La maternidad subrogada a debate

Escrito por | Actualidad

Sería ya de por sí una buena noticia, que se pudiera debatir abiertamente de la maternidad subrogada sin que parezca una herejía. Como ya pasara hace unos años con el debate del aborto, parece que si no se habla de ello, no existe.

Conscientes de que es un tema controvertido, hay sectores que piden su estudio, su regulación y su legislación para ofrecer así la posibilidad a hombres, mujeres, familias… quien lo desee, de optar por esta opción para convertirse en padres o madres. Sin embargo, como en todo asunto que afecta a la moral, la ética y a las personas, también hay detractores.

La maternidad subrogada a debate

foto: www.chileb.cl

Esta semana era entrevistado Íñigo Errejón en Hoy poy Hoy de LaSer y era preguntado por este asunto donde reconocía que era un tema a debatir dentro de la formación, a la vez que un asunto complicado donde chocaban el derecho a la reproducción y el riesgo a mercantilizar vientres. Después de su intervención Lidia Falcón publicaba una carta abierta al número dos (de momento) de Podemos en la que le decía: “Las mujeres no somos vientres de alquiler” (podéis leerla aquí).
A la señora Falcón le parece imposible que las mujeres de Podemos, liberales y feministas, estén considerando votar a favor de la maternidad subrogada.

Esta, sin embargo, no es la primera vez que el tema sale a debate ya que en Agosto del año pasado saltaba la noticia de que Jaime Cantizano se convertía en padre a través de un vientre de alquiler en los Estados Unidos. Con la noticia del nacimiento de su hijo, el presentador reivindicaba “el derecho de los hombres a recurrir a esta fórmula para ser padres”.
No tardaban en llegarle las críticas, esta vez en forma de artículo escrito por Yolanda Domínguez en el Huffingtonpost. Allí dónde Cantizano reclama un derecho, Yolanda Domínguez veía cómo “La mentalidad neoliberal se nos está yendo de las manos, parece que todo se puede comprar con dinero”

Cuando se tratan ciertos temas en los que la moral y los derechos chocan de frente, ocurre que donde algunos ven un ataque otros ven una defensa. Por ejemplo, algunas feministas no contemplan siquiera la posibilidad de legislar la maternidad subrogada porque afecta directamente a las mujeres y sus úteros. Por el contrario, otro sector de mujeres (que seguramente también se consideran feministas) defiende el derecho de las mujeres a elegir libremente si ceden sus úteros para gestar el bebé de otro.
Donde algunos ven un acto de generosidad otros ven comercio y es que, no olvidemos, que en los países donde la maternidad subrogada está legislada (como Canadá o Estados Unidos) la mujer gestante recibe una compensación económica por “las molestias” (aunque no me gusta llamarlo así)

Mientras algunos ven en la maternidad suborgada otro medio para conseguir ser padres/madres, otros consideran una nueva forma de someter a la mujer

Comentaba al inicio de este post como ya ha sucedido querer tratar temas tan complicados como este en el pasado y me refería a la ley del aborto. En este caso, un choque directo contra la moral de muchos no supuso un rechazo a legislar esta práctica y permitir que las mujeres decidieran libremente si querían interrumpir o no un embarazo dentro de unos límites legales. Evidentemente, aunque sea tema de discusión, no podría ser yo, mi vecina del quinto, una feminsita, un cristiano o un ciudadano cualquiera quien decidiera dónde poner los límites. Hay personas capaces, estudiadas y con la capacidad necesaria para legislar temas de esta importancia y debemos confiar en esas personas para obtener la mejor ley.

¿Qué diferencia hay entre permitir a una mujer elegir libremente qué hacer respecto a su embarazo y permitirle decidir libremente sobre su útero? Personalmente, la libre elección es lo que debería predominar en estos casos tan complejos y siempre aparados en una regulación. Es así como se evitaría mercadear con la subrogación, como ya ocurre en diferentes países del mundo donde hay granjas de bebés (algo que nos recuerda a películas como La Isla o Matrix) que después serán comprados. Evidentemente, esto es una aberración, como muchas otras vulneraciones de los derechos humanos que se llevan a cabo en estos mismos países, es ahí dónde los países deben diferenciarse, en legislar para las personas.

La subrogación vs la adopción

No es la primera vez que escucho que no sería necesario recurrir a la subrogación habiendo bebés, niños y niñas esperando a ser adoptados en nuestro país. Pero, ¿cuál es la media de espera para adoptar en España? ¿por qué muchas familias, hombres o mujeres recurren a adoptar en el extranjero?.

Lo ideal sería tener un sistema social digno dónde habiendo muchas personas dispuestas a adoptar y muchos críos a la espera de ser adoptados, la burocracia no demorada esta práctica hasta 4 años.

También existe la posibilidad de ser madre o padre a través de las clínicas de fertilidad cuando es necesario y no nos llevamos las manos a la cabeza porque, aunque nos cuesta creerlo, ya es una práctica habitual que hasta la seguridad social ofrece. Y aún así, hay quién no puede recurrir a este tipo de tratamientos porque no cumple con los criterios establecidos.

Los derechos de unos no se pueden ejercer contra los derechos de los demás

Precisamente por eso, no podemos impedir que haya mujeres que quieran someterse a una fecundación para gestar el bebé de un tercero. ¿Dónde está la libertad de esa mujer que ha decidido libremente ceder su útero si se le niega el derecho a hacerlo? Es una absoluta incongruencia.

Ni siquiera me parece una temeridad que la mujer que se somete a esta práctica sea compensada económicamente. Actualmente tenemos clínicas donde las mujeres y los hombres donan sus óvulos y sus espermatozoides recibiendo una remuneración y no he leído en ninguna parte que sea un sacrilegio. ¿Por qué esa doble vara de medir?

Parece ser que el debate de la maternidad subrogada ha traído consigo el debate de la mejora del sistema de adopciones de nuestro país y eso, por supuesto, es bueno. Es necesario. Sin embargo, llegar a tener un sistema justo y acelerado de adopciones no implica que no haya quién prefiera recurrir a un vientre de alquiler.

Comentaba esta mañana en mi grupo de amigos este asunto y no todos estábamos de acuerdo en que la maternidad suboraga debe ser, al menos, un tema a tratar por los políticos con el fin de plantear una posible legislación. Salió a relucir algo que no se me había ocurrido, algo que ocurre a diario como es la lucha entre clases. Mi amigo veía la surogación como un futuro negocio en el que una mujer con problemas económicos decidiría usar su cuerpo para que una familia con recursos pudiera tener familia. ¿Que opináis al respecto? yo, después de buscar en Internet casos de famosos que han recurrido a esta práctica para crear una familia, creo que si fuera una actividad al alcance de los bolsillos de una familia media, no sólo sería un “derecho” para quien tiene mucho dinero.

Los propios tratamientos de fertilidad no son baratos si, por circunstancias, las familias no son aceptadas en los procesos de la sanidad pública.

Conclusión

Si algo está claro en este tema, como lo estaba en el aborto (aunque me de rabia compararlos ambos constantemente) es que son dos prácticas que afectan directamente a la mujer porque en ambos casos, ellas son quienes van a llevarlo a cabo.
Siendo de mentalidad abierta para prácticamente todos los temas sobre los que se puede debatir, veo primordial dejar claro que debería ser una regulación donde predomine el derecho de la mujer a elegir libremente ejercer de vientre de alquiler para terceros. Es fundamental y creo que en esto, no debería haber ninguna división.

Por otro lado, veo necesario el debate, poner frente a frente las posturas de los detractores y los defensores y, probablemente, con sus opiniones en la mano, a algunos nos entrarían dudas. Siempre habrá dudas, esto es así. Habrá a quien le parezca una atrocidad abortar y por eso es libre de no hacerlo, pero nadie salvo uno mismo puede tomar una decisión tan importante amparándose en la ley.

Si por algo nos caracterizamos como especie es porque evolucionamos, lentamente, pero lo hacemos y ya va siendo hora de hacerle frente a este y otros asuntos que antes no se tenían en consideración y ahora son un reclamo, aunque sea por parte de un sector reducido de la sociedad: la transexualidad, la asexualidad, la maternidad subrogada, las adopciones monoparentales, ovodonación… quizá haya llegado el momento de redefinir la norma y avanzar.

Última modificación: 9 Febrero, 2017

7 Responses to :
La maternidad subrogada a debate

  1. La Tita Pank dice:

    Muy interesante tu posicionamiento y tu forma de exponerlo.
    Comparto contigo el salvaguardar, por encima de todo, la libertad de decisión de unos y otros, de todos.
    Y la necesidad de una regulación legal que impida sometimientos forzados.
    Es necesario que este debate esté en la calle para que la gente pueda crearse una opinión. Mucha gente ni sabe lo que es la gestación subrogada y otra tanta lo ve como un sacrilegio. El debate es bueno y hace que las posturas se relajen y se acerquen, buscando puntos en común.
    Así que gracias por aportar tu opinión a este reciente debate!

    1. Lady Bread dice:

      Muchas gracias por tus palabras La Tita Pank!
      Como bien dices, lo mejor para que se informe sobre algún tema es debatirlo. No se puede tener una opinión sobre un asunto si no se tiene la información y este es un tema muy nuevo en nuestro país. Sólo quería poner mi granito de arena. Veremos como avanza el tema.
      Un abrazo

  2. Silvia dice:

    Yo creo que la subrogación y la adopción no tienen que estar relacionada. Puedes ir a subrogación porque quieres un hijo de tus genes y no estar preparado para la adopción o que no te interese.

    1. Lady Bread dice:

      Nosotros también pensamos que debe haber ambas opciones y que, efectivamente, son maneras diferentes de convertirse en padre o madre

  3. Angela dice:

    Varias veces se duce ” que la nujer “elija libremente”, salvi casos muy puntuales, como el de ayudar a una amiga nuy querida a cumplir el sueño de ser mamá, o ayudar a un familiar, no creo que nadie ” elija libremente” llevar adelante un embarazo con los costos que ello implica desde varios puntos de vista, sobre todo que un embarazo tiene muchos riesgos sanitarios ( de los que poco se habla) que incluyen, en casos extremosn pero nada infrecuentes, la muerte. Claramente solo lo hará quien necesite el dinero, entonces sí las clases mas pudientes, harán uso del útero de las mujeres mas necesitadas para poder tener un hijo.
    Que pasa si una mujer que alquila su útero tiene complicaciones y quedan secuelas? Y si tiene complicaciones y debe hacer reposo durante todo el embarazo? Y si pierde el embarazo? Y si luego de llevar ese niño 9 meses se arrepiente y no quiere entregarlo? Y si muere?
    Claramente qyuenes van a alquilar su vientre son las mujeres de bajos recursos, una mujer de clase media, con un trabajo, o una profesión, o con una familia, no se va a arriesgar a llevar adelante un embarazo, que se puede complicar y poner en riesgo lo que tiene, salvo que realmente necesite y mucho, el dinero que le ofrecen
    Ser padres es un deseo, legítimo que cualquier ser humano puede tener, pero no me parece que sea un derecho que se oueda obtener a cualquier costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: