Instagram y las pesadas de Herbalife

Escrito por | Actualidad

Por: La Bruja Mala

Hay una subespecie que prolifera por las redes sociales, concretamente por Instagram, ya que es donde creen ellas o sus amos que campa su posible clientela.

Son las pesadas de Herbalife.

Gente sin ninguna titulación en Nutrición, que no son diplomadas ni graduadas en Nutrición y Dietética, ni tienen un máster en Nutrición Humana, ni siquiera un curso privado de esos que cuestan 3.000 pavos y te dan 24 meses para que los termines. Nada. Les dan unas charlitas los de Herbalife y ya están preparadas.

Con todo su morro, se ponen en el perfil que les consultes para que, con dos cojones, te hagan un estudio nutricional. Esto significa venderte unos botes de polvos para batidos asquerosos que sustituyen una comida, otros para una bebida a la que se refieren como quemapanzas -porque dicen que hay que beber un mínimo de 2 litros de agua diarios, que si lo lee Basulto acompañado del resto de atrocidades se nos suicida-, un montón de pastillas que parecen el tratamiento de un enfermo terminal y luego te dan los típicos consejillos de que comas sano y hagas ejercicio.

Perdona perla: comer sano y hacer ejercicio es precisamente como se pierde peso, sin aprovecharse de la desesperación de la gente para venderle mierda aparte.

¿Detox? Si alguien se tiene que desintoxicar un órgano, LO QUE NECESITA ES UN TRANSPLANTE.

Te sueltan los mitos de la abuela de toda la vida y con eso se hacen el agosto. Con razón todas quieren ser consultoras de Herbalife y todas sirven para ello.

Hasta mi vecina Paqui que no tiene la ESO y es más bruta que un arado, está sacándose ahora unas perrillas a costa de la gente con sobrepeso y les cuenta unas milongas que no se cree ni ella.

Se ha abierto un perfil en Instagram, donde pone fotos suyas de cómo ha sido toda la vida de delgada por genética y se marca que no sube las de su etapa de gorda, porque se odiaba tanto que no se las hacía.

Paqui, y las miles de paquis que tenemos ahora mismo en España, te agregan en masa a Instagram y te bombardean a fotos e historias con los polvitos milagrosos, el líquido quemapanzas, las pastillas maravilla y hasta cremas para la cara que te quitan 30 años.

Son el spam del 2017.

Ahorra dinero, prescinde de las paquis. Con que comas sano (y el concepto de saludable es bastante diverso, así que si tienes dudas pregúntale a un nutricionista de los de verdad) y te muevas, adelgazas seguro.

Paqui no va a solucionar tu problema y te va a meter un sablazo.

En tu mano está.

Última modificación: 27 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: