Post de Hielo y Fuego III: La Larga Noche

Escrito por | Cine&Tv, Literatura

Verán. Los hombres que habitan en esta Ciudadela llevamos muchísimo tiempo afrontando el problema de intentar predecir la llegada de los cambios de estaciones y su duración. Y no lo hemos conseguido.
En este tomo de La medición de los días escrito por el maestre Nicol, podemos ver como se deja influir por la idea sugerida por el septón Barth de que la llegada de nuestras estaciones y su duración tiene un origen mágico. Ya que habiendo estudiado el movimiento y posición de las estrellas y nuestro planeta con respecto al sol, Nicol afirma que debería y debió existir un patrón regular de alargamiento y acortamiento de los días, lo que supondría unas estaciones con un comportamiento mucho más regular. Desgraciadamente Nicol no encontró prueba alguna de sus afirmaciones que no fueran leyendas antiguas.

Si bien es cierto que en el tiempo de la Edad de los Heroes debió existir un invierno como nunca antes nadie ha vuelto a ver, ni quiera la Madre en su infinita misericordia que volvamos a verlo, pues existen numerosas referencias a él en casi todas las culturas.
Parece que de alguna forma se produjo algún tipo de desastre natural que desembocó en un invierno que duró toda una generación. Niños nacían y morían ancianos sin haber visto la luz del sol. Se dice que por aquel entonces se afianzó entre los norteños la costumbre de que ancianos y enfermos salieran a “cazar” sabiendo que no volverían para poder dejar más comida a los que tenían más opciones que ellos para sobrevivir.

Lomas Pasolargo, en su obra Maravillas creadas por el hombre, escribe haber conocido a descendientes de los rhoynar en las ruinas de Chroyane que le contaron historias sobre una profunda oscuridad que hizo desaparecer las aguas del río Rhoyne congelándolas.

Desde Assahi, las crónicas hablan sobre una oscuridad y un héroe que la combatió con una espada roja. Esta leyenda nos ha llegado gracias a los creyentes de R’hllor, los cuales afirman que el héroe se llamaba Azor Ahai y profetizan su regreso.

En este ejemplar del Compendio del Jade, Colloquo Votar narra una leyenda del lejano Yi Ti en la que el sol desapareció durante toda una generación. Y sólo volvió gracias a las proezas de una mujer con cola de mono.
Pero sobre nuestra Larga Noche se cuentan historias incluso más inverosímiles. Historias antiguas para dar miedo a los niños sobre unas criaturas conocidas como los Otros. Llegados desde las Tierras Heladas del Eterno Invierno, siempre llegan, acompañadas del frío y la oscuridad, montados sobre horribles y monstruosas arañas de hielo, o sobre cadáveres de caballos muertos a los cuales resucitan para sus oscuros fines de estinguir toda luz y calor de la misma forma que podían resucitar los cuerpos de hombres muertos para que luchasen por ellos.

El fin de la Larga Noche viene de la mano de lo que llaman el último héroe. Un hombre que en su misión de enfrentarse a los Otros pierde a todos sus amigos y se enfrenta a horribles criaturas para poder llegar hasta los hijos del bosque. Gracias a él, los primeros hombres de la Guardia de la Noche ganaron a los Otros la batalla por el Amanecer.
Sandeces, sin duda. Muy curiosas, eso si.

La verdad suele ser menos espectacular. Y esta obra del archimaestre Fomas, si bien errada en otras cuestiones, plantea la posibilidad de que los Otros no fueran más que antepasados de nuestros actuales salvajes que se vieron obligados a moverse hacia el sur debido a la crudeza de la Larga Noche. Según Fomas, no fue hasta relatos posteriores cuando se convierten en monstruos de hielo. Posiblemente debido al deseo de la Guardia de la Noche y de los Stark de ganarse una reputación de salvadores y no unicamente como vencedores en las luchas de poder de entonces.

Pero no perdamos más tiempo con cuentos para niños. Hablemos de historia de nuevo. Hablemos del Imperio de Valyria.

Última modificación: 12 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: