Vidas Pequeñas

Escrito por | Cine&Tv

Argumento: En el camping “Vista Hermosa” a las afueras de Madrid, conviven escritores fracasados, feriantes de paso, artistas anónimos, peluqueras, proletarios en paro… En ésta playa gris ha venido a naufragar Bárbara Helgera, joven y célebre diseñadora, flagelada por el fracaso y las deudas. Fascinada por un universo tan distinto al suyo, Bárbara conocerá en el camping a un variado abanico de vidas insospechadas. Cristina, Fede, Celeste, Pradial, Mari Angeles, Piort, Guedano y Gumersindo, todas éstas “vidas pequeñas” que transcurren plácidas o atormentadas en caravanas y mobile-homes, lejos del mundanal ruido y la competencia citadina. Pero principalmente Bárbara conocerá el amor en una caravana sin retrete. El amor peculiar y sin mañana de Andrés, un joven automarginado que trabaja de “escultura viviente” en un hipermercado suburbano, y cuyas principales ambiciones no pasan de tener mucho tiempo para leer, pensar y armar puzzles.


Título original: Vidas Pequeñas

Nacionalidad: Española

Dirección: Enrique Gabriel

Producción: Francisco Ramos

Guión: Enrique Gabriel, Lucie Lipschutz

Intérpretes: Roberto Enríquez, Ana Fernández, Emilio Gutiérrez Caba, Francisco Boira, Alicia Borrachero, Ángela Molina, Asunción Balaguer, Laura Domínguez, Yohana Cobo.


Ayer domingo, a las 22:25 horas, se emitió en el programa de La2 “Versión española”, la película Vidas Pequeñas, dirigida por el director argentino y afincado en España Enrique Gabriel.

En ella, nuestro redactor Federico García LordCat, también conocido como Nicolás Gabriel y ElNeka, participa con un par de cameos y uno de sus raps.

Enrique Gabriel, Nicolás Gabriel y Alicia Borrachero

Como anécdota, tuve que llamar a Nico, porque en la barra del bar en una escena había un niño rellenito que era igual que él de pequeño. En efecto, me confirmó que se trataba de su real majestad a la tierna edad de 12 años, aunque posteriormente vuelve a aparecer a los 17, quemando basura y con su rapeo.

La película, al estilo de Enrique, magistral. Dejando a un lado a tan grandes actores, nos encontramos ante un hombre extremadamente culto a la par que mordaz, con un conocimiento espeluznante y un sentido del humor finísimo.

Sin embargo, el argumento no es de risa, pero se percibe la retranca del director y guionista.

No puedo dejar de comentar que la inspiración de esta película se debe a una persona muy cercana, tanto para Enrique como para mí, que terminó viviendo en un camping después de un gran revés económico. No es ningún secreto de quién se trata, ella lo cuenta en su primer libro sin tapujos, pero no lo diré yo.

En definitiva, si no la habéis visto; buscadla.

Si queréis conocer acerca del director, os merecerá la pena.

¿El mayor aprendizaje de Vidas Pequeñas? Rotundamente, cómo nos enseña a relativizar.

Última modificación: 6 junio, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: