Por qué NO vamos a la huelga #8M

Escrito por | Actualidad

Una madre legal

No voy a secundar la huelga. Lo cierto es que comparto muchas de las ideas expuestas en el manifiesto de la misma. Pero algunas de las cuestiones que se incluyen en ese documento no me parecen pertinentes.

La laicidad de la enseñanza, la actuación del Estado en la cuestión catalana, etc, son temas que me parecen metidos con calzador.

Personalmente, no me agrada que las reivindicaciones de las mujeres se aprovechen para meter de manera soterrada otros asuntos que nada tienen que ver con nuestra lucha. Una vez dicho esto, no haré huelga en el ámbito laboral porque no puedo permitirme perder dos horas de salario y porque mis tareas estos días van encaminadas precisamente a la organización de un evento que dará visibilidad a las mujeres emprendedoras.

Y sobre la huelga de cuidados, no tengo capacidad de elección. Soy madre soltera de un bebé de trece meses al que hay que alimentar, cuidar…

Jinay

¿Por qué no hago huelga el 8 de marzo? Porque no. Porque, en mi opinión, algo que efectivamente en sus inicios tenía sentido, se ha politizado en exceso, pero no sólo desde los partidos políticos, sino también desde diferentes asociaciones de mujeres. Viene acompañada de una campaña de marketing para que nos entre por los ojos, que no es normal, se quiere vender el producto, simplemente para hacer que todas las mujeres paren ese día. Pero yo me pregunto, si el feminismo consiste en que la mujer pueda decidir sobre sí misma y sobre lo que quiere hacer, ¿por qué da la sensación de que me están obligando a hacer huelga ese día quiera o no quiera? ¿Por qué quieren hacerme sentir mal si no la hago?

LadyCat

No me uno a la huelga porque no me siento identificada. Porque está politizada. Porque no concuerdo con lo que dice el manifiesto.

Me revienta el feminismo de autor, en el que si te sales del rebaño, destierro y excomunión. No soporto a las mujeres que se creen con la patente del feminismo y deciden si lo eres o no, lo que tienes que pensar y lo que es o no de feminista.

Pues como feminista ejerzo mi derecho a hacer lo que me sale del coño, que por supuesto no será ni colgar el delantal de la ventana -que además no tengo-, ni hacer huelga, ni acudir a la manifestación.

Y la huelga de cuidados… Lo que me toca la moral a mí la huelga de cuidados. En la escuela hay servicios mínimos, que es una forma de dar a entender que salvo que no te quede de otra, no lleves al niño, así que no iba a asistir igual. Si mi hijo tiene hambre o le tengo que cambiar el pañal, ¿qué le digo? Porque si no lo cambio yo va a venir Rita la Cantaora. “Aguántate, hijo, que estoy en huelga. Porque te escuezas y no comas un día, no te va a pasar nada, que es por una buena causa”.

Pero resulta que tiene que ir al médico porque está enfermo. ¿Hago huelga de cuidados y que se ponga peor? Flipáis en colores.

Nadie tiene que criticar en redes sociales a las mujeres que hemos decidido no parar ni erigirse como portavoz de las blogueras diciendo que no vamos a publicar. Cada una que hable por ella y respete los motivos ajenos.

Karen

Lo primero de todo quiero aclarar que soy feminista, no de esas que odian a los hombres, sino de las que buscan la igualdad, que es lo que defiende el feminismo.

En un principio iba a hacer la huelga pero mi marido, que iba a cogerse el día (sí, ya sé que es una huelga, pero es el único sueldo que entra en casa y no está el horno para bollos), no puede hacerlo, así que mi huelga será a medias.
También me he comprometido a llevar a Cleopatra al colegio de mi hija para enseñarsela a sus compañeros y explicarles algo sobre reptiles. Y, aunque a alguien le pueda parecer una tontería, ayudo así a la profesora para que haga su paro de una hora, que también eso es feminismo, ayudar a otras mujeres a revindicarse. No iré a la manifestación porque, ¿dónde dejo a mis hijos? ¿Me los bajo a 42 km de casa para ello? Además que la hora me parece de risa, ¡vaya conciliación! Si no llueve y mi ayuntamiento hace una, seguramente vaya, pero con lluvia y dos niños pequeños… Pues como que no. Porque dejárselos a los abuelos no me parece una opción, ellos también tienen derecho a la huelga ¿no?
En casa me encargaré de explicarle a mi hija lo que ocurre este día (dudo que mi hijo de 22 meses me entienda, así que lo dejaré para más adelante) y que comprenda que ser mujer no es ser mejor ni peor; es ser igual.
Y aunque los principios de la huelga me parecen honestos, la politización que ciertas organizaciones han hecho de ella no son de mi agrado, así que, no, no hago huelga, pero defenderé a muerte tu derecho para hacerla.

Última modificación: 8 marzo, 2018

4 Responses to :
Por qué NO vamos a la huelga #8M

  1. Yo no la secundo tampoco, entre otras cosas porque quiero comer, quiero que mi casa esté limpia, quiero que mis hijos puedan ir al cole, etc…

    Y porque ahora se usa esta huelga para fines que no son los propios, y así con todas…

    1. Lady Cat dice:

      Semos la resistencia, Geme!!!

  2. Nocaut dice:

    No tiene sentido que una mujer haga huelga si con ello obliga a otra mujer a trabajar, igual que no tiene sentido que tus amigas hagan huelga y tengan a las mujeres que trabajan en sus hogares haciendo estos empleos (creo que no van a morir porque no limpie en el día de mañana y en todo caso serían tus amigos quienes, si tienen conciencia, debieran animarse a hacer las tareas de hogar, cuidados, etc) a no ser que ellas mismas hayan manifestado no querer hacer huelga, ya que la huelga es un derecho y hay que respetar a quien quieren/pueden y facilitar el derecho a quienes por x circunstancias no pueden (económicas, encontrarse solas al cargo de personas dependientes, papeles, etc). Y totalmente de acuerdo, está huelga es huelga de empleos, también de trabajo no remunerado, cuidados Y CONSUMO. No debemos hacer huelga obligando a otras mujeres a trabajar por/para nosotras, a excepción de urgencias y necesidades inamovibles. Bravo por las mujeres que mañana salgan a las calles a reivindicar, animo a las que les toque trabajar aún estando de acuerdo con los objetivos de la huelga y gracias a los hombres que empatizais con nosotras, que entendéis el por qué de esta huelga y la apoyáis, como no debería ser de otra manera. professional writing

  3. Ottolulu dice:

    No todas las mujeres secundaron la huelga. Las organizaciones católicas como Cáritas o Manos Unidas defendieron la igualdad de hombres y mujeres, pero en sus oficinas no hubo seguimiento de la huelga feminista. En otros sectores de la sociedad civil también hubo disidencias, como la de la asociación HazteOir, que denunció la manipulación política de la huelga. (El País, El Periódico, Europa Press, ABC, Libertad Digital, Actuall) SELECCIÓN DE ACTUALL Incoherencias de la huelga feminista en España, por Inmaculada Fernández. Nuestra compañera en la Redacción de Actuall constata “apoyos de mentirijillas a la huelga feminista, como el del Sindicato de Estibadores, y graves fallos de base en un manifiesto que no contempla derechos fundamentales y tiene profunda desmemoria histórica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: