El niño está malo, ¿y ahora qué?

Escrito por | Mapaternidad

Estos días, en algunas páginas de maternidad y paternidad, se comentan cosas sobre la falta de conciliación en las empresas. Y, efectivamente, es así.

Esta semana mi hija no está yendo a la guardería porque está con conjuntivitis, y claro, es muy contagiosa y ya se sabe que los niños lo comparten todo, incluidas las legañas.

Por suerte, mis padres están en casa y se pueden quedar con ella y nosotros no tenemos que pedir días en el trabajo o gastar vacaciones para poder cuidarla.

Sin embargo, si te paras a pensar por un momento, siempre te acuerdas de alguien que no tiene a nadie a su alrededor que le pueda cuidar a los niños cuando están malos. Así que no te queda más remedio que quedarte en casa y emplear días de vacaciones o deber días en la empresa. Si tienes la suerte de trabajar en algún lado que te ofrezca teletrabajo, a las malas, pudes estar en casa con tu hijo y trabajar desde allí, pero claro, incluso en este caso, no estarás al 100%, porque obviamente te encontrarás mas pendiente de tu hijo que del trabajo.

Yo no tengo la idea brillante para cambiar esto, pero, desde luego, hay que mover algo en esta sociedad para que cambien estas cosas, y que cuando un hijo está enfermo, sea de mayor o menor gravedad, no se convierta en una situación de estrés para los padres, teniendo que sopesar pros y contras de quién será el menos penalizado en su trabajo por quedarse en casa para cuidar de su hijo.

Porque no es justo tener que hacer malabares para poder ser padres y trabajadores.

Última modificación: 14 febrero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: