Regalarle al profe en fin de curso: ¿Sí o no?

Escrito por | Mapaternidad

Con la llegada del final del curso escolar, estamos contemplando en toda red social, corrillos, parques, grupos de amigos y demás lugares frecuentados por padres, el debate del momento.

¿Debemos regalarle algo al profe de nuestros hijos?

Cuando yo no era madre, pensaba que vaya cara, que eso iba incluido en el sueldo, que a mí no me regalaban nada en mi trabajo (mentira podrida, he hecho recuento y me han obsequiado con muchas cosas como agradecimiento), que vaya forma de hacer la pelota y demás.

Ahora que soy madre y que hay dos señoras que se han pasado un curso entero cuidando, educando y enseñando con calidad y calidez a lo más sagrado que tengo, pienso justo lo opuesto.

Hay personas que argumentan que es muchísimo dinero. No tiene por qué ser así. Yo tenía claro que nadie se iba a quedar fuera por ese tema… Y lo logré. Entre otra mami y yo (las dos estamos en la directiva del AMPA, pero lo hicimos a título personal), dejamos una nota en los casilleros de la clase y creamos un grupo de guasap. Allí, lo primero que aclaramos, era que el regalo lo elegíamos entre todas y que primaba que fuese un detalle de los niños a un concurso para ver quién podía gastarse más.

No os voy a decir a lo que tocamos, a ver si me va a llegar a la revista una de las profes, pero entre todas las familias que somos, quedó una cantidad bastante asequible.

Tampoco os puedo desvelar aún qué elegimos, por el mismo motivo.

Por si fuera poco, hemos organizado una escena extremadamente emotiva, que si el otro día en el despacho una de las tutoras (al ser clase de 2-3 años, tienen dos) me comentaba que iba a poner música súper lacrimógena para la graduación… ¡Allí lloraremos todos!

Yo, la verdad, respeto a todo el mundo y sus razones.

Sin embargo, si piensas que el profesor de tu hijo no se merece nada extra porque hace su trabajo, ¿por qué cuando vas a tomar algo o a un restaurante dejas propina? Si consideras que esa persona que te atendió en un momento puntual se la merece (que es mi absoluta opinión), ¿por qué no quien se ocupa diariamente de lo que más quieres? Los dos están trabajando y ya cobran su sueldo, ¿no?

Hay personas que cuentan que en sus colegios se les quiere regalar a los profesores fines de semana en un spa con su pareja o bolsos de marca. Eso, aparte de la cantidad (que en un público, lo que para mí pueden ser dos copas, para otro igual es la compra de tres días), no te recuerda a los niños. Y un profesional de vocación se emociona más en algo con los nombres de sus alumnos, que sea útil, en lo que hayan participado ellos… ¿Qué tiene que ver mi hijo con un bolso de Tous, por ejemplo? Yo quiero que lo recuerden a él, no quedar por encima de otras clases porque soy la más guay de la escuela.

Luego hay gente que argumenta que no piensa poner un céntimo, porque el tutor de su hijo le ha amargado el curso. Ahí sí que no digo nada, porque tiene que ser horrible. Realmente, no entiendo qué puede llevar a un profesional de la enseñanza a cogerle manía a un niño, pero por desgracia, me consta por un par de personas cercanas que tienen a sus hijos en otros colegios, que esos docentes existen. Ahí lo veo absolutamente normal.

Pero en mi caso particular, estoy muy agradecida, y si no hubiera habido regalo conjunto, les habría regalado yo a título personal. A ellas les pagan por dar clase, sí, pero no por sentir cariño, por preocuparse más allá del tema escolar, por quererlos, etc. Y eso para mí no hay regalo que lo valga.

Por lo cual, con muchísimo gusto, yo sí haré regalo de fin de curso a las tutoras de mi hijo.

Última modificación: 25 mayo, 2018

2 Responses to :
Regalarle al profe en fin de curso: ¿Sí o no?

  1. Amanda dice:

    Me he topado con este post y no sabes cuantísimo te lo agradezco.
    Mil gracias a madres como tú por apreciar un trabajo tan maravilloso-ingrato a veces- como el nuestro.
    Muchas felicidades a tu peque o peques por la graduación!!

    1. LadyCat dice:

      ¡Muchas gracias, Amanda! Lo que hacéis no está pagado.

      Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: