Los listos y el carné de conducir

Escrito por | Actualidad, Mapaternidad

A mis 34 años, me estoy sacando el carné.

No era mi intención, pero entre un pique amistoso para ver quién se lo sacaba antes y mi tía, repitiéndome a sus 81 años que de lo que más se arrepiente en esta vida es de no habérselo sacado, me apunté a la autoescuela.

Bueno, me reapunté.

En 2011, al volver de Santo Domingo, me matriculé, pero el libro me daba fatiga y no fui ni un solo día.

Esa matrícula ya estaba más caducada que Bertín Osborne, pero me dijeron que si pagaba dos clases prácticas ya quedaba reactivada y así fue.

Lo que dije nada más pagar, fue que ya quería fijar la fecha del examen teórico porque sino me conocía, y la marqué para tres semanas después.

Al principio me bajé la app de la autoescuela, pero cuando se me caducó la contraseña, al ser sábado y no poder pedir una nueva, me bajé la de la DGT, que es la que os recomiendo totalmente.

Así, sin leerme el libro y con tres semanas haciendo test como una loca, me examiné y aprobé el teórico a la primera con un fallo.

Entonces, llegaron las clases prácticas.

¡Y COJ*NES, QUÉ LISTA ES LA GENTE!

Desde el primer momento, tuve claro que lo que quería era que me enseñaran a conducir, no dar pocas clases para aprobar justa y luego pegarme una hostia como un campano.

En la autoescuela pregunté la media de clases que se solían dar y me dijeron que entre 20 y 30, pero una vez en el coche, mi profesor me dijo: “Eso no es verdad. Hay más gente de 50 que de 30”.

Actualmente llevo 29 clases y me la sopla decirlo.

Eso sí: Ya han aparecido los listos.

-¿Y para qué tantas clases?

-Yo di diez sin haber conducido nunca y aprobé a la primera.

-Examínate y ya practicarás luego.

-Lo importante es tener el carné, luego ya vas aprendiendo tú sola.

Vamos a ver, chavales:

1.- Prefiero pagar clases que tasas.

2.- No tengo ninguna prisa y no me veo preparada aún. Y eso que considero que conduzco bien.

3.- Soy madre y tengo la responsabilidad de llevar A DOS CRIATURAS en el coche. Si fuera yo sola, igual me la jugaba, pero con mis hijos bromas, ninguna.

4.- Así hay las hostias que hay, porque no tenéis interés en aprender a conducir. Os examináis con lo básico, os sale medio bien ese día, y otro Fitipaldi a la carretera.

5.- Quiero aprender en la autoescuela, no por la vida, que para eso pago.

6.- Hay mucho fantasma suelto.

Así que sigo sin ninguna prisa, dando clases y clases, y por supuesto, le voy a comprar a mi hijo la mejor silla ACM que haya porque su seguridad es lo primero y no me perdonaría que le pasara nada. Mi hija ya va a hacer 12 años y va a poder ir delante directamente, ¡no me queda nada, chavales!

Por lo cual, me alegro mucho de que hayáis nacido con un sentido innato de la conducción o hayáis dado clases ILEGALMENTE en el coche de vuestro padre, madre, hermano, hermana, novio o novia para ahorraros la autoescuela, exponiendo vidas ajenas, pero yo prefiero la prudencia, evitar las prisas y aprender bien, que con la seguridad de mis hijos no se juega.

Última modificación: 9 febrero, 2018

3 Responses to :
Los listos y el carné de conducir

  1. Karenmalv dice:

    Amén hermana, aquí una q dio 75 clases!! Y no me avergüenzo!!

    1. Lady Cat dice:

      Vergüenza es robar.
      Para estar en la carretera hay que salir preparado. Y no se es más tonto; sino más prudente.

  2. D.V. dice:

    Yo di 52 y todavía fueron pocas, teniendo en cuenta que saqué el carnet sin saber aparcar, y que todavía tuve que hacer mucho rodaje para ir suelta y tranquila.

    A mi me costó mucho hacerme a conducir y a que fuera algo intuitivo, pero me parece de las mejores inversiones, te da mucha libertad y de los 2.000 eurazos que me gasté en su día ya no me acuerdo 😈

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: