¿Cómo mandas a tu hijo a un colegio público?

Escrito por | Mapaternidad

Desde que comenté dónde iba a estudiar mi hijo, he recibido alguna mirada ojiplática y escuchado repetidamente la pregunta de que cómo lo mando al público.

Y es que en pleno 2018, señores, sigue habiendo gente que dice público como el que dice mierda.

Tengo varias amigas que se han encontrado con la misma pregunta. No sé, a lo mejor hay quien ve escandaloso que nos gastemos el dinero en otras cosas porque se sigue pensando que la educación de pago es siempre de mayor calidad, o quizás nos ven cara de socialitès, ¡vaya usted a saber!

Yo lo he explicado muy sencillito: Son 11 en clase, va con sus amigos, es un buen colegio, jornada continua, las instalaciones son estupendas (el aula es gigante, pues está preparado para albergar hasta a 23 niños), tiene la misma tutora los tres años del ciclo, está mi primo en ese colegio y me convence el método educativo.

¿Por qué lo tengo que mandar al que fui yo, si estoy en desacuerdo con muchas de las cosas que hacen en preescolar? En preescolar, ojo. Otros ciclos me encantan. Esa seguridad no me la da pagar. De hecho conozco una experiencia nefasta de este año que me quitó las ganas totalmente, aparte de la jornada partida y de alguna otra pincelada que no me convencía.

Sí, por supuesto que para la ESO se va para allí, pero eso ya es otra cosa.

A la madre del mejor amigo de mi hijo, le han dicho que por llevarlo al público se va a hacer un kinki. Tal cual.

Vamos a ver, que todos conocemos colegios guettos, pero en un público dónde hay de todo como en la vida misma, me parece que está completamente de más el explicar por qué no te va a empujar a la marginalidad. Y sobre todo en cursos de… ¡Niños!

Qué queréis que os diga, yo este año he estado mucho más tranquila en la escuela pública, formando parte de la directiva del AMPA, entrando y saliendo para hacer esto y lo otro y viendo el ambiente y el trato, que dejando a mi hijo de 9 a 5 en el privado y a saber. Que sí, que hay gente a la que no le queda más remedio que ceñirse a esos horarios por el trabajo. Que sí, que el personal educativo es profesional. Pero es mi hijo, se trataba de su primer año de escolarización y a mí me daba y me da tranquilidad conocer la escuela como la palma de mi mano.

Y qué queréis que os diga, no la cambio por nada.

Que siempre tendré la opción de irme al privado, de hecho repito que la ESO quiero que ya la haga allí, pero dudo mucho que por ir a clase con sus amigos, que encima son poquísimos y tengo la tranquilidad de conocer a los padres, le vaya a hundir su vida estudiantil.

Me acuerdo de cuando mi amiga Abigail, al terminar 7° de EGB, se fue al público. En el colegio ciertos profesores y alguna alumna le vaticinaron grandes fracasos en la vida… Y el otro día salió en la prensa internacional y en las rrss de dos casas reales, explicándoles a los Grandes Duques de Luxemburgo y a los Reyes de Holanda que puede haber agua en los polos de la luna.

Otra de las razones que he escuchado para justificar porqué un niño debe estudiar en el privado, es porque allí conocerás amistades que te ayudarán en la vida. Yo no quiero que mis amigos me ayuden en la vida, solo quiero que sean mis amigos. Y desde luego no estoy educando para que un hijo mío se tenga que valer de nadie. ¿Dónde queda entonces la autosuficiencia?

Cada quién escoge el colegio que considera mejor para su hijo, y esa elección obedece a muchos criterios. La mía a día de hoy es el público y en unos años el privado, pero, no sé, si vas a denostar alguna opción, que al menos sea con argumentos.

Última modificación: 2 junio, 2018

One Response to :
¿Cómo mandas a tu hijo a un colegio público?

  1. chema dice:

    hay gente que ha estudiado en colegios públicos, y son personas bien sanas, felices y realizadas. que no cuenten batallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: