No quiero que mis hijos estudien con inmigrantes

Escrito por | Mapaternidad

Desde antes de quedarme embarazada, tuve claro que mi hijo iría al mismo colegio que yo. Se trata de un centro que, según el ciclo, es privado o concertado. Es bilingüe con profesores nativos, cuenta con bachillerato internacional y todos los años aparece entre los cien mejores colegios de España.

Yo fui muy feliz en ese colegio, pasé catorce años allí y guardo grandes recuerdos. Alguno no tan bueno, pero es que fueron muchos años.

Me gustan el centro y la línea educativa, me siento segura entre el profesorado que conozco, comparto su filosofía y tienen un control y una atención hacia los niños muy de mi agrado.

¿Qué pasa? Que tienen jornada partida, como todos los privados de aquí. Y me parece una pasada dejar a mi hijo a las nueve de la mañana y recogerlo a las cinco, teniendo casi que dejarlo en el comedor porque entre que llego a mi casa y vuelvo, pierdo bastante tiempo. Yo viví eso hasta 8° de EGB y entre que llegaba a casa y hacía los deberes, me daban las nueve de la noche.

Y, sinceramente, no es lo que quiero para mi hijo.

Por lo cuál, este año no lo llevé a la escuela infantil de mi colegio, porque el curso que viene no va a ir allí. Cuando sea mayor lo cambiaré, no sé si ya en 1° de ESO o antes, pero de momento; no.

Escogí la única escuela infantil que me gustaba, tanto que si no hubiera tenido plaza, no lo habría llevado a ninguna (él va por deseo propio, ya que le encanta estar entre niños y disfruta muchísimo en el “cole guay”). Y al colegio, el curso que viene, irá al más cercano porque es del mismo estilo y, aunque tengo que echarle un último vistazo, me parece que tienen muy buen nivel. Además, estudia allí un miembro de mi familia y sus padres están muy contentos. Igualmente, otras madres de la escuela cuyos niños mayores van a ese cole, también se muestran satisfechas.

El otro día, leí a alguien decir en una página de internet que no quería que sus hijos estudiasen con inmigrantes, porque bajaban el nivel y ralentizaban las clases. No es la primera vez que escucho algo semejante, y es un argumento que siempre me ha llamado la atención.

¿Nacer en otro país te hace tonto? No estamos hablando de adolescentes que puedan venir de un país cuyo nivel educativo esté por debajo del nuestro y les cueste llegar a los objetivos marcados. Nos referimos a niños pequeños, que son esponjas.

Eso sin contar que, la inmensa mayoría de niños que llamamos inmigrantes, nacieron aquí. ¿Portan sus padres genes que los convierten inmediatamente en seres inferiores? ¡Es absurdo! Si empiezan su etapa escolar con los nuestros, estarán a la misma altura.

De hecho, una de las razones por las que veo beneficioso que mi hijo vaya a un cole público, es porque creo que debe tener su ración de niño extranjero, de niño gitano y ver de forma natural la diversidad. Como debe ser.

No sé si en los barrios guettos las clases estarán llenas de niños que van con navaja desde los dos años y hay dos españoles no gitanos por clase, que son los únicos cuyos padres se preocupan de ellos y no tienen nada que hacer con el resto.

Siento deciros que niños que podrían ralentizar las clases los ha habido toda la vida, y en mi clase eran todos españoles con padres amantísimos y sin visos de marginalidad.

Tenemos una manía absurda de asociar público con malo y dar por hecho que allí va a ir lo peor de cada casa. Como si no hubiera niños ricos y gamberros, estilo Froilán o Harry de Inglaterra en sus tiempos mozos.

Yo no soy de público, de concertado ni de privado. Opino que hay buenos y malos colegios de todo tipo y que estigmatizar es un gran error y una tremenda injusticia. Cada uno tiene sus circunstancias y elecciones, pero defenderlas denostando a otras personas solo deja mal a uno mismo.

Porque si seguimos esa regla de tres, ¿solo somos inteligentes los españoles no gitanos?

Pues lo siento mucho, pero en la escuela de mi hijo no hay blancos, negros, inmigrantes, gitanos ni payos. Hay… ¡Niños!

Última modificación: 19 enero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: