Nunca me han despedido por embarazo

Escrito por | Mapaternidad

despido por embarazo

Os dejo una foto mía en el caso muy poco probable de que nunca me hayáis visto. Como podéis comprobar tengo algo de barriguita. Bueno, tengo suficiente como para subrogar mi vientre y que lo ocupen trillizos. Aun así, nunca he sufrido un despido por embarazo. Y es que, debajo de la barriga, tengo lo que científicamente se conoce como pene.

Pero no vengo a hablar aquí de mi falo. Este pequeño texto es para hablar de personas que tienen barriga pero les falta el pito. De mujeres exentas de cimbrel pero que han decidido traer vida a este mundo. Para ser más exactos: de la cuarta parte de mujeres, que como mujeres que son no cuentan con badajo,  a las que echan del trabajo al quedarse embarazadas.

Porque sí, una de cada cuatro mujeres entre 18 y 25 años pierde su trabajo, muchas en el mismo día, al comunicar a la empresa que se han quedado en estado. Expresión rara, por cierto, ¿se han quedado en estado de qué? ¿de sitio porque ya no son validas para trabajar y deben quedarse en casa sin moverse? Quizá se refiera al estado de desempleo.

También podríamos hablar de las personas, con o sin mango, que piden reducción de jornada y que en unos casos son despedidas y en otros insultados o tratados con desprecio por sus compañeros de trabajo.

Mi tranca y yo, sin embargo, estamos muy tranquilos, ya que como padre de familia tengo aun más oportunidades de, en caso improbable de que lo perdiera, volver a encontrar empleo, ya que en la oficina de recursos humanos se escucharía seguramente un “dadle a este hombre un trabajo que debe mantener a su familia”. Mi mujer, y otras mujeres sin embargo, lo que deben hacer es cuidar de mi (bueno, esto sólo mi mujer, no las demás) y de mi hija. Encargarse del hogar. Mala suerte, haber nacido con picha.

Y por cierto, que dicen, incluso algunos seres humanos que carecen de chorra, que el feminismo no es necesario. A lo que me gusta contestar:

UNA POLLA COMO UNA OLLA

Última modificación: 16 marzo, 2017

5 Responses to :
Nunca me han despedido por embarazo

  1. La diferencia entre tener polla o no es muy significativa en el mundo laboral. La mujer que tiene hijos comete lo que se suele llamar “suicidio laboral”.

    Muy pocas tiene la suerte de poder compaginarlos y de ellas, el 90% lo consigue dejando a sus hijos en otras manos. Muy trsite

    1. Totalmente de acuerdo. Yo soy una de esas afortunadas que puede compaginar trabajo con cuidados de su hija, pero actualmente, porque el primer año lo pasó con su abuelo.

  2. Genial, muy bruto pero a ver si así se entienden las cosas. ¡Bravo!

  3. Natalia dice:

    Recuerdo una entrevista donde me preguntaron si mis hijos eran un problema…Me quedé de piedra. Estoy en búsqueda de empleo hace muy poco y tiemblo cuando llegue el día que me toque un entrevistador de esos que todo quiere saberlo y tenga que decirle que tengo cuatro hijos, porque con el tiempo y la experiencia sé que no acabará bien, sobre todo porque no pienso aguantar tonterías, pero me duele pensar que haya mujeres que sí tengan que aguantarlas porque no le queda otra. Buen artículo, directo.

    1. La respuesta habría tenido que ser “si eran un problema para la empresa”, ¡hay que tener valor! ¿Ves? es a lo que me refería en el post, resulta que ser madre o padre es un problema para trabajar, cuando en realidad, debería ser el motivo por el que trabajamos, para vivir felices.
      Te deseamos lo mejor en la búsqueda de empleo y ojalá encuentres uno como el mío, dónde me permiten tener un horario flexible para adaptar a ciertas necesidades y compagina trabajo y vida familiar. Un beso Natalia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: