Cómo orientar a nuestros hijos para escoger carrera

Escrito por | Mapaternidad

A un adolescente de 18 años, salvo que tenga muy clara su vocación, lo normal es que le falte la madurez suficiente para tomar una decisión tan importante como la carrera que quiere estudiar. Los padres y docentes deben orientarles adecuadamente, lo cual nadie dice que sea fácil.

Hay que evitar el recomendar ciertas carreras por razones equivocadas. Una de ellas es la supuesta empleabilidad. Eso es algo muy relativo, engañoso y cambiante con el tiempo. Otra de ellas es el prestigio que dan. Es bien conocido el tópico de “tener un ingeniero o arquitecto en la familia”. Convencer a tus hijos de que estudien algo que no les llama demasiado para poder contárselo a los familiares y vecinos, es un poco perverso.

En el caso de las ingenierías, que es el campo que yo más conozco, creo que se han devaluado mucho. En ciertas escuelas como la Politécnica, al menos en la época en la que yo estudié, se mantenía un elevado nivel de dificultad, como si quisieran mantener el prestigio frente a otras escuelas donde supuestamente es más fácil obtener el título.

Cuando éramos más jóvenes, eso suponía para nosotros un reto. Aprobar asignaturas muy difíciles era sacar músculo intelectual. Pero con la experiencia que da el tiempo, creo que poner las cosas difíciles como un fin en sí mismo no es una buena política. Y puede hacer perder la perspectiva a los estudiantes. Estás tan ocupado intentando aprobar esas asignaturas inabarcables, que se te olvida cuáles son tus objetivos en la vida, a nivel laboral y personal.

Por eso creo que es mejor dejar a los chicos que sigan su vocación, sin que eso excluya orientarles sobre qué tipo de estudios encajan mejor con sus habilidades y su perfil psicológico. No todo el mundo ha nacido para estar en una oficina, por ejemplo. Y a un hijo se le debería conocer lo suficiente como para no orientar su vida hacia un mundo donde va a estar como pez fuera del agua.

Última modificación: 11 febrero, 2018

14 Responses to :
Cómo orientar a nuestros hijos para escoger carrera

  1. Sherezabe dice:

    Estoy contigo, es una decisión muy personal que cada uno debe tomar y los padres podemos hacerle ayudarle u orientarle según nuestra experiencia .. pero la decisión final siempre debe ser suya.

    1. Chema dice:

      así es, y en lugar de convencerles para que hagan una carrera determinada, hay que presentarles las diferentes opciones con sus pros y contras, y que ellos decidan.

  2. 1VidaReal dice:

    Efectivamente, orientar no es lo mismo que decir qué carrera se supone que tiene más futuro o más salidas. Creo que das en la clave cuando dices que los jóvenes sigan su vocacion y se enfoquen en aquello que se les da mejor. Buen post!!

    1. Chema dice:

      hay carreras como ciencias matemáticas o físicas, que decían que no tenían salidas, y sin embargo yo he visto en las empresas a gente con esas carreras haciendo trabajos que no eran peores que los que hacíamos algunos ingenieros. lo de las salidas al final es muy relativo.

  3. Natalia dice:

    Al final con tanta presión es como todo, los jóvenes acaban frustrados y haciendo algo que no les gusta o abandonando. Lo importante es que elijan lo que elijan lo hagan con seguridad de que van a tener el apoyo de los padres y también con un poco de cabeza que hay cosas que son más para hobbies, pero mira, mientras les haga felices, lo que quieran.

    1. Chema dice:

      lo mejor es que estudien algo que les guste, porque la “tierra prometida” de un buen futuro laboral no es un argumento lo bastante sólido para estar cuatro o cinco años estudiando algo que no te convence.

  4. Carmen Hidalgo dice:

    Qué razón tienes, he visto tantos casos de padres que vuelcan sus frustraciones en sus hijos…y éstos al final estudian algo que no les llena con tal de complacerles…
    Yo incluso iría más allá. Puede ser que la formación de un hijo no tenga que pasar necesariamente por una carrera universitaria. Los ciclos formativos aportan una gran valor añadido a un perfil profesional, y muchas veces encajan mejor con las habilidades y destrezas del alumno.
    En definitiva, debemos orientar nunca imponer!
    Gracias por el artículo!!

    1. Chema dice:

      estoy totalmente de acuerdo, la carrera no lo es todo. he conocido a gente muy inteligente y culta que no han estudiado carrera como tal, sino ciclo formativo, formación profesional o lo que sea. el objetivo es tener un trabajo bueno dentro de lo que se pueda, y ser feliz. tanta “titulitis” hace perder la perspectiva.

  5. Colorsandia dice:

    Totalmente de acuerdo. Yo hice mi carrera por vocación. No me sirvió para encontrar trabajo pero por lo menos me gustó lo que aprendí (y eso que el plan de estudios en mi época dejaba mucho que desear). Conozco telecos que estudiaron la carrera sin que les gustara y pasándolo fatal solo porque en aquella época se les prometía un brillante futuro laboral y también han tenido que trabajar en la que les ha salido.

    1. Chema dice:

      estudiar algo que es difícil y no te convence mucho con el objetivo a largo plazo de un buen futuro laboral, es hipotecarse demasiado. luego los trabajos ni tienen que ver con lo que has estudiado, ni te gustan, ni eres bueno haciéndolos, ni nada ni nada. para eso no merecía la pena tanto esfuerzo.

  6. marigem dice:

    Totalmente de acuerdo.
    Yo he dejado elegir a mis dos hijos, aunque sabía que mi hija se equivocaba(es demasiado artística y eso hay que aprovecharlo, canta, toca un montón de instrumentos, dibuja, cose…).
    El está con un máster de formación y está feliz con lo que ha elegido, es vocacional total, quizás no encuentre trabajo de lo que ha estudiado, eso no podemos saberlo, peor le gusta y es lo importante.

    Ella ha cambiado, dejó lo que empezó porque yo no la veía feliz y no puedes dedicar tu vida a algo que no te hace feliz y ahora está haciendo lo que debería haber hecho desde el principio, y está encantada. Qué quizás ninguno encuentra trabajo de lo suyo, pues quizás, que a lo mejor acaban ambos en un supermercado, o limpiando o lo que sea, pues a lo mejor porque está todo muy difícil pero eso será por cosas de la vida, nunca porque yo les haya obligado a hacer algo que no les gusta.

    1. Chema dice:

      claro, el trabajo está mal un poco para todos. pero si tienes dificultades, al menos que sea habiendo seguido tu vocación, no siguiendo criterios engañosos de mayor empleabilidad. yo pienso muchas veces que las malas decisiones se pueden perdonar un poco más cuando son espontáneas, siguiendo corazonadas. pero si son decisiones meditadísimas y encima equivocadas, menudo negocio.

  7. ufff… es un tema difícil. Es verdad que los padres a veces intentamos orientar a los chicos lo mejor que podemos y también es cierto que los chicos a veces no quieren hacer lo que sus padres les dicen o quieren… es verdad que si un joven tiene muy claro que carrera quiere estudiar, hay que apoyarlo; pero la mayoría de los chicos no tienen claro al 100% la carrera.

    1. Lady Cat dice:

      Yo me acuerdo de que en mi clase yo lo tenía muy claro, pero la inmensa mayoría no y al final se fue una mitad a Turismo y otra a ADE por efecto imitación. De ADE muchísimos solo duraron el primer año.
      Y eso que en mi colegio la psicóloga nos hacía un test orientativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: