Las penas de Rosa López

Escrito por | Actualidad, Cine&Tv, Música

Por: Virginia Arias

¿Os acordáis de aquella canción de Bisbal, allá por su época de rizos largos y Chenoa, titulada “lloraré las penas”? Bueno, pues tan inteligente canción con letra digna de cantautor a lo Paulo Coehlo, podríamos decir que no fue adjudicada al cantante adecuado, y que para hacer justicia a la realidad, ese temazo tendría que haberse colado en el LP de la cantante más plañidera que ha dado España jamás: Rosa de la susodicha.

Queridos hamijos, creo que pocas cosas hay tan cansinas en esta vida como una persona que sólo sabe hablar de sus desgracias y miserias. Ya lo dice el dicho: lo poco agrada y lo mucho enfada.

Querida Rosota (sin acritud, es que en mi casa siempre te hemos llamado así ), ya han pasado ¿16? años desde que te diste a conocer en aquel programa de triunfitos, donde eras la chica gordita e inocente con voz prodigiosa que daba pena a todo el mundo.

Y sí, no sé si alguna vez te lo han dicho, pero por pena precisamente te dieron el primer puesto para que fueras a Eurovisión, programa más casposo que José Luis Moreno con su Macario, donde te vistieron de una guisa muy poco apropiada y te pusieron un coro muy cutre que iba a tono así con la esencia del programa en general.

No ganaste, pero España quedó en un nada desdeñable 7° puesto, bastante bien para el historial que tenemos en ese programa. Saliste llorando por no haber ganado delante de todo el país. Bueno, es comprensible, eras más joven e inexperta y la presión era mucha.

Pero es que hija mía, han ido pasando los años y ya estamos cansados de verte llorar. Cuando no son tus amoríos, es tu frustrada voz. Cuando no, es que no sé quien te ha puesto la pierna para que no levantes la cabeza, y que si tumba que si tamba, que si patatín que si patatán, como dicen en mi tierra. En resumen, que no hay día que salgas en una revista hablando de tu trabajo y de tus canciones (de las que, todo sea dicho, no conozco ninguna que haya sido lo que se dice un hit), pero en cambio de tus problemas y desgracias, creo que ya tenemos una enciclopedia por tomos.

Y por supuesto, de tu fuerza de voluntad y superación personal, ni hablemos. Eres junto con Carlota Corredera la única ex gorda de este país, por lo visto. Nadie más ha adelgazado a base de dietas y gimnasio, ni ha tenido problemas de autoestima por su peso, ni la ha dejado su novio alguna vez.Sois de esas personas que acabáis saturando al público con vuestras desgracias anodinas, pero oye, que si eso te da para vivir y eres feliz así, no voy a ser yo quien se queje. Peor es lo de Belén Esteban y ahí la tenemos para rato. 

En definitiva, Rosa, a seguir llorando las penas, a falta de vender discos.

Última modificación: 14 octubre, 2017

One Response to :
Las penas de Rosa López

  1. Ximo dice:

    Un artículo irrelevante, no por que de quien en el se habla sea irrelevante como se pretende transmitir, sino porque la autora (de la cual desconozco su profesión) se ha saltado la premisa básica del periodismo que se basa en informar y aportar información nueva y relevante. Y, en caso de que su intención no fuese ninguna de las mentadas sino la de dar una opinión, la suya deja de interesarme en el momento que cae en la vulgaridad de aceptar que en su familia (a la cual le presupongo la misma mala educación que a la susodicha) se le denominaba a una persona con un aumentativo por el hecho de padecer sobrepeso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: