¿Libertad de expresión?

Escrito por | Música

El otro día fui a una conocida tienda de libros y discos, y vi por casualidad un recopilatorio muy rebajado de las Dixie Chicks -un trío femenino de música country-. Conocía algunas canciones suyas que me gustaban, así que me lo pillé.

Esto me ha hecho recordar la polémica que se levantó hace unos años debido a sus críticas al entonces presidente George Bush. Allá por 2003, antes de tocar en un concierto en Londres la canción antibélica travelin’ soldier -algo así como ‘soldado viajero’-, la vocalista del grupo comentó que estaban en contra de la guerra contra Irak, y que se avergonzaban de que el presidente Bush fuera de Texas al igual que ellas.

Este comentario levantó una ola de críticas hacia las Dixie Chicks por parte de simpatizantes de Bush. Además, se las vetó de algunas emisoras de radio y se organizaron actos públicos de destrucción de sus discos. Como suele suceder con este tipo de linchamientos públicos, algunos antiguos amigos del trío también se subieron al carro.

Natalie Maines, cantante del grupo, tan sólo ejerció su derecho a la libertad de expresión. Sin embargo, se esgrimió el débil argumento de que no se debía criticar al presidente fuera del territorio americano -recordemos que esto sucedió en un concierto en el Reino Unido-.

No suelo entrar en temas políticos, pero este incidente siempre me llamó mucho la atención por la doble moral que demuestra. Habiendo tantos artistas que han criticado públicamente a Bush, ¿por qué se ensañaron tanto con las Dixie Chicks? ¿Por ser mujeres, quizá…?

En cualquier caso, se ha criticado mucho -y con razón, no lo niego- a países como Corea del Norte por su culto al líder. Pero creo que en ese aspecto, y salvando las distancias, Estados Unidos también debería hacérselo mirar.

Última modificación: 23 abril, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: