Las “metomeentodo” de la crianza

Escrito por | Mapaternidad

El otro día mientras me distraía leyendo a la gente en Twitter me topé con este tweet:

Me quedé flipando cuando lo leí. Tengo que reconocer que no soy yo defensora total de la lactancia materna, es más, a mi hija no le dí lactancia materna y no por eso soy mala madre; pero dejándo este tema a un lado, lo que me parece realmente preocupante es que una señora que no conocía de nada a esta chica, le dijese que dejara de dar el pecho.

En este caso, le soltó que dejara de darle la teta, pero hay otros casos como no le des galletas, no lo cojas cuando llore, lo estás malcriando, quítale el pañal, no le des biberón, y un sin fin de cosas que nos hacen replantearnos muchas ideas.

En primer lugar, ¿qué derecho tiene una persona que no conocemos de nada a darnos “consejos”? Ninguno, primero porque son consejos no pedidos, que nos importan más bien poco por no decir nada. Segundo, ¿sabe a caso esa persona las circunstancias que he vivido o estoy viviendo para tener que decir algo que ni a ella misma le importa? Pues no, pero vivimos en un país dónde meterse en la vida de los demás y en lo que los demás hagan es un deporte.

Señoras que no tienen hijos y que te dicen cómo educar al tuyo, es que me toca los cojones pies. Hay mucha doctora liendre por todos lados, que de todo saben y de nada entienden.

Si le doy el pecho, si le doy el biberón, si le doy galletas, si lo llevo en tirantes, o si lo llevo en pañal, es problema mío, de nadie más, ya estamos cansadas de las “metomeentodo”. Cada una sabrá como criar a sus hijos y qué es lo mejor para ellos.

Yo, sinceramente, aún no me he visto en la situación en la que una desconocida me diga a la cara qué hago bien y qué hago mal con respecto a la crianza de mi hija, supongo que hay que verse en la situación, pero conociéndome, lo primero que le soltaría, es que a ella le importa una mierda, hablando mal y claro, lo que yo haga con mi hija. Que es que a veces nos tomamos unas libertades que no nos tocan. Sí a mí me molesta que me digan qué tengo que hacer incluso gente que me conoce, imaginaos una desconocida que a saber cómo es ella con sus hijos, en el caso que los tenga.

Dejémonos de meternos en la vida de los demás, dejemos de juzgar y de decir a los demás lo que tengan que hacer, cada uno sabrá con sus hijos y con sus vidas. Ya está bien.

Señora, ahora me dirigo a usted, a la que lleva la falda, un cardado a los años 80 y un bolso enganchado al brazo, usted que no me conoce de nada, no se permita el lujo de dar lecciones de nada, no tiene derecho ni a mí me interesa lo que usted tenga que decir. Hoy me dirijo a esa señora, esa señora que representa a todas las “metomentodo” de la vida:

Viva y deje vivir.

Última modificación: 20 noviembre, 2017

One Response to :
Las “metomeentodo” de la crianza

  1. Maria L.G dice:

    Buenísimo. Con permiso vuestro, comparto en mi perfil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: