Laura Pausini, Marco y yo

Escrito por | Música, Personal

Hace unos días, la cantante italiana Laura Pausini sacó un nuevo albúm de estudio. Es el número 13 de su carrera, aunque tiene alguno más si contamos albúmes en directo o algún recopilatorio.

Yo soy fan de Laura desde que aterrizó en España en el año 1995, contándonos que “Marco se ha marchado para no volver”. No sé si fue que yo entraba en ese momento en la adolescencia, pero su forma de expresar las cosas me encantó y se puede decir que he crecido con ella.

Crecer… Esa es la palabra clave de lo que voy a intentar explicar. Creo, sin lugar a dudas, que si pensamos en “La Pausini”, todos pensamos en canción melódica típicamente italiana. Sin embargo, en los últimos discos ha dejado paso a otros estilos, ya sea en solitario o acompañada por artistas de otros países, por ejemplo, en el albúm de sus 20 años en la música, regrabó sus éxitos y realizó versiones con Marc Anthony, Melendi o Alejandro Sanz.

Crecer… La vida no sé igual con 19 años que con 43 años. Igual que yo como seguidora no la veo igual con 12 cuando la descubrí que ahora con 34 años; y por tanto, no pueden contarse las mismas historias. Hoy en día, lo más probable, es que Marco hubiera pasado sin pena ni gloria porque es un amor adolescente con el que ya no podría verme identificada.  Sin embargo, en las canciones en las que habla de su relación de pareja o de su hija… O incluso de desamor, pero desde un punto de vista de una mujer adulta, en esas sí que me veo o puedo verme identificada.

Todo esto viene porque hay voces que se quejan de que en los últimos tiempos ha dejado la balada romántica como tal para probar sonidos nuevos o incluso estilos que a priori no piensan que vayan con ella, pero señores… Seamos sinceros… Si se quiere seguir vendiendo discos, hay que renovarse porque incluso los fans de toda la vida, pedimos una evolución, porque nosotros mismos hemos evolucionado en nuestras vidas. Eso no quita que si en la radio suena el ya nombrado Marco, la cantemos a voz en grito…. Pero porque forma parte de nuestra vida y nos trae recuerdos de tiempos pasados, ni mejores ni peores, sólo diferentes.

Así que dejemos que el tiempo avance, crezcamos con él, y evolucionemos. Nadie dice que este proceso tenga que ser rápido, pero tiene que ocurrir queramos o no… y si no ocurre, lo siento, pero algo estamos haciendo mal.

Última modificación: 2 abril, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: