Hasta los rizos estoy de las TaliBisbiFans de Bisbal y el drama con Chenoa

Escrito por | Actualidad, Música

Como ya sabréis, Andrea M. Faya le dedicó el otro día una carta de amor a David Bisbal.
Dicho artículo fue compartido por esta, vuestra revista, en redes sociales. Y por la autora en su Twitter. Allá fueron las TaliBisbiFans a poner verde a Andrea y a justificar a David Bisbal.
Las mujeres niñas, hemos han demostrado ser las más enérgicas, ciegas, tercas y apasionadas fans de todo el espectro de identidad de género. Ríete tú de Chris Crocker y su leave Britney alone! (Chris en su día se identifico como chico gay, género fluido y travestido -no transexual, transexualidad y travestismo no son lo mismo. Sí, hay muchas identidades de género y sexuales, no solo dos. Pero de eso ya hablamos otro día, mejor).

El caso es que me harté de leer cómo ponían a Andrea a caer de un burro con el argumento de es que fue hace trece años y comencé un hilo de Twitter.
Os lo transcribo aquí porque escribir un artículo fue mi primera idea pero me dejé llevar por el coraje de leer según qué cosas y lo solté todo por Twitter. No obstante, a mí en Twitter no me sigue ni Mi Santa Madre (es una santa, de verdad) y quisiera que leyeseis un resumen de los hechos (otro más, sí) desde la perspectiva de quien no es fan (musicalmente hablando) de la una, ni del otro (yo es que en temas de música tengo unos gustos un pelín raros y aunque me gusta mucho el vozarrón de Chenoa y la voz de Bibal cuando canta según qué géneros, fan, lo que se dice fan, de seguirlos, ir a conciertos, tener todos sus discos etc., no soy).
Así que os copio lo que puse en Twitter, ampliado. Ya que no tengo límite de caracteres ni pierdo el hilo con el rollo de ir poco a poco, pues vamos a explayarnos (más todavía).

Decía yo así:

Hasta el moño despeinao me tenéis ya de lo de Chenoa y Bisbal. Os lo voy a explicar clarinete, veréis cómo es muy fácil.

Resulta que Chenoa, que como veis en la imagen de arriba, es humana, como todo el mundo, con todo lo que eso conlleva; conoce a un muchacho al que a esas alturas de la peli conoce su familia en su casa y poco más. Y se enamoran. Y se lían. Y comienzan una relación. Y que sí, que Chenoa le fue infiel a su novio de entonces con David Bisbal, que lo sabemos, habla de ello en el libro también, no solo de Bisbal vive Chenoa.
Total, que viven la etapa de la luna de miel aunque con alguna metedura de gamba de Bisbal de por medio. Pero como persona normal enamorada (o sea: padeciendo de un ataque de ceguera y agilipollamiento transitorios), sigue con él. Eso lo hemos hecho Chenoa, tú, yo y la vecina del 3º.
Y ojo que puedo entender los altibajos de una pareja y darse un tiempo etc., más con lo que estaban pasando estos chicos en ese momento: salir de la academia, la fama tan súbita, agendas a tope, tal, cual. Tampoco era aquello nada fuera de lo normal, nadie quiere torturar y raparle (lo que queda de) los rizos a Bisbal por eso. Hasta ahí, puedo entender que lo sobrepasase la vida, se ofuscase y diese una espantá un par de días.
Lo que ya hace que a una se le hinche un poco la vena de la frente, es que tu novio, con el que llevas tres AÑOS (no 3 meses), te monte la escena de las flores y la notita y la tuna de la facultad de Biología de la Complutense debajo de la ventana cantándote Los Clavelitos y todo el despliegue de amor para llegar a VUESTRA casa mientras trabajas, hacer su maleta y cuando llegas tú decirte: mira cari, que m’he agobiao, que lo dejamos. Enga, dew.
De entrada, si te esperas a que llegue yo, me quite los zapatos, deje el bolso y me dé tiempo a mirarte a la cara, mejor. Pa’mpezar.
Y si nos sentamos y me explicas qué aire te ha dado, mejor también. Porque durante tres años, para lo que te ha interesado, me has dado (y pedido a mí) alguna explicación. Así que ahora te las pido yo y por respeto, me las debes. Y si quiero patalear y ciscarme en la concha de la lora y su repu*a madre y mandarte a c*gar a la vía, te aguantas. Solo faltaba. Te aguantas y me aguantas porque me estás haciendo daño y lo gestiono como muy buenamente puedo. Luego me disculparé seguro pero ahora me dejas llorar y maldecirte. Gracias. Es una cuestión de RESPETO a tu compañera, tu pareja, tu amante. Amos, digo yo.
Pero si tú te vas como quien sale a por pan y lo siguiente que sé de ti es -por TELEVISIÓN- que estás soltero, que te has cambiado de número y que ENCIMA te arregle YO la ropa y te mande tus premios CON CUIDADITO, pues pasan muchas cosas.
La primera es que me caigo muerta.
La segunda es que le mando un SMS a tu hermana y le pido que te diga que si quieres TUS cosas, vengas tú con TU madre, te lo prepares todo y te lo lleves TÚ, igual que un día lo trajiste. Tus cosas son y tú eres quien tiene interés en ellas y aún así se fue dejándoselas aquí. No soy tu puñetera chica de los recados. EL COLMO DE LA DESFACHATEZ. Además le deja a su hermana el percal de pedírselo ella a Chenoa. Que también te digo, soy la hermana de Bisbal y le digo por lo pronto, a mí no me metas en tus historias, si tú no tienes arrestos para hablar con esta chica y hacer las cosas bien y gestionar la separación, cosa tuya, querido. Y por otro lado, haz el favor de no pedirle encima a la chiquilla que sea ella quien te lo recoja y embale todo, no tengas cara. Pagas a alguien a que vaya a hacerte el trabajo sucio pero está fuera de lugar que te lo haga ella y yo tampoco tengo ganas de pasar el mal trago de verla y ver lo mal que lo estará pasando por culpa de aquí, mi joyita de hermano. Se me caería la cara al suelo de vergüenza porque aunque eres mi hermano, no tendría ningún tipo de argumento en tu favor y tendría que darle la razón en que te estás portando como un avestruz. Desde el cariño te lo digo, hermano.

En fin, que además del detalle este de la mudanza tan elegante y distinguido, da gracias si no tiro los premios por la ventana, bajo, les paso por encima con el coche 37 veces y hago que la perrita les defeque encima.
Lo segundo es que viene mi madre, te mete los premios en una caja, se hace un muñeco de vudú con tu ropa, tus cabellos etc., y se planta en Santería y Curandería Maestra Paqui y se queda más ancha que larga.

Pasados trece años yo te perdono, entre otras cosas porque le agradezco a Dios, el Universo, el Cosmos y a la Maestra Paqui haberme quitado a semejante elemento de encima. Y he rehecho mi vida y soy feliz y me importas menos que el color de uñas de los pies de Carmen De Mairena.
Pero no OLVIDO. Porque ni Chenoa, ni tú, ni yo ni mi vecina del 3º, sufrimos de amnesia. Recuerdo que te has portado como un cobarde.

Pongamos que un día me da por escribir un libro sobre cosas varias de mi vida porque sí, porque me da la gana, porque me luce a mí escribirlo. Pues lo escribo. Y si se me pega la realísima gana de contar cómo se portó mi ex conmigo, lo pongo. Se apellide Bisbal, Sánchez, Trigo, Pérez o Trump. Es mi vida. Estoy relatando unos hechos en primera persona. No te estoy insultando. Si te gusta, tanto mejor. Si no, haces como yo hace trece años: AGUANTAR EL CHAPARRÓN.
Que a ti ahora igual te cuestionan pero yo en su día fui Isabel Pantoja II, solo que en lugar de viuda, fui La Abandonada de España. Atiende, qué papelón más majo me dejaste, además público. Con toda la prensa en la puerta de mi casa y en mi teléfono, que no estoy pudiendo ni llevar mi incredulidad, mi decepción y mi dolor tranquila, en la intimidad de mi casa. Que durante meses y meses y años y años, la prensa ha estado dándome la turra con lo mismo. Gracias majo, por pensar tanto en mí, ¿eh? Siempre mola muchísimo que te dejen, es una fiesta. Pero cuando lo hacen por televisión, públicamente, y te están hablando de tu ex durante eones cada vez que pones la nariz en la calle, mola todavía más.
Que aquí mucho vemos las imágenes de la pobre Chenoa en chándal jartá a llorar pero ¿cómo de mal lo debe estar pasando una persona y cuánto la estarán agobiando para coger su par de ovarios y bajar con ellos a pedir por favor que la respeten y la dejen un poco tranquila, que no lo está pasando bien? Ya de entrada hay que tenerlos cuadrados y hay que tener mucha dignidad para sonarte los mocos y bajar según te pillan, de andar por casa, con los ojos llorosos, a dar la cara. Que me cogen a mí en su día y no llego arrastrándome y reptando ni al ascensor, imagínate a la calle. Yo tiro el móvil y el televisor por la ventana (me encanta lanzar cosas por las ventanas, según parece), me meto en la cama bajo dieciséis mantas y no me muevo de ahí hasta que no haya un Madrid-Barça, la gente esté distraída y no me vayan a venir a dar la brasa.
Y te digo más: dirá Chenoa que no vuelve a ponerse en chándal en su vida. Pero a mí aquél día en que la vi así en todas las cadenas de televisión habidas y por haber, además de venirme a la mente lo que os acabo de relatar, me vino también que qué ganas de darle un abrazo de ocho vueltas y sentarme abrazada a ella hasta que se le pasase un poco el sofocón y que qué guapa estaba la jodía. Sí, con su chándal y todo. Con los ojos llenos de lágrimas, conteniéndose. Me ves a mí en las mismas circunstancias y soy Mr. Potato, los ojos como dos melones de tanto llorar, la nariz como un pimiento rojo de sonarme, las ojeras hasta los tobillos, los pelos de loca y unas muecas muy raras que hago cuando lloro y cuando intento con mucha fuerza no hacerlo. En cambio ella seguía estando guapa, la tía, pásmate.

En fin, prosigamos: que trece años después, querido, ni te odio, ni te deseo mal, ni lo hago para hacerte daño. Lo hago porque es mi vida y tengo derecho a contarla, trece meses, trece años, o trece lunas llenas en Marte después.
Que no es una cuestión de odio ni de por qué ahora. Es una cuestión de que son las vivencias de Chenoa y las cuenta cómo y cuándo le da la gana. En chándal en la portería de su casa a cámara o en chándal en su casa por escrito. El caso es andar en chándal, que estará la chica harta de ir tan puesta y con tacones y toda la historia continuamente. Qué coñ*azo.

Mira: tú podrás ser muy fan de Bisbal pero leche, esto te lo hace tu ex o se lo hace a una amiga tuya su ex y estáis hasta dentro de 20 años echándole maldiciones gitanas. No me lo niegues que todo esto lo sé porque tengo amigas mujeres y yo misma soy mujer: been there, done that. Sabes que es así, Bisbifan.
Pero cómo es Bisbal y es conocido y tiene legión de fans, está fatal contarlo. Qué resentida, Chenoa. Qué mala pécora. Es que aún no lo ha superado, aún está “to pillá” por él.

ANDA YA. Más feliz que cuando te baja la regla la semana ANTES de la vacaciones (y por lo tanto no te las va a estropear), estará la chica ahora.

Además que a vosotrxs Bisbal os parecerá cañón pero Chenoa físicamente -para empezar- le da mil vueltas. Mirad los tíos con los que ha estado, será que le faltan pedazos de tío a Chenoa haciendo cola en su casa. Anda, va. (Por cierto Chenoa, mándame a los que descartes, porfa, que está la cosa mu malita y veo que a este paso me va a tocar ir a todas las bodas y los bautizos de (los hijos de) mis amigxs y primxs sola y es un pastelón. Gracias)

Moraleja: no te portes como un soberano cobarde de libro y no aparecerás en uno. Fin.
Ante todo respeto. Si no lo das, no lo esperes tú luego, ni trece días ni trece años después. Además trece años después es tarde ya para pedir perdón por semejante jugada sucia. Al cabo de trece años le puedes pedir perdón por aquella vez que le tiraste un café sin querer encima de su vestido favorito, no por haberte portado como te portaste y haberla puesto en la tesitura en la cual la pusiste. Bisbal, le faltaste al respeto a la persona con la que compartiste años de tu vida de mil formas distintas. Eso el paso del tiempo no lo va a cambiar. Y sí, lo puede haber superado perfectamente y puede casarse mañana y tener trece hijos y trece Grammy’s y trece de cada premio musical más importante en el mundo. Y todo eso seguirá sin cambiar el hecho de que te portaste fatal. Lo uno no tiene nada que ver con lo otro. Punto pelota, qué pensé que lo había superado (pero ya veis que no, yo es que dejo una huella indeleble en todas las mujeres con las que estoy) ni qué gaitas. Qué respuesta más pobre y, nuevamente, más irrespetuosa, dando a entender que no lo ha superado y es una resentida. Tío, ten un par de bigotes, quítale hierro al asunto y pídele perdón públicamente en un tono desenfadado y amigable, queda como un Señor y deja de hacerte la víctima. Que mucho se dice que Chenoa tiene una actitud victimista pero aquí el muchacho tampoco se queda atrás, ¿eh?

Hala, ahora si queréis ponedme de color hoja de perejil a mí también. Pero como podéis observar, no he insultado a David en ningún momento. A ver qué pseudo argumentos os buscáis para atacarnos a este artículo y a mí. Besis.

PD: Chenoa, olé tus tacones, reina.

PD Bis: Chenoa, que lo de que me reenvíes a los tiarrones que a ti no te apañen iba en serio, ¿eh?

PD Tris: Aprovecho para mandarle desde aquí un cordial saludo a mi ex 😉

Última modificación: 1 octubre, 2017

6 Responses to :
Hasta los rizos estoy de las TaliBisbiFans de Bisbal y el drama con Chenoa

  1. jesus dice:

    Habla alguna vez de chenorras insultan a la hija de David, y que cheno con cada cosa que dice de David incita insultos a la familia de de David incluida su hija.
    Y no creaan todo lo que diga la “”””””santa”””””” de chenoa por no es taaaaaaaaaan santa no por nada esta SOLA!!. NUNCA CREI en ella!! Byeee

  2. Nicole dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, pues Critican a Chenoa por contar sus vivencias en un libro de mas de 200 pag, pero todos se quedan con solo un par de pag, si hablo de bisbal y como fue su ruptura y si no lo contaba la iban a preguntar y a criticar igual, yo me quedo con todo él contenido del libro.
    A ella se le critica por hablar de él, pero nadie dijo nada cuando él sacó su libro ¿? Y es que obvio él no iba decir q le puso los cuernos, q unos días antes de terminar le envió un ramo de rosas y cuando ella llego a casa le pidió un tiempo para “pensar” y a los días en plena rueda de presa decir que no están juntos, claro esa parte mejor se omite y es él sigue síendo él “hombre perfecto” … Me da lata que exista él machismo entre mujeres, todas criticando a Chenoa y de él ¿que decimos? ¿les parece bien su actitud? O sea si ya no quieres estar en una realacion da la cara.
    Por mi parte siempre he sostenido q a él lo encuentro sínico (no por eso dejare de decir q es buen cantante, pero como persona deja mucho que desear …)
    Y para rematar la situación su novia (de turno espero que le dure) va y se pone un vestido con la imagen de una 🐍, en vez de mantenerse al margen ya q la cosa no es con ella, no va y sale con ese modelito avivando aun mas la discusión entre los fans de ambos, ya que a “su chica” (como las llama Bisbal) no tiene nada mejor a hacer y subir esa clase de fotos, ha pero no la vayas a criticar, mira que en menos de un minuto te bloquea (lo digo por experiencia, soy una de las muchas personas que ha sido bloquiada y eso que en ningún momento la insulte, solo le escribí que me parecía desubicado subir esa clase de fotos en la situación que esta Bisbal) .

  3. Carolina Marlene Villegas Huerta dice:

    Woww, yo soy de México, seguí OT por sistema de cable desde la gala uno hasta la gala final, eurovision y la película, igual que muchas personas seguí el romance, acá no se habló mucho del rompimiento por que David había venido pocas veces yo me entere por el sistema de cable que tenia Antena 3 y TV E, mi primera reacción fue sorpresa y después coraje, pero cuando vi por primera ves a Chenoa tan guapa y sonriente dije, como es que Bisbal cambio a este mujeron por alguien tan insignificante como Tablada, luego viene el nacimiento de su niña y me dio gusto ver que por lo menos logro eso, en lo personal creo que Chenoa con este libro esta cerrando un capitulo muy duro y difícil, en lo que no estoy de acuerdo es en los insultos hacia la hija de Bisbal, pq la pequeña nada tiene que ver con que su papá haya decepcionado a mucha gente. El libro apenas me lo traerán de España y estoy que muero por leerlo, pero leerlo con mente abierta olvidando si soy fan de uno o de otro. Felicito a Elisabeth Morelme por tan autentica nota, es bueno leer puntos de vista diferentes. Ya me suscribí para que me sigan llegando sus notas. Besos y abrazos desde México.

  4. Mariana g. dice:

    Aplausos !!! Cuanta verdad en éste artículo.

  5. J dice:

    Gracias por este articulo. Se agradece leer algo de cordura en todo esto.

  6. Silvia dice:

    Gracias por el gran artículo. Cuando alguien es cobarde, lo es siempre, y él con su última declaración sobre el libro lo demuestra una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: