Los Emmys: Big Little Lies y el beso de Nicole

Escrito por | Cine&Tv

Este domingo han sido los Emmys (los Oscars de la televisión en EEUU) y han triunfado dos series emitidas por HBO que son descorazonadoras de diferente forma: El cuento de criada y Big Little Lies.

Quizá la noticia podría ser que las triunfadoras han sido series protagonizadas por mujeres dónde llevan todo el peso de la trama y hacen interpretaciones impresionantes. “¡Qué gran año para las mujeres” decía Reese Witherspoon y qué verdad es esa si tenemos también en cuenta que la serie con más seguidores de la televisión, Juego de Tronos, cuenta con protagonistas femeninas cortando el bacalao.

Big Little Lies

Antes de hablar de Big Little Lies, os cuento de qué va El cuento de la criada. Es una distopía (que me recuerda a Hijos de los hombres) dónde las mujeres han pedido la capacidad de engendrar bebés y solo unas pocas mujeres fértiles deben dar vida al pueblo. Estas mujeres son criadas, que se asignan a las familias de los ricos para que el señor se acueste con ellas y tengan sus hijos. Espeluznante relato, basado en un best seller de Margaret Atwood, que pone los pelos de punta y deja muy mal cuerpo después de ver cada capítulo. Grandes interpretaciones y gran guión, os la recomiendo 100% para días dónde no esteis sensibles porque os terminará de machacar.

Resultado de imagen de El cuento de la criada

Elisabeth Moss ganó el Emmy a mejor interpretación dramática (foto vía IMDB)

No parece muy lejano el momento en el que la fertilidad vaya a ser un problema en nuestro Mundo, ¿no creeis?

En Big LIttle Lias se trata otro tema al orden del día e igual de desgarrador: la violencia de género. En Monte Rey, un lugar dónde el poder adquisitivo es elevado y las familias tienen enormes mansiones, las madres coñazo se reúnen para llevar a sus preciosos hijos al colegio privado por excelencia. Mujeres elegantes, con cinco mil dólares en ropa, melenas hidratadas y perfectamente alisadas, coches caros y mucho tiempo libre (porque han dejado sus trabajos para cuidar de sus familias).

Imaginad la entrada a los colegios de vuestros hijos y añadidle todos los estereotipos de familias ricas que podáis imaginar: como si los protagonistas de Gossip Gril hubieran crecido y tuvieran hijos. Sin embargo, nada es lo que parece y todos tienen algo que ocultar.¿Y qué ocultan?
Parece mentira que una abogada de éxito, con una vida presuntamente perfecta, unos hijos perfectos y un marido joven y atractivo pueda ser víctima de malos tratos. Pero lo es. Y en torno a esta realidad gira la serie.

Elenco de excepción y lujo: Nicole Kidman y Reese Witherspoon a la cabeza, la primera abogada de éxito retirada, la segunda ama de casa por vocación. Shailene Woodley, la joven madre soltera que llega a Monte Rey huyendo de algo. Laura Dern, Alexander Skarsgård, Adam Scott, Zoe Kravitz… ¡todas grandes actuaciones!

Cuando una serie pone el foco de atención sobre una lacra como la violencia de género y gana premios, es inevitable mirar hacia otro lado y gracias a Big Little Lies, hoy se habla más de ello.

El beso de Nicle Kidman

Y a pesar de todo esto, de la importancia de poder hablar de la violencia de género, denunciarla, hacer que las mujeres no sientan vergüenza, animarlas a denunciar… el Huffington Post pone el foco en por qué Nicole Kidman besó en los labios a Alexander Skarsgård cuando éste recibió el Emmy a mejor actor dramático de mini serie. Para más inri, como agravante, lo hizo delante de su marido Keith Urban. Les ha faltado poner “¡será perra!”

Podéis ver la noticia aquí.

Parece ser que la gente tiene el mismo miedo de las tetas que de los besos. Que hoy en día alguien casado bese en los labios un casto pico es sinónimo de maldad. ¿Recordáis alguna vez en que un actor o actriz haya besado a algún compañero o compañera recogiendo un premio?

Leonardo Di Caprio y Kate Winslet son solo el mayor de los ejemplos: Katherine Z Jones besando a Sean Connery cuando ganó el Oscar, Adrien Brody a Halle Berry cuando ganó el Oscar, Leonardo Di Caprio a Maggie Smith en la Kiss Cam de los Baftas… ¡Dios mío! ¡El mundo del cine es Sodoma y Gomera! Y la moral del Huffington Post, queriendo hacer noticias de anécdotas absurdas y dándoles una connotación sexual o de promiscuidad, es patética.

Última modificación: 19 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: