La cerda de Peppa Pig

Escrito por | Cine&Tv, Mapaternidad

Estaba viendo Peppa Pig con mi hija, de brazos cruzados en el sofá y prestando total atención cuando me di cuenta de que estaba flipando con la cerda esta. Me encanta porque en este caso puedo decir la cerda de Peppa sin que parezca un insulto porque lo es. Es una cerda y uno de los mejores memes que circulan por Internet hace referencia a ese aspecto de Peppa. Es este:

Peppa pig

Apuesto a que Peppa tardaría eones en conseguir completarlo

En fin, a nada que tengáis hijos y les entretengáis de vez en cuando delante del televisor o YouTube (aunque nunca lo reconoceríais en el corro de madres y padres porque eso es de mala gente y atonta a los niños), todos sabéis quién es Peppa Pig. Para los despistados o los que entretienen a sus hijos con cuentos educativos el 100% del tiempo que comparten con ellos, Peppa Pig es una cerda muy mal dibujada que dice “oink” cada vez que se presenta. Tiene un hermano pequeño, George, que también dice “oink” pero más suave y después están sus padres, que en un alarde de creatividad fueron bautizados como Mamá y Papá Pig y cuyo “oink” hace temblar la tele.

Efectivamente, son los únicos cerdos del pueblo porque sino imaginad el jaleo de saber a qué Pig te refieres. Bueno, hay más pero son la familia de Mamá Pig y que en otro alarde de creatividad fueron bautizados Abuelo y Abuela Pig. En esta serie son como esas familias en los que ella acaba llamando al marido “papá” y él a su esposa “mamá”, sí, sabéis de lo que os hablo.

A Peppa Pig le gusta saltar en los charcos de barro y no podemos juzgarla por ello porque es una cerda. Lo que si puede parecernos curioso es que sea una cerda con un pez de mascota. Esto pasa en todos los dibujos con animales como protagonistas que, claro está, nadie tuvo huevos de ponerles con humanos de mascotas porque confundiría a los niños, que es a quienes va dirigida la serie. Tener un humano de mascota te confunde, ser un cerdo que habla no.

Peppa Pig, a parte de cerda, es impertinente, cotilla, quisquillosa, rencorosa, marisabidilla y petarda. No tiene desperdicio, como todos los cerdos, claro.

La serie pretende ser políticamente correcta para enseñar a los críos ciertos valores, pero la verdad es que hay errores típicos como hacernos creer que trabajando Mamá Pig en casa en realidad no está haciendo nada. Esto se lo dice a la cara y sin anestesia su hija, que debe de creer que las galletas que se mete al cuerpo las ha hecho Mercadona (o en este caso, la Señora Rabbit, que para quien no lo sepa gobierna el mundo).
Además, Papá Pig nos ha sorprendido en más de una ocasión haciendo alarde de que estar gordo mola y de cómo le gusta no hacer nada, que “no hacer nada” para él significa sentarse al aire a leer el periódico. Es experto en todo y es como decir “hace mucho que no llueve”, que lo dices y llueve. Cada que el cerdo padre dice ser experto en algo, un terremoto sacude el otro extremo del mundo.

Ya os he comentado que a Peppa le encanta saltar en los charcos de barro, bueno pues a todos los cerdos les gusta, ¡qué ostias! a todo el pueblo. ¿Y sabéis qué? en ese maravilloso municipio donde viven, donde todas las edificaciones se hicieron en la cima de colinas y montañas, todos quieren saltar en los charcos de barro y estos charcos, crecen a medida que alguien se mete en ellos.
Vete tu después a decirle a tu hijo que los charcos son para verlos de lejos y no para meterse dentro. ¡Es complicado porque están en una edad en la que confían más en la cerda de Peppa que en ti!

Peppa pig

Yo sólo me fío de este cerdo

Otro momento clave de la serie es ese desparrame de animales al final de cada capítulo: ALERTA SPOILER, cuando se lo están pasando chupi canela cogen y se despatarran todos en el suelo a partirse de la risa. Yo no le suelo ver la gracia, pero oye, quién sabe.

La señora Rabbit

Si la Señora Rabbit fuera yankee sería el FBI, la NSA, la CIA, los Boy Scouts, los Call of Duty, los Navy Seals, la dueña de Wallmart, de McDonalds, de Google, de Amazon, de LEGO, de BubbaGump, de Netflix… pero la Señora Rabbit ha nacido en el pueblo de Peppa Pig y la mujer, aún así, se ha hecho poderosa.

Un día decidió emprender y comenzó con un carrito de helados. Después descubrió que en la comunidad nadie se hacía cargo del supermercado y montó uno. Al supermercado le siguió un helicóptero y la grúa, que oye, es la evolción natural de todo emprendedor. Y a emprendedora no le gana nadie a la Señora Rabbit porque dirige el parque de bomberos, es azafata de vuelo, conduce el autobús escolar, el autobús normal, el tren, dirige la biblioteca, tiene un globo aerostático, el museo, la zapatería… es como McGiver, de todo sabe y de todo tiene… es por todo esto y lo que está por venir que le recibió la mismísima Reina para condecorarla por ser tan trabajadora.

Lo que no queda tan claro es si la señora Rabbit es mujer de el señor Rabbit o si, por el contrario, el señor Rabbit es marido de Mamá Rabbit, que es la hermana gemela de la señora Rabbit y a su vez madre de Rebecca y Richard Rabbit. Podéis conjeturar todo lo que queráis al respecto, es casi tan complicado como entender el ir y venir de personajes en la saga de Terminator, que al final no sabes si es hoy, ayer o mañana.

Madame Gazelle

Si la Señora Rabbit es la súper mujer trabajadora en la que nadie querría reencarnarse (al menos yo), Madame Gazelle es Cher. Esta gacela Thompson que ha viajado por todo el mundo comprando instrumentos y en su día tenía su propio grupo de Rock, es la profesora de la guardería y la Jordi Hurtado de Villa Peppa Pig.

Esta gacela ha enseñado a dos generaciones de animales en la escuela: a Peppa Pig y sus amigos y a los padres y madres de éstos. ¿Cómo puede ser? pues porque es inmortal. Nos genera confusión, claro, porque estamos acostumbrados a ver las gacelas morir pronto en los documentales de La2, pero vivir decentemente como gacela es posible, Madame Gazelle es la demostración.

Animales con animales

Esto es complicado. Si vas a hacer una serie de dibujos donde los animales son los protagonistas, como os decía, lo lógico es pensar que sería extraño que tuvieran mascotas animales. Es decir, eres una cerda que tiene gallinas. ¿Por qué tú has desarrollado la capacidad de hablar y saltar en los charcos de barro y tus gallinas no?  ¿Cómo es posible? ¿Cómo puede ser que cerdos, toros, cebras, perros, zorros, ovejas, elefantes, rinocerontes, gacelas… hayan llegado a ser autónomos y hablar y los patos, gallinas, tortugas, insectos palo, loros, peces, iguanas, hamsters no?

¿Acaso los desarrollados son veganos, que dicen estar más evolucionados que el resto? Reiros, pero Iker Jimenez tendría para un Cuarto Milenio que dure al menos una semana  si se pusiera a analizar este fenómeno en vez de a hacerle autopsias a un muñeco de plástico diciendo que es Felipe II.

Aunque bueno, debería mencionar también al señor Patata. Coño, ¿a quién se le ha ocurrido que el locutor de la tele de una serie de animales sea una patata? ¿estaba la Señora Rabbit ocupada cuando se hizo el casting? y puestos a poner una patata que ha conseguido aprender a hablar y adelantar en la línea evolutiva a patos y gallinas, ¿cómo puede ser que sea tan jodidamente grande? ¡Porque santa patata! Misterios de Peppa Pig, amigos.

La cerda de Peppa Pig

Poco os he hablado de ella, pero es que no la soporto. Lo mejor de Peppa Pig es su hermano George (que creo que es porque no habla) y su dinosaurio. Y lo peor es todo lo demás. ¡Qué cansina es esta cerda! no se cansa de decirnos que cualquier cosa que le rodee y le una con lazos de sangre es “lo mejor del mundo”.

No hace más que menospreciar a su hermano y amigos. Es una marisabidilla pero no tiene ni puta idea de silbar y se deprime porque no aprende. ¡Pues ensaya Peppa, coño! Ilustra a los niños de todo el mundo que te ven y quieren ser como tu (unos cerdos) a conseguir sus objetivos en la vida esforzándose y no bajando la cabeza y lamentando que todos sepan silbar menos tú. ¡Qué vergüenza para la especie! Si sigues así, van a involucionar a los cerdos y a relegarlos a animales de compañía de la Señora Rabbit, que es quien debería encabezar la serie.

No sé cuántas veces puede llamar la niña de los peines “tonto” a su santo progenitor y a este darle exactamente igual. Que vale que lo le pueda dar una zotaina extra en su culo rosa porque ahora es delito, pero llamarle la atención… que luego así nos va con los niños rebeldes del parque que se creen mejores que los demás, que lo han aprendido de la jodida Peppa.

Pese lo que nos pese, Peppa Pig está en nuestras vidas y ahí seguirá a la altura de La Patrulla Canina, próximo objetivo a analizar en el post porque: ¿os habéis parado a pensar cómo puede ser que los más competentes de un pueblo entero sean un crío adolescente con un coche más tuneado que en Too Fast Too Furious y sus perros explotados? Pues eso.

Última modificación: 21 Marzo, 2017

5 Responses to :
La cerda de Peppa Pig

  1. Natalia dice:

    Tengo la suerte que las dos pequeñas pasan de la cerda y los dos mayores están en otra etapa, pero así y todo más de una vez la he puesto trabajando de monitora y me cae como una patada en los bajos. El capítulo de la fiesta de disfraces que hace de jurado y se elige a ella misma demuestra el gran ego de la Peppa. No le veo el lado educativo, vaya. Lo de animales con animales viene de hace muchos años. Ya Ves, Mickey Mouse es un ratón y tiene de mascota a un perro, lo más lógico del mundo.

    1. Lo de Mickey y Pluto es flagrante, yo es que he estudiado biológia y necesito dar explicaciones a estos asuntos

  2. Judit dice:

    Pues a mí la cerda me gusta, es decir me gusta todo lo que me puede gusar unos dibujos par niños, pero sin duda me gusta mucho más que la patrulla xanina o cualquier otro dibujo de perfectos muñequitos educativos que comen acelgas y no se tiran pedos. Quizás es menos educativa pero numa creí en el “bowling for columbine”.
    Un saludo

    1. En parte estoy de acuerdo, es decir, no son más que dibujos animados. Sin embargo, echo en falta sacar de la trama insultos al padre y clichés que quitándolos la serie no perdería nada. Te compro que en La patrulla canina todo es arco iris, pero seguimos en lo mismo, son dibujos para niños.
      Tenemos pendiente analizar a la Patrulla por cierto 😀
      UN saludo Judit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: