Ese gran sabio que es Txumari Alfaro

Escrito por | Actualidad

Mirando Twitter esta tarde, me he encontrado con la noticia de la conferencia sobre el cáncer que se dió este fin de semana en Barcelona, uno de cuyos ponentes era el susodicho Txumari.

Este señor, con todo su cuajo, habla de cómo tratar ciertos tipos de cáncer, entre ellos el de mama. Bueno, más bien habla de cómo no tratarlos, porque según él lo mejor es no hacer nada, simplemente hacerle ver a tu cuerpo que todo está bien y no preocuparte que de esa forma pasará solo y por supuesto todos los que te rodean deben hacer lo mismo, para que las buenas energías traspasen al enfermo y los marcadores cancerígenos bajen sus niveles.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡OLÉ SUS HUEVOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Puedo llegar a entender la desesperación de pacientes que, cuando ya les han dicho que poco hay que hacer por desgracia, intenten otros medios y otras terapias alternativas. Sin embargo, todos los enfermos de cáncer luchan desde el principio, quieren vivir y lo dan todo para curarse. Obviamente, el estado mental es muy importante ante cualquier enfermedad o situación en la vida, la positividad y el creer firmemente que puedes salir de ese lugar son básicos junto a un buen tratamiento médico. Pero las DOS juntas: medicinas y tratamiento.

¿Se atrevería este señor a decirles a unos padres con un bebé o hijo pequeño, que no se preocupen, que la leucemia de sus hijo se va a curar sólo con pensarlo? Es deprimente.

Vivimos en una época donde, para algunas personas, el tema de las terapias naturales se está yendo de las manos: antivacunas, que lo único que están consiguiendo es que vuelvan a aumentar los casos de enfermedades casi erradicadas; los que beben “agua cruda”, agua recién salida de un bonito charco o de un hermoso lago estancado, con todas sus bacterias y sus enfermedades, porque resulta que el agua mineral o purificada del grifo es lo que realmente nos mata.

Yo sólo os diré que mi padre perdió a un hermano cuando tenía 9 meses, por una “simple gastroenteritis” que no pudieron atajar y que murió deshidratado. Ese niño hoy tendría 60 años, no hace tanto de esto, pero en la actualidad se puede evitar, porque hay tratamientos y prevención para ello.

Así que, señor Txumari Alfaro (señor, porque quiero mantener la educación), deje de jugar con los sentimientos y el estado de ánimo de la gente enferma y permita que hagan uso de las medicinas que los avances científicos y médicos han puesto a su alcance.

Eso sí, espero que usted predique con el ejemplo y que, cuando esté malo, coma chía o se beba su propia orina, y que su nombre no forme parte de las listas de espera de este país.

Última modificación: 16 enero, 2018

2 Responses to :
Ese gran sabio que es Txumari Alfaro

  1. Madrekamikaze dice:

    En el momento que dió remedios para la calvicie se le tenía que haber dejado de escuchar

  2. marigem dice:

    Hola.
    Mi prima falleció de cáncer con 35 años, de haberlo sabido nos habríamos dedicados todos a fingir que todo iba bien y así se habría curado…ufffff. Es lo que dices, en un momento de desesperación se entiende que busques alternativas en vitaminas, alimentos o lo que sea, pero que alguien se atreva a decir una cosa así sobre un tema que mata a personas cada día, me pongo mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: