espalda y una pegatina de búsqueda de Protección Civil.

Las pegatinas fueron confeccionadas por el párroco de Mijas, Ramón Tejero –casualmente hijo de Antonio Tejero- y repartidas entre las personas que participaban en la búsqueda de Rocío. Cada día, se imprimían de un color distinto.

La abandonada junto al cadáver en el centro deportivo era azul, correspondiente a la búsqueda del día 17.

En el segundo juicio, el fiscal trató de justificar la presencia de la pegatina azul junto al cadáver de Rocío, elucubrando que se debía a que se la llevó el aire desde Mijas hasta Marbella. ¿Descendiendo en el justo lugar dónde yacía el cadáver de Rocío, al descubierto? ¿Las pegatinas vuelan 30 kilómetros y tienen ese poder de acierto?

Hay más, porque el restaurante del centro deportivo (este consta de restaurante, pistas de padel y piscina) lo iban a coger los tíos de Rocío, Jesús y Serafín. ¿Cómo sabía Tony King este dato? ¿O fue casualidad como el aterrizaje de la pegatina?

Última modificación: 17 mayo, 2017

One Response to :
Las incógnitas del caso Wanninkhof

  1. marigem dice:

    ¿Pero tú de dónde sacas el tiempo para tanto post? Me he perdido un montón.
    La verdad es que este caso tiene muchísimas incógnitas, lo de los tíos siempre me intrigó mucho porque eso era algo que no sabía cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: