Madresfera, un podcast y la movilización

Escrito por | Actualidad, Mapaternidad

Yo tenía una entrada…

Era buenísima. Relacionaba Blade Runner con el último incidente relacionado con una frase machista dicha sin problemas en un podcast de Madresfera.

Era un salto mortal de los que me gustan, hilando fluidamente concepto tras concepto. Muy dinámico todo. Giraba en base a la cara que de forma natural le salía a una mujer al escuchar la dichosa frase. Y podía hacerlo gracias a que el dichoso podcast se emitía con imagen de video de los participantes, así que podíamos ver como de forma primordial los sentimientos de rechazo y ofensa brotaban rápidamente en cualquier mujer que escuchara eso. Y lo bueno, era que la fémina en cuestión formaba parte del contexto. Así que ese clásico de que “ha sido sacado de contexto” no podía usarse. La reacción misma formaba parte del contexto.

Pero se me jodió.

Desde el perfil oficial de Madresfera, sabiamente aunque demasiado tarde para mi gusto, se rectificaba al respecto y se pedía perdón por ello.

Vale, mi entrada era muy bonita pero ya no tenía sentido. La presión, las quejas, las denuncias constantes, la gente dándose de baja… había funcionado. La movilización había funcionado, se había creado conciencia, se había puesto de manifiesto algo gravísimo y dudo mucho que en madresfera vuelvan a cometer ese error. No puede haber tolerancia con estas cosas.

Era la hora de dejar el tema aparcado. Se acabó.

Aunque en el foro interno uno no dejaba de alucinar con toda la pléyade que había salido a defender y a pedir respeto para una expresión intolerable, uno también pensaba que esos mismos se pararían a pensar que si desde el propio perfil oficial se rectifica, es porque han sido conscientes de que algo se estaba haciendo mal. Así que su cruzada dejaba de tener sentido y era la hora de parar… o no.

¿Por qué parar una ordalía en su punto álgido?

Los “lo estáis sacando de contexto”, “no ha dicho eso”, “si lo escuchas entero se entiende su postura”, ” hay que respetar todas las opiniones”… (este último es directamente execrable y repulsivo) no iban a parar. Porque eso significaba reconocer formar parte de un error. Así que había que mutar. Así que pasamos al buen rollismo y yo a vomitar arcoíris.

Y este es el motivo de post de hoy.

“Dejad de crear mal rollo”, “eso es cosas de trolls”, “no hay que enfadarse por la vida 2.0”, “no conseguís nada, sólo crear mal ambiente”… y así una y otra y otra y otra…

Vamos a ver. Como hombre blanco occidental de mediana edad, estoy muy mal acostumbrado a que todo gire en torno a mí. Pero es que la gran inmensa mayoría de la población del planeta no reúne los atributos que acabo de decir. Por eso existen y han existido a los largo de la historia lo que podíamos llamar movimientos sociales. Aviso, me voy a ir poniendo tonto.

Para no irme muy lejos. ¿Recuerdan que había un tiempo en el que las mujeres no podían votar? Por el mismo hecho de ser mujeres, por nada más. ¿Sabéis quién lo solucionó y cómo? Las mujeres, creando “mal rollo”. A principios del siglo pasado no había twitter, así que había que dar por culo de otras formas. Algunas de ellas muy originales. Pero tuvieron que movilizarse, tuvieron que molestar y joder el status quo del momento hasta conseguir sus reivindicaciones.

¿Sabían ustedes que en los USA había un racismo brutal? Buen chiste, ¿verdad?. Se separaba a la gente en razas para todo. Los negros y los blancos no podían ir a la guerra juntos, no tenían los mismos sitios para mear, ni siquiera podían sentarse en las mismas zonas del autobús. Hasta que una mujer negra un día cualquiera se sentó en la parte de los blancos del autobús simplemente porque le dolían los pies. ¿Sabéis quién se puso manos a la obra para solucionar este problema? Pues sí, los negros. Se pusieron a hacer el troll por Washington y a crear mal rollito entre los blancos que tan cómodamente vivían.

Pero esperad, que la cosa mejora.

¿Sabéis quién era un troll de cojones y no dejaba de crear mal rollo? La Senadora Galáctica Leia Organa. Algunos la conoceréis mejor como Princesa Leia. Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana Leia troleaba al mismísimo Darth Vader en la cara. Pero es que antes se había pasado media vida jodiendo a la clase dirigente que vivía de lujo mientras billones de seres vivían esclavizados para ello. Estaba todo el puñetero día de salseo político por la holored. Cuando la actriz que la encarnaba murió, ¿Cuántos de los que ahora os quejáis de la movilización activa la pusisteis de ejemplo a seguir para nuestras hijas? ¿Cuántos?

Se nos llena mucho la boca con un millón de causas. Mierdas del primer mundo las llamo yo. Pero cuando hay que hacer algo de verdad, cuando hay que pringarse y llenarse de barro hasta las rodillas… ahí ya no somos tantos. Desde el sofá de casa todos somos muy valientes y solidarios… siempre y cuando no nos altere lo más mínimo nuestra zona de confort. No vaya a ser que meterme en internet vaya a ser una prolongación de la vida real en la cual viven y luchan miles y miles de personas día a día. Y claro, no tenemos ganas de cargar con sus mierdas de problemas. Yo no quiero que haya machismo ni ningún tipo de diferencia de género… siempre y cuando eso no altere mi mundo. ¿Cómo? ¿Qué mi mundo es machista? No, perdona. Vete a trolear a otro sitio y deja de crear mal rollo. ¿Qué? Deja de insistir, ¿vale? No me estás respetando y estos están siendo unos momentos muy duros y tristes para mí. Hay que tener ganas de generar tanto odio y polémica por unos pocos de seguidores…

Falsos. Hipócritas todos. Lo queréis todo a cambio de nada, así que en verdad no queréis nada. Es sólo una impostura mainstream. Queréis peces sin mojaros el culo, así que en verdad no tenéis tanta hambre.

Las denuncias son necesarias. Las movilizaciones activas son necesarias. La concienciación es necesaria. Lo derechos civiles, la igualdad, la libertad, el respeto a la ley… todas esas cosas son tesoros. Preciados tesoros que han costado un altísimo precio y lo seguirán constando.

Pero esto es como dice el refrán, si quieres trufas vas a tener que acercarte a los cerdos de vez en cuando.

Última modificación: 23 octubre, 2017

6 Responses to :
Madresfera, un podcast y la movilización

  1. Anusca77 dice:

    Ole! No puedo decir más! Ole!

  2. Mamá Pingu dice:

    Necesitaba un post como este para alegrarme el día, y no podría estar mejor expresado. ¡Muchas gracias!

  3. Es como leer mis pensamientos en un post. Felicidades!

  4. Karen dice:

    Mejor dicho imposible!!! 👏👏👏👏👏👏

  5. Natalia dice:

    Muy fan, que no palmera, de vosotros. Gracias por este post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: