La importancia de ser donante

Escrito por | Actualidad

Por: La López

A pesar de que cada día hay más campañas de concienciación sobre la donación de sangre, plaquetas, o médula, por poner algún ejemplo, parece que la cosa no va con nosotros hasta que no nos toca un caso de cerca. Es más fácil pensar que eso solo pasa a los demás.  

Desde que era pequeña, mi madre me habló de la importancia de ser donante. Ella lo fue de joven hasta que problemas de salud se lo impidieron, y desde niña me animó a que yo hiciera lo mismo, así que la misma semana que cumplí 18 años las dos fuimos al centro de donación de la ciudad a que me informaran sobre el proceso, a pesar de que no tiene complicación alguna.  

Esa fue la primera vez que doné sangre, y desde entonces lo hago todas las veces que está permitido, y lo haría más si me dejaran. Me siento tremendamente orgullosa al pensar que un ratito de nada ayuda a que tres personas tengan mejor calidad de vida, o incluso se la haya salvado.  

El personal es de lo más atento, el proceso no duele nada y no puede ser más seguro, y la satisfacción al salir te hace sentir mejor persona. A nosotros no nos cuesta nada, y sin ser muy conscientes de ello, estamos ayudando a salvar muchas vidas y a mejorar muchas otras. No solo se utiliza sangre para operaciones, sino para muchos tratamientos, para gente que tiene problemas de algún tipo y necesita transfusiones, como por ejemplo una anemia fuerte, para paliar efectos de quimioterapias o radioterapias, problemas con sus plaquetas… no sé, un montón de cosas que ni nos planteamos.  

Esta entrada no es revolucionaria, ni reivindicativa, ni de opinión de ningún caso de televisión. Hoy solo pretendo haceros llegar algo de información sobre la donación de sangre, sobre el proceso, los requisitos que se necesitan, y lo mucho que podemos ayudar con un gesto tan pequeño.  

¿Qué se necesita para poder ser donante de sangre? ¡Cuatro cosas contadas!  

  • Pesar más de 50 kg
  • No tener anemia  
  • Tener la presión arterial en valores correctos
  • Tener cumplidos los 18 años

Aun así, la legislación es cada vez más compleja y exige más garantías, por lo que es posible que aun así se rechace alguna vez la donación si el médico que te ve cada vez que vas a donar lo considera conveniente, tanto por tu bienestar, como por el del receptor. Por ejemplo, aunque tengamos dentro del rango aceptable los valores de hemoglobina, pero el médico considera que donando puede repercutir de una manera negativa a tu salud, te recomienda no hacerlo. A mí me ha sucedido varias veces, y siempre me sirve de preaviso para mis controles rutinarios de las analíticas en el centro de salud.  

 

Evidentemente, también es posible que rechacen nuestra donación por algún motivo. ¿Cuáles pueden ser? Os cuento aquí algún ejemplo, aunque podréis encontrar mucha más información en cualquiera de las páginas oficiales de los Centros de Donación de España, yo las he sacado de la de Asturias, que es de la que formo parte:  

  • Anemia. Podrás volver a hacerlo cuando estés recuperado
  • Operaciones. Valoran los riesgos y toman un tiempo prudencial hasta que consideran que puedes volver a donar.  
  • Embarazo. Hasta 6 meses después del parto.  
  • Contactos sexuales de riesgo. Para evitar contagios de ETS
  • Tatuajes: Parece una cosa obvia pero no se puede donar hasta 4 meses después de tatuarse.  Endoscopias digestivas.  
  • Vacunas.
  • Medicación: Estudian tu caso concreto para saber si es conveniente donar o no con lo que tomas.  
  • Viajes a determinados países, por ser considerados de riesgo.  

Como os digo, en vuestro centro de transfusiones os informarán detalladamente de todas las dudas que tengáis, pero aun así no os cortéis en preguntarlo todo, porque el personal es encantador y siempre tienen tiempo para compartir con vosotros. ¡Bien vale la pena!  

¿Sabéis que con cada donación que hacemos, podemos contribuir a mejorar/salvar la vida de tres personas? Mucha gente piensa que solamente se usa una bolsa para una persona, y no. Los diferentes componentes pueden usarse hasta en tres: plaquetas, hematíes y plasma.  Esto solo debe servirnos de aliciente para animarnos a donar sangre… ¡Con un pinchazo y un ratito de charla con el personal de donantes podemos ayudar a tres personas!  

El proceso de donación dura entre 15 y 25 minutos, donde estás cómodamente tumbado en una camilla, y rodeado de profesionales que en todo momento están pendientes de ti y te preguntan cómo vas, si te encuentras mal, o están a tu disposición para todo lo que necesites. Cuando acabas y extraen la vía, pasas a una sala donde estarás unos pocos minutos tomando un refrigerio para recuperarte, y a los pocos minutos… ¡Como nuevo y a casa a esperar para un nuevo asalto! Mientras tanto, hasta tres personas en un hospital, sin saberlo, verán mejoradas sus vidas. No sé, pocas cosas imagino más reconfortantes que esta.  

Para aquellos que ya hayan experimentado el caso y se decidan a dar un pasito más, se puede donar sangre, en lugar de por el procedimiento común, por uno denominado aféresis, que es algo más largo que el normal porque dura entre 50 y 60 minutos, y que ayuda a tratar de manera más eficaz a los pacientes, dado que por medio de una máquina que se llama “separador celular” extraen la sangre del donante y solamente cogen los componentes que se necesitan para un tratamiento, por ejemplo plaquetas o plasma y te regresan los demás, siendo el proceso de recuperación aún más rápida, sin apenas pérdida de glóbulos rojos, y pudiendo donar incluso más veces que en el procedimiento usual. ¿Lo sabíais? ¡Igual de fácil, sencillo y seguro que el anterior! No me diréis que no hay maneras de ayudar.  

Lo mismo ocurre con la médula ósea. Aunque la gente tiene mucho miedo por parecer algo complejo, aunque requiere más tiempo y un mayor grado de compromiso, tampoco se corre riesgo en ningún momento. Todos recordamos el caso de Pablo Ráez, el joven malagueño que falleció el pasado Febrero en Málaga que creó una verdadera cadena humana de solidaridad a través de las redes sociales pidiendo que todo el que pudiera acudiera a hacerse las pruebas de compatibilidad para formar parte del Banco Mundial de donantes y saber si podemos salvar la vida de una persona.  

Ser compatible con alguien es muy difícil, por ello es tan importante ser cuantos más mejor, para aumentar las posibilidades de éxito. En España, la red REDMO cuenta con todos los donantes de médula, y de no encontrar aquí a alguien compatible, se acude a los extranjeros hasta que aparece la persona adecuada para hacer la extracción.  

¿Cómo se hace la donación de médula? Pues hay dos procedimientos.  

  • Por sistema periférico o aféresis, para la obtención de plaquetas, como os comentaba anteriormente.  
  • Por punción en el hueso de la cadera, con anestesia, de donde se obtienen las células necesarias para el trasplante del receptor.  

El proceso, como os digo, está controlado y supervisado en todo momento y no supone ningún tipo de problema ni secuela para el donante más allá de una pequeña molestia en la zona durante una semana como máximo.  

Al respecto, podéis encontrar toda la información en la Fundación Josep Carreras, donde os podrán informar de todo el proceso con mucha mayor precisión que yo, y os resolverán todas las dudas que podáis tener.  

Espero que este pequeño paseo por el mundo de la donación de sangre os haya ayudado a despejar las dudas que tengáis y vayáis a donar sangre en cuanto podáis, porque de verdad que es un pequeño gesto tan sencillo que a todos deberían hablarnos desde pequeños de la importancia tan grande que tiene serlo, y tener una reservar de donantes suficiente para hacer más llevaderas muchas enfermedades, y por supuesto, salvar las vidas que se salvan.  

No lo penséis, os lo dice alguien que lleva diez años haciéndolo, y os digo que si más veces pudiera donar, más lo haría. ¡Ayudadnos a ser más y más, a contribuir con gestos minúsculos, a ser solidarios, y a mejorar vidas!  

15 minutos de nuestro tiempo pueden ayudar a salvar… ¡3 vidas!

Información sobre donaciones de sangre, cordón umbilical y médula ósea en la dirección del Centro de Transfusiones del Principado de Asturias:  

http://www.donasturias.org/

Última modificación: 14 noviembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: