Los jóvenes estamos desamparados

Escrito por | Actualidad

El otro día, mientras hablaba con mi cuñado del poco empleo que había me dijo que había salido una ayuda nueva para las personas que estuvieran en el paro desde hace tiempo, y fuesen menor de 30 años.

Para poneros en antecedente de todo os cuento algunas cositas. Tengo 27 años, soy graduada en Relaciones laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Cádiz. Tengo varios cursos hechos tanto de prevención de riesgos laborales, como de mediación. Durante toda mi época de estudiante no tuve que trabajar porque por suerte pude dedicarme solo al estudio. Una vez acabé los estudios empezó mi búsqueda de trabajo. Al principio lo veía normal, pero después de tanto tiempo buscando y no encontrar me cabrea y bastante, y me hace replantearme si el haberme formado tanto me ha merecido la pena.

Como he mencionado antes, estoy en una búsqueda activa de empleo y si que es verdad que en algunos casos me han llamado para hacer la entrevista. En todo el sector que tiene que ver con mi  carrera me piden como mínimo uno o 2 años de experiencia, cosa que no puedo tener si nadie se digna a darme la oportunidad de trabajar. Luego he echado CV para cajera y reponedora en grandes superficies, para limpiadora, para hoteles, para todo lo que pudiera darme un sustento. Para mi sorpresa en estos empleos el motivo de no contratarme es la sobre formación que tengo. Me parece tan lamentable que tenga que engañar en mi CV para que alguien me de la oportunidad de trabajar.

Pues al caso, ahora que soy madre necesito más que nunca un empleo con el que poder aportar dinero a la familia y si tenemos en cuenta que mi marido se acaba de quedar en paro, pues más. Así que como mi cuñado me comentó esa ayuda decidí ir a informarme.

Fui a la oficina del INEM y después de esperar más de 1 hora me tocó entrar. Me senté delante de aquella señorita y le dije que quería información sobre las distintas ayudas que había para la gente parada y con cargas familiares. La primera pregunta que me hizo fue ¿Has trabajado alguna vez? Y le dije que no, que nadie me había dado la oportunidad, pero que llevaba registrada en el paro desde hacía mínimo 5 años, a lo que la señora me contestó, – ah entonces no tienes nada que hacer- me quedé en plan -¿cómo dice?-. Seguidamente de mi pregunta me explicó que no había ayudas para personas que nunca habían trabajado y mucho menos para gente joven que todavía se podía buscar la vida (aluciné con esta frase), que sólo tendría derecho a una ayuda sin haber trabajado en 3 casos:

  • Sufrir maltrato doméstico.
  • Ser expresidiario.
  • Ser inmigrante.

Mi cara era un poema, le di las gracias por haberme atendido y me fui. Cuando salí empecé a pensar y cada vez me asombraba más. O sea, para tener derecho a que me presten una ayuda económica tiene que darse uno de estos 3 casos, y no voy a ser yo la que esté en contra de las ayudas a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Me parece estupendo que cuando un inmigrante llega se le tenga que ayudar, que a una mujer maltratada también, el tema del ex-presidiario ya no estoy tan de acuerdo. Si está en la cárcel está por algún delito mayor por lo que a mi parecer en vez de tener tantas ventajas se les debería de reducir. Pero lo que no me parece bien es que las personas de a pie, normales, que llevamos una vida digna y que por mala suerte no encontramos trabajo por mucho que busquemos nos den una ayuda.

Quizás si no tuviera una hija lo podría entender, pero ¿ni teniendo una niña tengo derecho a que echen una mano? Me parece cuanto menos alucinante.

Luego se quejan de que los jóvenes que estamos tan formados nos tengamos que ir a otro país, normal, si en este país como no tengas enchufe no trabajas, porque ni siquiera te dan la oportunidad de demostrar lo que vales, y luego mientras encuentras trabajo tampoco te dan la ayuda económica que necesitas para seguir viviendo.

Con esto solo quiero hacer un queja social, en el que aquellos que tienen la oportunidad de contratar a gente que nos den una oportunidad a los que no tenemos experiencias, que estamos muy formados y seguro que muy capacitados para realizar el trabajo, sólo hace falta un poco de confianza. Ni siquiera estoy pidiendo que nos contrates un año del tirón, que me des la oportunidad aunque sea en 15 días de demostrar lo que valemos y lo que somos capaces de hacer.

Última modificación: 31 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: