Post de Hielo y Fuego II: Los Primeros Hombres.

Escrito por | Cine&Tv, Literatura

Sin duda amigos míos, conocéis la franja del mar Angosto que une los continentes de Essos y de Poniente mediante toda una miriada de islas. El Brazo Roto de Dorne.

Brazo Roto de Dorne

Pues no siempre estuvo roto.
Hace unos 10.000 años, fue la franja de tierra por la cual se unían los territorios orientales y las tierras habitadas por hijos del bosque y gigantes. Hasta que un nuevo pueblo en una migración masiva, de la cuál no sabemos sus motivos, cruzó este territorio para instalarse en lo que hoy día son los Siete Reinos de Poniente.
De sur a norte, los primeros hombres talaban árboles, labraban y cambiaban la tierra, construían aldeas y fortalezas, e incluso talaban los sagrados arcianos. La guerra con los hijos del bosque no tardó en aparecer. Una guerra que duraría siglos.
Los cazadores se transformaron en guerreros, los verdevidentes invocaban osos, huargos, leones y mamuts para que lucharan a su lado, pero nada frenaba el avance de los primeros hombres.
Dice la leyenda, que no la historia que celosamente guardamos en esta biblioteca, que el Brazo de Dorne fue roto por magia negra invocada por los verdevidentes reunidos en Foso Cailin para frenar la invasión. Así como que fue la misma magia la que convirtió el Cuello, la frontera natural del norte de Poniente, en una marisma. Lo más probable amigo míos es que estos hechos fueran sencillamente otros fenómenos naturales como los que hundieron partes de la isla donde se asienta el castillo de Pyke, hogar de los hijos del hierro, o la mismísima Valyria.
Las maldiciones y la magia de tal envergadura no son más que una exageración de las habilidades, ya de por si muy cuestionables, de los más sabios de entre los hijos del bosque.
En cualquier caso, tras una crueldad indescriptible durante demasiado tiempo, ambos bandos deseaban la paz. Los notables de cada raza se reunieron en la isla del Ojo de Dioses, un lago en la Tierra de los Ríos con una isla en su centro, para sellar el Pacto.

Los hijos del bosque vivirían en los frondosos bosques y renunciarían a todas las demás tierras de Poniente. Los primeros hombres no talarían más arcianos.
Los hijos tallaron caras en todos los arcianos de la isla para que los Dioses fueran testigos del Pacto y se fundó la orden de los hombres verdes para cuidarlos y proteger la Isla de los Rostros, tal y como se la conocería desde entonces.

Tenemos algunos relatos, inverosímiles sin duda, de algún temerario señor de la Tierra de los Ríos que intenta llegar hasta la isla en bote y dice haberlos vistos justo antes de que un fuerte viento o una bandada de cuervos le hagan cambiar sus intenciones. Se lo cuento como mera anécdota, para que vean hasta que punto las creencias pueden influir en la percepción de los hombres.
Pero lo cierto es que el Pacto acaba con la Era del Amanecer y da comienzo a la Edad de los Héroes. Donde imnumerables señores y reyezuelos se mezclan con nombres legendarios como Brandon el Constructor, Garth Manoverde, Lann el Astuto o Durran Pesardedioses.

Pero ya hablaremos más adelante de ellos. Ahora siganme para que pueda hablarles de uno de los acontecimientos más importates de nuestra historia, y puede que no sólo de nuestra historia.
La Larga Noche.

Última modificación: 7 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: