Llantos por un unfollow

Escrito por | Actualidad

En los predios blogosféricos, foriles y de internet en general, es muy común regalar follows a diestra y a siniestra.

Y quien habla de follows en Twitter e Instagram, incluye el maravilloso mundo de agregar al Facebook.

¿Qué pasa? Que luego conocemos mejor a la gente y, o llegan las decepciones, o nos caen como una patada en los dientes y ahí…

LLEGA EL UNFOLLOW

¡Ese que tanto daño hace! ¿Pero por qué? No lo puedo entender.

Si en persona dejas de ser uno más del grupo de guasap para convertirte en ese a quien no puedo soportar… ¡No me apetece seguir aguantándote online!

Y eso es muy frecuente después de las quedadas, porque son la hora de la verdad. O la gente te ha caído genial, o no la quieres volver a ver ni en retweet. Aceptadlo. Cada uno tiene derecho a borrar de sus redes sociales a quien le salga de la peineta.

De hecho yo, ya sin conoceros en persona, he dado algún unfollow porque si leía una tontería más, se me iba a intoxicar la neurona. Que a mí también me los dan, ojo. Que una es muy bruta y tiene la lengua afilada y la sinceridad no es algo que agrade siempre, corazones.

A mí me borran del FB y yo también lo hago. O dejo de seguir, según de quién se trate, para no quedar mal.

Ahora vamos con los grupos de guasap:

En tiempo récord me he salido de casi todos.

Cuando hay alguien que me empieza a caer mal, hasta el punto de que pienso en qué necesidad tengo yo de compartir espacio con alguien a quien no voy a ver en persona en mi vida, me pregunto: ¿Qué coño pinto aquí? ¿Qué hago con mi vida? ¿Qué ha sido del amor en los tiempos del SIDA? ¿Por qué demonios no son las cosas más claras? ¿QUÉ CULPA TENGO YO DE SER UNA FLOR RARA?

Del último que me fui, precisamente, era uno de blogueras y me pasó lo mítico. Alguien a quien le tienes mucho cariño, que llegas a considerar amiga, te decepciona. Y pasas, y cierras capítulo. Me olvidé el mismo día y aquí no se ha muerto nadie.

Pero esos berrinches que os lleváis porque os bajan de paso los seguidores… WTF???

¿No tenéis vida y amigos reales para que os afecte tanto caerle mal en una quedada a un@ de internet?

¿Por qué carajo hay que seguir, mantener en Facebook o estar en un grupo con alguien que te cae mal?

Mí no entender.

Última modificación: 7 junio, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: