Mi “pareja” y lo que tenemos que ocultar

Escrito por | Sexo

Soy una persona que odia profundamente las ambigüedades y los eufemismos. Me gusta llamar a las cosas por su nombre, como se han llamado toda la vida, y hay palabras y expresiones modernas que me chirrían al oído cual uñas de Freddy Krueger en una pizarra de la vieja escuela.

Por ejemplo, cuando alguien se refiere a su novi@, marido o mujer como SU PAREJA. ¿Pero qué diantres es eso? Señores, según la RAE, PAREJA se traduce así:

3. f. Conjunto de dos personas, animales o cosas que tienen entre sí alguna correlación o semejanza, y especialmente el formado por hombre y mujer.

Por lo tanto, decir MI PAREJA sería el equivalente a decir MI PAR. ¿Que la expresión tiene más acepciones? Ya, pero yo me quedo con esta, que es la única que me gusta. Las otras las ignoro, porque es cutre y turbio decir MI PAREJA. Es un término neutro con el que parece que quieres ocultar a qué género pertenece TU PAREJA, y oye, a mi me gustan las cosas claras y el chocolate oscuro. Empezaron usándolo los gays y lesbianas para que no fuera explícita su condición sexual (que yo lo respeto), y ahora hordas de heteros se han apuntado a la moda de la ambigüedad.
Aunque, pensándolo bien, ahora con esto de que quieren legalizar el tercer género, igual hasta no es tan mala idea…

Solo que aparte de dar la impresión de que ocultas algo, el término evoca a una conocida que, de tanto repetirlo, ahora conocemos con el sobrenombre de Pepitaysupareja. ¡Con lo fácil que es decir novio!

O compañer@. ¿Compañer@ de qué? ¿Sentimental? ¿Te acompaña en el sentimiento porque te has muerto? ¿Te hace compañía porque ya venís de vuelta y no te piensas volver a enamorar? Eso suena más a cuidador. ¡Viva la terminología absurda!

En fin. Que yo me bajo del mundo.

Última modificación: 5 febrero, 2018

2 Responses to :
Mi “pareja” y lo que tenemos que ocultar

  1. R. dice:

    jajajaja pues levanto la mano, a veces lo digo, después de 16 años y una hija decir mi novio me suena adolescente, decir mi marido tampoco se ajusta a la realidad, porque no hay papel de por medio, y aunque lo de mi pareja tampoco me termina de sonar…. no se como referirme a él (lo fácil es hablar con alguien que le conozca, porque simplemente utilizo su nombre)

  2. ... dice:

    Tampoco es necesario descabalgar…
    En fin, a mí aquello de “mi señora” me sonaba fuera de contexto y lugar. Además de posesivo
    En fin, aquello otro de “mi marido/a” tampoco, va mal…No me suena
    Pero en vista de lo cuál, casi es mejor decir:
    ──Aquí mi acompañante
    Y quedas como un rey…o reina
    ¿Quí lo sa…o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: