La comunicación durante el resto del año

Escrito por | Vacaciones en Paz

Yo no podría hablaros de cómo era antes, cuando en los campamentos no había WiFi. Sé algo por oídas, pero de lo que no conozco; no hablo. Sí me comenta alguna madre de acogida que llamaban una vez a la semana, y… sinceramente… Supongo que me hubiera acostumbrado como todo hijo de vecino, pero sin duda se me hubiera hecho mucho más cuesta arriba estar separada de la Ran durante 10 meses.

Y es que, considero, que si el whatsapp ha sido realmente útil para algo, es para mantenernos en contacto con los niños el resto del año.

Vale, no es igual cuando la Ran me envía un audio desde el teléfono de sus padres o de sus tías que cuando lo hace desde la tablet de su prima. El tono no es el mismo ni la formalidad tampoco, porque les tiene un respeto y no puede hacer las mismas bromas, pero quieras que no, hablar casi todos los días es increíblemente tranquilizador.

Y ahora, le han dado las vacaciones de verano. Sí, en muchas partes del planeta las vacaciones son en mayo, ¿cómo se os queda el cuerpo? En República Dominicana, por ejemplo, también terminan en mayo. Me acuerdo de que mis primos siempre terminaban mes y pico antes que yo, pero luego literalmente me daba la risa cuando a finales de agosto se les acababa el chollo y yo seguía en casa.

Este año, la Ran llegó a los campamentos justo el día que comenzaba la vuelta al cole. Que por lo menos ya era en septiembre, como aquí. Yo le decía que se iba a bajar del avión e irse directa a clase con maleta y todo y su cara era el reflejo del alma. “Corre Ran, vas sacando por el camino las libretas y el estuche, no te vayas a perder el primer día de clase”.

Pues, no es por presumir, pero el otro día me dio la maravillosa noticia de que le habían dado las notas y era la primera de la clase. ¡Casi reviento del orgullo! Hasta lo publiqué en las rrss con su cara pixelada, de la emoción que me entró.

Aunque, sinceramente, no me extrañó nada. La Ran quiere ser médico y médico será, nunca lo he dudado. Aparte de su inteligencia, es trabajadora y sacrificada. En resumen, la típica niña -que aunque esté mal etiquetar- que ya ves desde pequeña y dices: “Va a llegar muy lejos”. Este es el caso.

Ahora, imagináos, la Ran se encuentra de vacaciones escolares. 24 horas para el ocio y aún casi un mes y medio para aterrizar en tierras astures. Eso le da para mucho… Y ya está orquestando planes con los más amigos y piques con tal y con cual. Vamos, que va a llegar cargadita de intenciones.

El día de hoy se levantó decidida en lo que a audios se refiere y me provocó tal ataque de risa que estuve hasta llorando. Pero vamos, que este año viene guerrera es irrefutable.

Así que cuando se vaya acercando la fecha, le pondré la piscina, le compraré varios juegos del Quimicefa, Ceranova y demás flores… ¡Y que tiemble Asturias, mis queridísimos!

Ay el calor… A 46 me dijo que estaban ya… Y todo influye.

Aquí se me quitan todas las ganas de bromear y solo me quiero quejar. QUÉ INJUSTICIA TENER A ESTA GENTE, Y A ESAS TEMPERATURAS, OLVIDADA EN EL DESIERTO. Sabido por todos, censurado en los medios de comunicación -como el 99% de noticias relacionadas con el Sáhara Occidental, no sea que haya que devolverles su tierra y se termine el chollo- y una absoluta vergüenza.

Sin embargo, como aquí no hay censura y cada día nos lee más gente, ya os lo cuento yo.

Última modificación: 21 mayo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: