La mujer del César no solo debe ser violada, sino además parecerlo

Escrito por | Actualidad, Sucesos

Por: Ana Cristina Blázquez

Cuando una persona es víctima de una violación puede reaccionar de maneras distintas, depende de cada víctima cómo afrontar una situación tan desagradable como esta. Imagino que lo que esperan algunas personas es que el famoso trastorno de estrés postraumático haga
acto de presencia haciendo que la víctima se convierta en una persona temerosa, que deje de hacer vida social y sienta miedo a todas horas, reviviendo una y otra vez la terrible experiencia.

Pero no siempre es así. Muchas víctimas después pasar por una violación o un abuso
reaccionan cerrando su mente y aislándola del conflicto, es decir, hacen como si no el hecho en sí no hubiera ocurrido y tratan de olvidarse de él. Esto no quiere decir que consigan lograrlo, pero al menos lo intentan volviendo cuando antes a su vida normal “antes de” y no hablando a nadie de ello.

Quizá al señor detective que ha “investigado” a la chica madrileña, presuntamente víctima de violación en San Fermines por un grupo que se autodenominan a sí mismos “la Manada”,
alguien debería explicarle esto. No es posible que porque esta chica haya intentado seguir con su vida después de aquello, haya subido cuantas fotos quiera a sus redes sociales, no haya ido por la vida de “víctima”, este señor entregue un informe en el que parece ser dice que la chica:
“no está traumatizada”.

Estimado señor detective, ¿qué estudios tiene usted para hablar de traumas? ¿Conocía usted a la víctima antes de los hechos para asegurar que ella ha seguido comportándose de modo habitual? Si no la conocía, es más, si ni siquiera ha hablado con ella, ¿cómo puede usted asegurar con esa frialdad que la chica no está traumatizada? Quizá debería usted haber hablado con un psicólogo que hubiera tratado con ella a ver que opinión le daba, más que nada, porque son los psicólogos o psiquiatras los que saben realizar este tipo de diagnósticos tras mantener varios encuentros con las víctimas, y en algunos casos, ni siquiera a ellos les queda claro, pues depende de cada persona lo que sea capaz de abrirse a cualquier profesional aunque este trate de ayudarla, tras haber vivido algo así.

Por otra parte, “la Manada” asegura que las relaciones fueron consentidas y yo me hago varias preguntas: ¿Alguien puede creer que una niña de 18 años va a querer mantener relaciones sexuales con cinco hombres a la vez a los que no conoce de nada y que además las va a querer mantener tirada en el suelo de un portal? ¿A alguien le entra en la cabeza que una niña va a someterse a algo así por voluntad propia y después va a ir a decir que ha sido violada?

Exactamente, ¿para qué? ¿Para pasar por todo esto? ¿Para sentirse juzgada una y otra vez? ¿Para tener que ir a un hospital a que la reconocieran y tener que pasar la humillación de contar que ha sido abusada y violada? Y si además no conocía a ninguno de estos chicos ¿qué puede llevarla a inventar algo así? Lo que está claro, es que no se sostiene que la denuncia sea falsa y que ella consintiera las relaciones. Además parece ser que en los vídeos existentes en los móviles de “la Manada”, la chica tiene los ojos cerrados y una actitud pasiva, y para colmo, tenía una tasa de alcohol en sangre de 0.91. Los que dudan que esto sea una violación, quizá deberían saber que cualquier relación con una persona que no da su consentimiento para la misma y no muestra interés alguno en mantenerla y sólo “se deja hacer” por sentirse acorralada, ya es una violación. No es necesario que ella dijera no o no dijera no, simplemente no quería y punto. Y si ella no quería, eso es violación, señores.

Lo que me termina de indignar de todo este caso es que a ella, a la víctima, se le haya vigilado y anotado su comportamiento después de, para saber si está lo suficientemente estigmatizada
o no y así ver si es factible su versión. Sin embargo, los varios mensajes de whatsapp
absolutamente vomitivos y enfermizos de “la Manada” no han sido admitidos a trámite porque no parecen ser importantes para saber si ellos son lo suficientemente depravados para realizar una violación en grupo como, precisamente, se está juzgando.

Al final y con todo esto, la víctima lo está siendo dos veces, primero y presuntamente, de “la Manada”, y segundo, de todo este mundo de leyes extrañas en los que el agresor termina siendo la víctima y la víctima, el agresor.

Última modificación: 17 noviembre, 2017

2 Responses to :
La mujer del César no solo debe ser violada, sino además parecerlo

  1. marigem dice:

    Este caso es indignante, de pies a cabeza, me imagino el trago que tiene que estar pasando la chica y también sus padres y entorno.

  2. Raul dice:

    En la anterior agresion sexual que cometieron se grabaron llevando a una chica desnuda en el coche mientras abusaban de ella, incluso el conductor. Según dijeron ella estaba semiinconsciente, con la voluntad anulada, en estado de shock. Además en los chats se ve que hablaban de usar drogas legales e ilegales como el burundanga. Esa droga produce efectos de ese tipo y no deja ningún rastro en la sangre. Además de eso hay que considerar que 3 de ellos tienen antecedentes penales por distintos tipos de delitos y han cometido más de los que han sido juzgados, como por ejemplo cuando uno habla en un chat de que dejaron a uno tirado en el suelo sangrando por la cabeza. Además todo lo cuentan en tono alegre y divertido, Eda gente es un peligro público. Sin embargo nada de esto ha sido tenido en cuenta en el juicio, mientras que la chiquilla ha sido espiada las 24 horas del día para intentar encontrar algo que indique que puede ser ella la culpable. Y por si fuera poco un porcentaje importante de la población apoya a esos depravados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: