Nevada Tan

Escrito por | Sucesos

Aunque la conocemos como Nevada Tan, se llama Natsumi Tsuji y ahora cuenta con 24 años. Según las leyes japonesas, su identidad debía ser preservada, pero al presentador del telediario se le fue la lengua.

A los 11 años, comenzó a tener problemas en la escuela con su amiga Satomi Mitarai. Tras una pelea, Satomi le dijo que era más popular que ella y la llamó gorda en internet, continuando con otros insultos que terminaron por causarle una depresión infantil.

Natsumi era una niña sobresaliente, con un CI de 140, amante del deporte, las nuevas tecnologías y el cine. Le gustaba en especial una película japonesa titulada Battle Royale -bastante mala, por cierto-, donde un grupo de estudiantes de secundaria se terminan matando entre sí. Fue por entonces cuando creó una página web que ilustraba con animaciones donde primaban el gore y la violencia y que alcanzó un gran número de seguidores.

A raíz de sus problemas con Satomi, las calificaciones de Natsumi comenzaron a bajar y su madre la sacó de baloncesto para que dedicase más tiempo a estudiar. Llegó a regresar, pero pronto abandonó el equipo de nuevo, esta vez por decisión propia.

En una ocasión, terminó amenazando con un cuchillo a otro compañero, yendo su agresividad en aumento.

Un mes después, Natsumi condujo a Satomi a una clase vacía, vendándole los ojos imitando un juego. Poco podía imaginarse su amiga que, a continuación, Natsumi cogería un cutter para degollarla. Mientras Satomi se desangraba en el suelo, Natsumi se personó en su clase ensangrentada mientras varios alumnos la fotografiaban al bajar las escaleras. Cuando el profesor corrió a socorrer a Satomi, esta ya estaba muerta, con la garganta seccionada y cortes en los brazos.

Un rato antes del crimen, en el patio del colegio se había tomado una foto de la clase, en la que aparecen ambas niñas. Natsumi llevaba la misma sudadera que se anegó con la sangre de Satomi y que llevaba la palabra Nevada.

De ahí vino su apelativo, Nevada Tan, pues tan es pequeña en japonés.

“He hecho algo malo, ¿cierto? Lo siento, lo siento mucho” fue lo único que Natsumi acertó a decir cuando la policía irrumpió en el colegio. La pequeña mostraba arrepentimiento, que de poco le sirvió tras ser detenida.

Culpable de asesinato en primer grado, fue condenada a 9 años de prisión. Allí, tanto psicólogos como psiquiatras, concluyeron que Nevada Tan no padecía ninguna enfermedad mental. Lo único que pudieron percibir fue que la niña padecía el Síndrome de Hikikomori, que de ninguna forma explicaba lo sucedido.

El Síndrome de Hikikomori es un fenómeno social que se refiere a las personas que por factores personales y sociales han decidido abandonar la vida social, a menudo con aislamiento y confinamiento extremo.

Del reformatorio donde se encontraba, Natsumi fue trasladada en septiembre de 2004 a la prisión femenina de Ujiie, la única en todo Japón donde las presas pueden permanecer en aislamiento.

Nevada Tan, contrario a todo pronóstico, se convirtió en un personaje de culto con legiones de fans. Se creó un extenso merchadising en torno a ella, un grupo de rock alemán le compuso una canción y hasta apareció en South Park.

Se supone que Nevada Tan fue liberada en 2013… Nada más se supo de ella.

Última modificación: 14 Febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: