¿Los hombres tienen amigas o son mujeres con las que aún no se han acostado?

Escrito por | Sexo

El otro día, en una de nuestras conversaciones locas en el grupo de WhatsApp de la redacción salió un tema a relucir, la amistad entre hombres y mujeres. En esta conversación salió una frase que a mi me repugnó un poco, por ser suaves y es la siguiente: “Los tíos no tienen amigas, sólo conocen mujeres con las que aún no se han acostado”. Admitir esta frase, para mí como hombre, sería legitimar eso de que nosotros solo pensamos con la cabeza de abajo. Yo no me quiero tirar a todas las tías que conozco o que tengo como amigas, y como os voy a contar, mis amistades de verdad, las que sé que conservaré siempre, son mujeres.

No quiero ir de especial y creo, y espero, que habrá tíos con el mismo pensamiento que tengo yo. A lo largo de mi vida han pasado mucha gente y pocas he ido conservando, la criba solo la han pasado los mejores, al estilo 3% (serie de Netflix que recomiendo muchísimo). Yo me he criado con mis primas prácticamente, así que en casa no había juegos de niños y de niñas, los cuatro (mis dos primas, mi hermano y yo) nos hemos adaptado siempre e igual jugábamos a la pelota que a ser una familia y jugar a la casita (una vez llegó mi primo pequeño a él solo le quedaba interpretar el papel del perro, así éramos nosotros).

En mi último colegio nos pasaba algo similar, y es que al ser un centro pequeño solo había una clase de cada curso, por lo que siempre pasábamos los mismos de una clase a otra. Esto nos permitía tener siempre los mismos compañeros de clase y que fuésemos totalmente una piña, e igualmente jugábamos tanto a juegos considerados más de niños y otros más de niñas, pero siempre todos juntos. En el instituto ya fue diferente y dado a que a mí el fútbol me la trae al pairo, siempre me quedaba en las gradas con un grupo en el que predominaban más las chicas, así que pasaba mucho tiempo hablando con ellas y haciendo el gamba en resumidas cuentas. En el instituto encontré a una persona que fue muy importante para mí, una amiga con la que pasé horas muertas y muertas forjando una fuerte amistad. Hay que reconocer que la tía era un poco basta, en el sentido de que era un hombre con vagina. El instituto no hubiera sido lo mismo sin ella, ni mi adolescencia porque estuvimos mucho tiempo juntos. Jamás se me pasó por la cabeza estar con ella, no me atraía lo más mínimo ni de físico ni sabiendo las cosas que sabía de ella en el terreno más personal, pero como amiga era un 10 absoluto. La gente siempre hablaba que si estábamos juntos, que si éramos pareja y aún a día de hoy hay gente que se piensa que yo me la tiraba.

Es una amistad que no conservo, terminó siendo algo insostenible pero gracias a ella llegaron a mi vida otras dos chicas importantes. La primera de ellas, mi amiga la Canija, esa sí que sé que la tengo para toda la vida y, aunque nos veamos con poca asiduidad, será como sino hubiese pasado el tiempo. Hemos salido de fiesta juntos los dos solos, hemos quedado a cualquier hora e igualmente JAMÁS he tenido ni tendría nada con ella. Sé donde está el límite de mi relación con las personas, sea hombre o mujer. De esa primera amistad también llegó otra muy importante, la que a día de hoy es mi prima. Prima es realmente la prima de mi mujer y gracias a ella la conocí. Una amistad de la buena, de la que sé también que estará ahí para siempre y que nos unen varios lazos. Amistad hasta el punto de que yo soy el padrino de su hijo y ella la madrina de la mía.

Así que por propia experiencia creo plenamente en la amistad entre hombres y mujeres sin llegar a nada más. Tener de amiga a una mujer trae muchas ventajas, puedes hablar con ellas de todo y para consejos amorosos, nada mejor que la opinión de una fémina. Si te aburre estar todo el día escuchando hablar de fútbol o de las típicas conversaciones de tíos, pues seguramente tengas una opinión igual a la mía. Luego hay gente que tiene que empeñarse en mostrar su hombría y por ello no pueden ver a una mujer como una amiga, tiene que ser una más a la que poder follarte. Además, si te ven con una o te la estás tirando o eres gay. Pues con todo el cariño les digo a esas personas que: ¡UN MOJÓN “PA” TÍ!

Última modificación: 9 noviembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: