Los vendevidas de internet

Escrito por | Mapaternidad

Hace una semana, me llevé un susto que todavía me dura en el cuerpo. Mi hijo de 3 años, apareció en la puerta de la habitación diciendo que tenía pupa en la boca… con una cuchilla de afeitar en la mano derecha.

Supongo que se le ocurrió que la cuchilla podía hacer la función de un cepillo de dientes, o vaya usted a saber. El caso es que no se hizo nada para lo que pudo haber sido, un pequeño corte en el labio superior, que le curamos enseguida y ni siquiera lloró demasiado. Quedó todo en un susto, y para muestra de lo poco que le afectó, a la media hora nos inundó el baño en cuestión de minutos; se subió a un alzador, taponó el lavabo, abrió el grito, y el resto es historia. No contento con eso, le dio un golpe a la báscula de cristal que había debajo del lavabo (sí, poco inteligente por nuestra parte poner una báscula de ese material), la cual se hizo añicos.

Resultado: una tarde de domingo de lo más entretenida, con mi marido farfullando y yo misma al borde de un ataque de nervios. Cuando por fin los acosté, no daba crédito a haber sobrevivido un día más con niños pequeños.

Es curioso las asociaciones que hace el cerebro; en medio de la vorágine de la tarde, se me vino a la cabeza nuestra querida y aclamada Verdeliss. Aclarar que no sigo ni he seguido nunca a esta chica. La conozco prácticamente de oídas, ya que sólo llegué a ver un vídeo suyo hace unos años, en el que anunciaba un embarazo; y cuando vi del rollo que iba, tuve claro que no era para mí. En general, me aburre soberanamente toda la temática relacionada con la maternidad, ya que para temática, la de mi día a día. Y Verdeliss básicamente vende eso: una vida idílica con 7 hijos seguidos (o los que sean, no sé exactamente por cuántos va).

Sé que tiene una casa preciosa que siempre aparece impoluta en los vídeos que sube. Insisto que lo sé de oídas por gente que la sigue porque no los veo, y no puedo evitar pensar que esa vida es más falsa que un duro con la cara de Popeye.

Seamos sinceros: esa casa, cuando nadie me ve (como diría Alejandro Sanz), tiene que ser el festival del manicomio. O dicho de otra forma, sin cámaras de por medio, eso tiene que ser la casa de los locos.

Gritos, peleas, lloros, cacas, pises, pañales, juguetes volando, biberones tirados por ahí, y un largo etcétera. Si yo con dos estoy así, y no son precisamente niños maleducados ni salvajes… con 3 o 4 más, me parece imposible sobrevivir sin ayuda externa, por mucha organización militar que se tenga.

Francamente, no sé ni de dónde saca tiempo este matrimonio para seguir procreando. Supongo que se pondrán a ello sin ningún preámbulo, lo justo para engendrar, con toda esa prole pesadillesca alrededor.

No sé porqué, pero yo me imagino a Verdeliss con toda esa dulzura que desprende frente a la cámara hablando a los niños, y cuando nadie la graba, sacando todo el estrés reprimido del día, y soltando más voces que el Fangoso el día que ciertas personas desaprensivas insultaron a una limpiadora.

Igual no, cabe la posibilidad de que esta chica sea la mujer más serena del mundo, y su hogar sea un oasis de paz y buen rollo zen, en versión Barrio Sésamo. Pero vamos, que yo no me lo creo, y las creencias son libres.

Creo que ganaría mucho si fuese más sincera y hablara de los momentos malos y muy malos que se viven en cualquier familia normal; más en la suya, que de normal tiene poco en los tiempos que corren.

Que se lo pregunten a cualquier abuela no-rica de hace uno o dos siglos, a ver qué tal se pasaba con chorrecientos hijos en un hogar normal.

No soy ni fan ni detractora de Verdeliss. Pero me hace gracia con el auge de las redes sociales, la cantidad de vendevidas perfectas que salen. Verdeliss es una más de ellas.

Pero a mi no me venden nada que yo no quiera.

Última modificación: 11 junio, 2018

3 Responses to :
Los vendevidas de internet

  1. anusca77 dice:

    Suscribo cada una de tus palabras. No soy madre, pero he criado dos, y durante un tiempo tres. Y es una locura. Imagina con 6 y acaba de anunciar según me ha llegado que va a por otro…
    Naturalmente es libre de hacer lo que quiera de su vida, faltaría, pero que no venda vidas idílicas impensables porque luego alguna que le haga caso y se lance a por la familia mega numerosa, la denunciará por falsedad de realidad en la red y el marido tendrá que volver a ejercer de abogado para defenderla 😉

    1. Virginia Arias dice:

      Ana, si es que todas las madres con las que hablo dicen lo mismo. Que una casa con niños es una locura y un estrés diario, y a mayor número, mayor agobio. Es ley de vida.

      Por otra parte, no creo que nadie nacido antes del 2003 se crea que una familia numerosa es lo que tiene verdeliss 😂

  2. Vero dice:

    Muy de acuerdo. Yo creo que esta chica tiene ayuda externa también con los hijos de los cuales pienso que ella poco se ocupa. Yo no veo sus videos. Vi alguna vez alguno y es soporífera esta chica, además que siempre te está intentando vender algo. La publicidad que hace es exagerada. Le da a todo.
    Gana dinero pero la comida que comen sus hijos… Es tacaña tacaña.
    Les usa para vender de todo desde magdalenas y galletas tostarica “Sanicas” hasta papel de pared… Muy triste usar la vida de tus hijos para forrarte.
    Sigo su hilo en el foro cotilleando que ponen gifts y imágenes y van contando sus “novedades” y la última es lo que dijo de la educación y del colegio. Que poca falta de vergüenza tiene esta mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: