Teleoperadoras: El acoso telefónico

Escrito por | Actualidad

Por: Papá Gades

Un problema que está afectando al mundo entero y al que se le da menos importancia de la que debería es al acoso telefónico de las teleoperadoras. Si tienes un teléfono móvil, tienes este problema así que la mayor parte de la población tenemos que sufrir el incansable bombardeo de llamadas de la compañía de turno. Lo cierto es que siempre son las mismas, Jazztel, Másmóvil u Orange, al menos en mi caso, y no hay Dios que te libre de estas personas. No sé qué estudios tienen las teleoperadoras, pero imagino que algunas de las asignaturas serán del tipo: “Cómo dar el coñazo aunque te hayan dicho que no 3 veces”, “Cómo aburrir al cliente para que te termine escuchando” o “Llamar al día siguiente es la auténtica solución”. Yo siempre he tenido grandes problemas con Jazztel, para mí son los reyes de dar el coñazo y es que, aun teniendo sus servicios contratados, seguían llamando comerciales para ofrecernos servicio. ¿Qué clase de retraso te hace llamar a un cliente para volver a hacerle cliente? Es que no se puede ser tan chufla en esta vida.

Mi masoquismo me hizo contactar con ellos hace poco para cambiar de compañía y amigos míos, ojalá alguien me hubiera amputado las dos manos antes de pedir información. Dos semanas llevan llamando con la excusa de “Has pedido información y te llamábamos para…”. ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Y siempre todo comienza igual:

Tu teléfono suena, da igual si es la hora de comer o las 22:00, ellos llaman igualmente y hay dos opciones. La primera es que lo cojas, nadie te hable y termines colgando; la segunda, y más molesta, es que de primeras escuches “Mi nombre es María Genoveva Jennifer Esmeralda y le llamo de la compañía X para ofrecerle la fibra gratis durante 3 meses”. Por mucho que le digas que no te interesa ella seguirá insistiendo e insistiendo hasta que te decidas a colgarle el teléfono. Una vez el cansancio es mayor, te puedes cagar en todos sus ancestros y ella te dirá amablemente: “Lo dejo apuntado para que no le molesten más”. MENTIRA, lo apunta en su libreta de cosas que no le importan una mierda y hacen una nota mental para llamarte al día siguiente y volver a ponerte de los nervios.

Ayer mismo me llaman de la compañía Másmóvil con una entradilla muy llamativa. Me regalaban la fibra para siempre, dos líneas de teléfono y todo totalmente gratis. Mi respuesta fue clara: Si es gratis no pagaré nada, ¿no? Y ella entre risas me contesta que hombre no, que tengo que pagar el fijo. 47 euros de fijo ni más ni menos.

No sé qué clase de erudito se le ocurre lo de bombardear a posibles clientes hasta el hastío. ¿No son conscientes de que esto causa más animadversión hacia su compañía? Como campaña de marketing es una auténtica mierda el acoso al que te ves sometido, pero esto parece no importarles y seguirán así mientras las leyes les amparen. ¿Estamos desprotegidos ante este acoso? ¿Existe alguna forma de que estas personas dejen de llamarte hasta 3 veces al día para ofrecerte algo que no te interesa? Uno lo puede tratar con humor, pero llega el momento en el que te desesperan estas situaciones. Tener al bebé dormido y que se despierte por una llamada de esta gente, tener 1 hora para comer y tener que estar al teléfono aguantando a alguien dándote la chapa… ¿Es necesario? ¿Tengo que aguantarlo? Parece que no contestar es la solución más sencilla pero cuando estás buscando trabajo y te llaman desde teléfonos normales, tú lo coges y luego te encuentras con estas personas que están dispuestas a joderte el día. Eso es otra, antes veías el número de una centralita y no lo cogías, pero han aprendido y ahora te llaman desde números de móviles que podrían pertenecer a cualquier persona.

Señores de las compañías móviles, cuando alguien quiera información sobre vuestros servicios la pedirá, mientras dejad de dar la tabarra a la gente que tiene muchas cosas que hacer y otras preocupaciones en la cabeza como para también tener que aguantar estas incesables llamadas acosadoras. Paren con esta campaña, ya está bien de bombardearnos con llamadas, acaben de una santa vez con esta maldita locura y dejadnos vivir en paz.

Última modificación: 7 septiembre, 2017

2 Responses to :
Teleoperadoras: El acoso telefónico

  1. Meritxell dice:

    La solución se llama lista Robinson, mano de santo.
    Inscribes tu móvil, tu fijo, tu correo electrónico e incluso tu dirección postal y nunca jamás te vuelven a molestar de compañías con las que no tengas algún tipo de relación comercial
    Lo puedes hacer através de su web, no la recuerdo, pero lo puedes googlear!
    De nada!

  2. Monstruua dice:

    Eso es un infierno, amigo. Pero son las propias empresas las que tergiversan eso. Supongo que les funciona dar la brasa y por eso siguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: