¿Y los padres dónde estaban?

Escrito por | Actualidad, Mapaternidad, Sucesos

Debido a dos desgracias infantiles acontecidas en los últimos días, hemos tenido que escuchar a sinhijos y megamadres repetir como un mantra:

¿Y los padres dónde estaban?

Pues al lado, señores, estaban al lado. Un niño te la lía en un nanosegundo.

Si no tienes hijos y vas dando lecciones de paternidad, cosa que abunda, tienes disculpa. Cuando seas padre comerás huevos.

Pero cuando encima eres madre o padre, manda cojones -y en cantidades industriales- que te permitas juzgar a otros padres por algo de lo que NINGUNO estamos libres.

Eso me recuerda taaaanto a estas señoras que solo son madres en la vida y se dedican a tratar de pisarte con su modelo de crianza, a fines de proyectar sobre ti la frustración que les produce vete a saber el qué. Porque quien es feliz no necesita quedar por encima de nadie, ¡bastante tiene con sus hijos para meter la nariz en lo que hacen el resto de padres!

En una piscina, un niño se ahoga en medio minuto. En una terraza, se te escapa en cero coma. En un paso de peatones, se te suelta de la mano y sale corriendo en un visto y no visto. Y ASÍ.

No escupáis para arriba, que la vida es muy puta y ninguno estamos libres de que nos caiga encima.

Bueno, sí, los que no son padres y saben de paternidad más que Verdeliss con seis chiquillos y además poseen la fórmula de la crianza perfecta. A esos, es imposible que les pase nada a sus hijos.

He visto padres súper responsables y ejemplares que perdieron a sus hijos o estuvieron apunto en un abrir y cerrar de ojos.

“Es que con los niños no te puedes despistar un segundo”

Is qui quin lis niñis ni ti pidis dispistir in siguindi.

Claro, los lleváis 24 horas con correa y les claváis la mirada desde que se levantan hasta que se acuestan. Claaaaroooo. Y además tenéis poderes mágicos para que no se os despeguen como si fueran garrapatas. Porque les ponéis un imán, súpermegapadres.

¿Os acordáis de James Bulger, el niño británico secuestrado en un centro comercial por dos niños mayores que lo torturaron y asesinaron? ¡Estaba en la carnicería CON SU MADRE! ¿Tildaríais a esa señora, que no ha vuelto a levantar cabeza, de irresponsable? ¡Qué buenos padres sois, hostia puta ya!

Lo dicho, ojalá que no os pase nunca.

Que la inmensa mayoría de desgracias en niños no ocurren ni por dejarlos solos, ni por estar borrachos, ni por andar con el móvil.

Que no os suceda a vosotros y os tengáis que meter el dedo inquisidor por dónde rompen los calderos.

Y, de paso, deberías absteneros de jugar a los criminólogos cuando existen investigaciones abiertas que es materialmente imposible que se filtren a la prensa, por lo que NO SABÉIS NADA. Que solo se necesitan dos años para aprender a hablar y toda una vida para saber callar.

Última modificación: 30 Julio, 2017

One Response to :
¿Y los padres dónde estaban?

  1. Suscribo todas y cada una de tus palabras. Esta semana escribí un post sobre las críticas de unas madres a otras en internet por cualquier cosa pero desde luego leo este post y tienes más razón que un santo. Ojalá algún día cambien las cosas!!!! Aunque es complicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: