Leche materna pa tó 2.0

Escrito por | Actualidad, Mapaternidad

Un día me pasaron esto.

Y a mí me pasó esto.

Vale que el periodismo en general no pasa por su mejor momento. Y el español no es precisamente una excepción.

Pero lo de los titulares pretenciosos y lo de la leche materna “humana” se nos ha ido de las manos. Si lo ponemos todo junto…

A ver. Aquí se mezclan muchas cosas. Primero, no es que unos científicos súper listos hayan redescubierto las mil bondades y una más de la leche materna. Es que han pillado una de sus proteínas, la han aislado, la han juntado con un ácido graso y han sacado algo nuevo que puede ser prometedor.

¿Dónde jugamos sucio en este proceso informativo? Pues cuando citamos el nombre de la proteína y no el nombre del ácido graso que es igual de importante en el proceso. Porque claro, un titular que diga algo así como…

“DESCUBREN QUE LA GRASA HUMANA PUEDE SER UNA FUENTE EN EL TRATAMIENTO CONTRA EL CANCER”

…vende mucho menos.

Por otro lado tenemos la culpa que nos corresponde como público. Aquí nos metemos todos. En el mundo en el que se busca el click fácil, donde ni se leen los textos de las noticias, los titulares mandan. Y si hablamos de leche materna… cualquier cosa que diga que la leche materna es la panacea lo peta.

Lo voy a decir por si acaso. La lactancia materna es primordial, se debe hacer lo imposible por fomentarla. Pero desde luego, el trivializarla y convertirla en una “fast food” informativa más de internet, no nos ayuda en esa lucha.

Porque nos gusta creer que la leche materna cura el cáncer. Porque eso es lo que nos quiere vender esta noticia tendenciosa. Porque se nos hincha el pecho viendo cómo tanto sacrificio para lactar tiene su recompensa. De verdad que estamos deseosos de creer eso, y por ello nos tragamos lo que sea que venga acompañado de “leche materna”. Y esta noticia juega a eso. Omitiendo tanto el nombre del pobre ácido graso que no le ha hecho daño a nadie, como el hecho de que la especialísima proteína se encuentre en la leche materna de casi todas las especies. ¿Ratas? ¿Murciélagos? ¿Ornitorrincos? ¿A que la visión ha cambiado un pelín desde esa perspectiva?

¿Queréis saber cuál es el culpable de esta mitificación de la leche materna? Bloquead durante un momento el móvil, la tablet o apagad momentáneamente el monitor del PC. ¿Veis ese reflejo? Ese es el culpable. Nosotros. Internet no es más que un reflejo oscuro de nosotros mismos. Nos encanta que nos doren la pildora, que nos den una palmadita en la espada, que nos digan lo bien que lo hacemos todo.

Me da vergüenza que, para ayudar en el fomento de la lactancia materna, se deba decir que hay niños criados a biberón que pasan los dos años de vida. No les pasa nada.

Tenemos que dejar de mitificar la leche materna… la humana sobre todo. Precisamente porque es un asunto muy serio y porque hay un montón de madres que se han partido los cuernos intentándolo y no lo han conseguido. Sea por patología, falta de conciliación, desconocimiento, o por que la Diosa Fortuna no quiso.

Cada cosa en su justa medida. No hay que volverse loco con lo que sale de los pezones de un murciélago.

Última modificación: 21 Abril, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: